Buscar este blog

¿Qué organismo tiene a mayor número de cromosomas?

Según lo publicado por el doctor S. Khandelwal, en el Diario Botánico de la Linnean Society en 1990, podría ser un helecho que tiene 1,440pares de cromosomas y se llama Ophioglossum. Aunque también se dice que tiene un número promedio de 1,262 pares de cromosomas. Es un género botánico de helechos que incluye entre 25 y 30 especies que se pueden encontrar en todo el mundo. Su nombre proviene del griego y significa "lengua de serpiente". Se les llama así porque la forma de sus tallos se asemeja al órgano de ese reptil. En el caso de los protozoarios, Valeria Souza, bióloga e investigadora de la UNAM, dice que el paramecio tiene mini cromosomas, algunos con un solo gen. Y se han llegado a contar 20 millones de ellos. El paramecio es un protozoo que pertenece al grupo de protozoos unicelulares provistos de cilios (es decir, elementos celulares con aspecto de pelo) que utilizan para desplazarse. Tiene una forma peculiar (ovalada) y se encuentra en aguas dulces de charcos y estanques. Se alimenta de microrganismos como bacterias, algas y levaduras, empleando sus cilios para barrer la comida junto con un poco de agua, hasta llevarlas a su ranura oral. Llegan a medir varios milímetros de largo y se cultivan también con fines experimenta-les. En la actualidad se utilizan en la investigación genética.

¿Dónde está la estrella del norte?

Este astro se puede ver en el hemisferio norte del planeta. Para mirarlo, hay que situarse en dirección al Polo Norte y buscar la estrella más brillante y cercana. En realidad, no se trata de una sola estrella. Así se le denomina a la que hoy se ubica en esa posición. Por ahora, Polaris —que es de la constelación de la Osa Menor— es la Estrella del Norte, también llamada Polar. Los astrónomos calculan que lo será hasta el año 3500, cuando ya no esté tan cerca del Polo Norte. Será entonces cuando otra, llamada Errai, sea la más cercana al Polo y se convierta en la Estrella Polar.

¿Que son las dioxinas?

Este extraño vocablo se utiliza para designar a una familia que aglutina a cerca de 70 sustancias tóxicas, las cuales se forman durante diversos procesos, sobre todo, la fabricación de pesticidas o durante la quema de desechos sólidos y peligrosos. Son consideradas contaminantes ambientales persistentes, ya que permanecen en el ambiente durante décadas e, incluso, se acumulan en la cadena alimentaria, principalmente en el tejido graso de los animales.

Las dioxinas están dando muchos dolores de cabeza. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, tienen una elevada toxicidad y pueden provocar "problemas de reproducción y desarrollo, afectar el sistema inmunitario, interferir con hormonas y, de ese modo, causar cáncer".

¿Cuántas especies mexicanas se encuentran en peligro de extinción?

Especies en extinción en México

Cada 10 años, científicos y autoridades gubernamentales se dan a la tarea de actualizar la lista de las especies en peligro de extinción con base en una legislación conocida como la NOM-059-ECOL, en la que se reporta el número de especies y subespecies ya extintas, en peligro de extinción, amenazadas y bajo protección especial.

El reporte de 2010 informó que en México existen 49 especies y subespecies ya extintas, 500 en peligro de extinción, 896 amenazadas y 1,186 con protección especial, lo que da un total de 2,631.
La primera vez que se hizo una medición de este tipo fue en 1994. En ese entonces, el número total era de 2,421. En 2001 la cantidad pasó a 2,560. Esto significa que en 16 años el número de especies extintas, amenazadas, en peligro o bajo protección especial tuvo un aumento de 8.6%.
Según la NOM 059, una especie probablemente extinta se define oficialmente como: "Aquella especie nativa de México cuyos ejemplares en vida libre dentro del territorio nacional han desaparecido, hasta donde la documentación y los estudios realizados lo prueban, y de la cual se conoce la existencia de ejemplares vivos, en confinamiento o fuera del territorio mexicano".

Las especies en peligro de extinción son aquellas "cuyas áreas de distribución o tamaño de sus poblaciones en el territorio nacional han disminuido drásticamente poniendo en riesgo su viabilidad biológica en todo su hábitat natural, debido a factores tales como la destrucción o modificación drástica del hábitat, aprovechamiento no sustentable, enfermedades o depredación, entre otros".
Las especies amenazadas son las que están en riesgo de desaparecer en el corto o mediano plazo, si siguen existiendo los factores que las amenazan en forma negativa. Y las sujetas a protección especial son las que podrían llegar a estar amenazadas por los factores que inciden negativamente en su viabilidad.

Los científicos de instituciones como el Instituto Nacional de Ecología y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales califican la situación de las especies con base en el Método de Evaluación de Riesgo de Extinción que fue desarrollado en 2007, según Rodrigo Medellín, investigador del Instituto de Ecología de la UNAM y uno de los expertos que participó en la elaboración de dicho método.
Medellín comenta que el procedimiento se basa en cuatro criterios, los cuales evalúan la amplitud de la distribución de la especie en el territorio mexicano, el estado del hábitat, la vulnerabilidad biológica y el impacto de las actividades humanas sobre las especies.

