jueves, 13 de noviembre de 2014

Curiosidades de Matrix




Por increíble que parezca y en una asombrosa coincidencia en la escena en la que los agentes interrogan y le leen los derechos a Thomas Anderson (Neo) en la sala de policía, al sacar el expediente el pasaporte tiene como fecha de caducidad el dia 11 de Septiembre de 2001.


En la escena en que se puede ver a Neo durmiendo ante el monitor de su ordenador, esperando una respuesta, suena por sus auriculares la canción "Dissolved Girl" de Massive Attack. La letra dice: "Porque siento como si hubiera estado aquí antes. Tu no eres mi salvador, pero todavía me resisto. Siento algo, que ya he sentido antes. Podría negarlo, pero todavía quiero más." En alusión a todos los hechos que están a punto de ocurrir en la vida de Neo.

El edificio donde Neo toma la pastilla roja es el mismo en el que atrapan a Morfeo, y la película empieza y acaba en el mismo hotel. Esta conexión parece que la descubre el Agente Smith que cuando se da cuenta de que vuelven al mismo edificio espera a Neo en la misma habitación donde descubren a Trinity.

Cuando Neo está hablando con el Oráculo, este le dice que tiene que decidir entre su vida y la de Morfeo, y además que el no es el Elegido, que tal vez lo sea en otra vida. Esto ocurre realmente ya que Neo muere y cuando resucita lo hace como el Elegido.

La escena en la que Morfeo le presenta a Neo los miembros de la tripulación del Nabucodonosor es exactamente igual a la escena en la que Laurence Fishbourne presenta a los miembros de la tripulación en la película "Horizonte final (Event Horizon)".

Está inspirada en la 'Alegoría de la Caverna' de Platón. También hay una gran referencia a las primeras meditaciones de Descartes.

El color rojo en la ropa de Cypher se puede deber al hecho de que, según la tradición, Judas Iscariote era pelirrojo.

En la primera escena en la que aparece Neo despertándose y lee el mensaje en la pantalla de el ordenador de: "Wake up Neo The Matrix has you" (Despierta Neo, Matrix te posee), él ya esta despierto, lo que es una señal de que sigue dormido, sólo que dentro de Matrix y tiene que despertar. Cuando le abre la puerta al chico al que le entrega el programa pirata, éste le dice que "necesita desconectar", segunda señal de lo que será su destino.

El apartamento de Neo es el 101, lo que traducido de binario a decimal es 5. Neo es el 5º salvador de Matrix.

Cuando Neo está siendo regañado por su jefe por llegar tarde, vemos a dos limpiaventanas trabajando, ellos son los hermanos Wachowski.

En la escena en la que Neo es rescatado por la nave Nabucodonosor, Morfeo dice: "Welcome to the real world" (Bienvenido al mundo real). Esa misma frase es pronunciada por el mismo actor en una secuencia de la película "Semillas de rencor".

En un barrido de cámara en la escena en que Morfeo enseña la nave a Neo, se ve la placa de la nave Nabucodonosor y debajo pone "Mark III No. 11". Si buscamos en la Biblia Marcos 3,11 nos encontramos lo siguiente: "Y los espíritus inmundos, al verlo, se arrojaban a sus pies y le decían: Tú eres el Hijo de Dios".

Las gotas de agua cayendo por los cristales, Metacortex mientras los limpiacristales trabajan, como en el coche en el que Trinity lo recoge, recuerdan al código de Matrix deslizándose por las pantallas.

El nombre completo del hotel que utilizan como cuartel general es "Heart o'the city hotel".

Cuando el Agente Smith y Neo se disponen a enfrentarse en la estación de metro hay una clara alusión a las películas del Oeste, incluso pasa un periódico por delante de ellos en vez de las típicas matas de ramas secas que pasan rodando.

Hubo días que al terminar el rodaje Keanu Reeves, se metía literalmente en una bañera con hielo, debido al intenso esfuerzo físico.

La tematica de Matrix ya fue explotada por los hermanos Wachowsky en su libro "Los adeptos virtuales", una ampliación para el juego de Rol "Mago: La cruzada". Las escenas más célebres, como la de Trinity con el agente de policía de fondo, aparecen ligeramente distorsionadas en el libro (en este caso es un hombre, y lo que aparece de fondo es un agente). Frases como "Si ves un agente, corre" se pueden leer en el libro como "Si ves a un hombre de negro, huye".

Algunas localizaciones utilizadas en "Dark City" (edificios y otros sectores exteriores) fueron usados en este film (de ahí el parecido al que muchos atribuyen como un plagio). La terraza por donde Trinity corre fue la misma por la que corría John Murdoch en la otra película.

Todas las referencias a cruces (como por ejemplo Wells y Lake) son intersecciones reales en Chicago, USA, la ciudad donde viven los hermanos Wachowski.