En el libro Animales de México en peligro de extinción, de Gerardo Ceballos y Fulvio Eccardi, se apunta que hasta mediados del siglo XX la mayoría de las desapariciones ocurrieron por la cacería indiscriminada o introducción de especies exóticas. Sin embargo, en las últimas décadas la modificación y destrucción de los ambientes naturales se han convertido en la causa principal.
En México, algunas especies que se consideran extintas son el oso gris, la foca monje, el lobo gris mexicano, el carpintero imperial, la paloma pasajera, el periquito de Carolina, el petrel y el caracara (los dos de Guadalupe), así como la sardineta del río Salado, la rata canguro de San Quintín y el zanate de Lerma.

¿Quién inventó el símbolo de reciclaje?

Reciclar

En todo el mundo se le identifica, tiene varias décadas y es considerado un clásico en el mundo del diseño gráfico. El ícono del reciclaje fue creado por el estadounidense Gary Anderson en 1970, como parte de un concurso convocado por la Container Corporation of America, una empresa papelera con sede en Chicago, Estados Unidos, que lanzó el certamen, entre otras cosas, como parte de las actividades que se organizaron durante el Día de la Tierra, el cual comenzó a celebrarse ese mismo año. Anderson —originario de Honolulu, Hawai— tenía 23 años y acababa de graduarse de la carrera de arquitectura. Su diseño se inspiró en la Banda de Moebius, que es una superficie con una sola cara y un solo borde, así como en el trabajo del artista holandés M.C. Escher. El premio se anunció durante la Conferencia Internacional de Diseño de Aspen (IDCA) y Anderson obtuvo una beca por 2,500 dólares, la cual utilizó para estudiar un año en la Universidad de Suecia. El símbolo, que nunca se patentó, ahora se utiliza en todo el mundo —con diferentes variaciones— para identificar los productos reciclables; así como para representar las tres "R" que impulsan los ecologistas: reducir, reutilizar y reciclar. En 1988, la Asociación de la Industria de los Plásticos en Estados Unidos tomó como base esta imagen para crear un código que permite saber cuál es el material predominante en la fabricación de un producto y, por tanto, identificar qué tan difícil es su reciclaje. Este código utiliza una escala del uno al siete. El uno es para aquellos productos elaborados con polietileno tereftalato (PET) y que son los más fáciles de reciclar. La dificultad del reciclaje aumenta con la escala hasta el número siete, el cual se emplea para aquellos productos fabricados con materiales de plástico realmente difíciles de reciclar. El número que le corresponde a cada material se encuentra dentro del símbolo de reciclaje, las tres flechas creadas por Gary Anderson.

Si Mercurio está tan cerca del sol, ¿por qué creen que hay hielo en la superficie?

Agua en Mercurio

En noviembre de 2012 algunos investigadores de la NASA informaron que la sonda espacial Messenger registró la presencia de agua congelada y materiales orgánicos en algunas regiones del Polo Norte de Mercurio, el planeta más cercano al Sol y también el más pequeño. Las observaciones realizadas desde la Tierra daban indicios de la presencia de hielo en varias zonas del pequeño planeta. Mercurio tiene zonas que siempre están ocultas a la luz del Sol y, por eso, el agua que está ahí se quedará en forma de hielo. Pero, ¿cómo llegó el agua a Mercurio? El agua pudo llegar al planeta como resultado de impactos de meteoritos y cometas que llevan el líquido en su interior. Al estar en una zona oculta a la luz solar, no va a haber nada que caliente ese hielo, Lo que tenemos ahí es una trampa que guarda el agua de Mercurio.

¿Qué es el Phubbing?

Procura practicar el mindfulness 

Es un comportamiento que se originó con la llegada de los teléfonos inteligentes: consiste en que un usuario de este tipo de dispositivos ignora a las personas con las que se encuentra por tener centrada la atención en los mensajes que llegan a su equipo. El término ser originó en Australia en 2007, es la conjunción de las palabras snubbing (despreciar) y phone (teléfono), si bien actualmente es una conducta en ascenso, aún no se encuentra definida en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DMS, por sus siglas en inglés) pero desde su perspectiva profesional podría se ubicada en el rubro de comportamientos compulsivos, como las adicciones.

Dicha conducta puede originarse porque el individuo tiene problemas para relacionarse cara a cara con las demás personas, o bien, por problemas con su pareja. 

Dato curioso: Un tercio de los comensales en la actualidad hace phubbing... a la hora de comer, claro está. 


Quizás te pueda interesar:
Yo... aquí... ahora. [Marcos de mindfulness: las reglas básicas]
Vivir con Atención Plena ~Mindfulness~