En la escena de la persecución, Neo entra al departamento de una anciana; la imagen que se puede ver en la TV es de la serie "The Prisoner" (1967).

Lecturas [13 de noviembre de 2014]




Ser amable con la gente que nos trata con grosería denota una profunda astucia. La cortesía inesperada —e inmerecida— desconcierta al grosero y le permite a uno tomar la ventaja. Quien "presenta la otra mejilla" no es un pusilánime, sino un práctico hombre de negocios.

- Susan Stewart, en A danta Magazine



Estoy convencido de que hay un relato en el mundo, y sólo uno, que ha aterrorizado e inspirado a todos los humanos, de manera que vivimos un melodrama en episodios de continua reflexión y sorpresa. Los humanos están cautivos ---en su vida, sus pensamientos, sus ansias y ambiciones, en su avaricia y crueldad, y también en su bondad y generosidad-- en una red del bien y del mal. Pienso que este es el único relato que conocemos, y que trascurre en todos los niveles de sentimientos y de inteligencia. La virtud y el vicio fueron la trama y urdimbre de nuestra incipiente conciencia, y serán el tapiz de la última; y esto es así a pesar de los cambios que podamos imponer al campo, al río y a la montaña, a la economía y al trato social. No hay otro relato. Al hombre, después de haber limpiado el polvo y las virutas de su vida, le quedarán sólo estas preguntas severas y escuetas: ¿Fue mi vida buena, o mala? ¿He hecho el bien, o el mal?

-John Steinbeck, en Al este del paraíso



La madre de aquella mujer se arrodillaba a orar al mediodía, por la noche y al levantarse cada mañana. Empezaba todos los días con el pensamiento puesto en que se hiciera la voluntad de Dios. Y todas las noches efectuaba el recuento de lo que habla hecho, dicho y pensado, para ver si estaba en armonía con El. Quienes piensan que esa clase de vida es aburrida, no captan el meollo del asunto. Por principio de cuentas, esa vida nunca es aburrida, porque no hay nada que nos suceda que no nos deje alguna enseñanza. Aunque estemos agobiados de problemas, y enfermos y pobres, o seamos feos, cada cual tiene que cargar con su alma toda la vida, como quien lleva un tesoro en bandeja.

— Alice Munro, en The Progress of Love



Pocas cosas facilitan tanto la concentración mental como la necesidad de expresarse con precisión. Esta necesidad lo pone a uno cara a cara con el tema que está tratando; con lo que en realidad está proponiendo, y evita caer en las frases trilladas que no sólo sustituyen el pensamiento, sino que lo imposibilitan.

—Edwin Newman, en Across the Board




Lo malo de pedir dinero prestado es que, en cuanto lo tiene uno, inevitablemente empieza a considerarlo propio. 'Se acostumbra uno a él, lo trata como a alguien de la familia, y hasta resiente uno o pierde de vista que algún día ese dinero tendrá que irse a visitar a alguien más.


—Andrew Tobias, en Money Angles



Sobre nuestros desiertos vemos volar al colibrí y al buitre. Lo único que interesa a los buitres es la carroña, porque eso es lo que andan buscando y porque prosperan al alimentarse con ella.
A los colibríes, en cambio, no les interesa la olorosa carne de animales muertos. Buscan los coloridos capullos de las plantas desérticas.

Los buitres viven de lo que fue. Viven del pasado., y se satisfacen con lo que ya está muerto y corrupto.

En cambio, los colibríes viven de lo que es. Buscan la vida nueva; se satisfacen con el frescor y con la vida.

Cada una de estas aves encuentra lo que busca. Y los humanos todos, también. 


—Steve Goodier, en Quote Magazine





La reputación de un hombre es como su sombra: a veces lo antecede y a veces lo sigue; en ocasiones es más grande que él, y en otras, más pequeña.

—Anónimo




De los siete pecados capitales, la ira posiblemente sea la más disfrutable. Lamerse las propias heridas, rumiar los agravios del pasado remoto, saborear los acres enfrentamientos por venir, paladear hasta la última migaja suculenta, tanto del dolor que se inflige como del que se sufre y se devuelve... todo esto constituye un banquete de reyes. El principal inconveniente es que el manjar que uno devora es uno mismo. El esqueleto que así queda en la mesa es uno mismo.

—Frederick Buechner, en Wishful Thinking (Harper & Row)

No lleves el miedo a casa




Apocalypto (2006) es una película de acción ambientada en la cultura maya y rodada con diálogos en maya yucateco; dirigida por Mel Gibson. El título es una transcripción del verbo griego ἀποκαλύπτω, que significa ‘descubrir’ y hace referencia a la llegada de los españoles al continente americano. 

Al inicio, en la segunda escena, el jefe de la tribu le habla a su hijo sobre el miedo… miedo que se lleva a casa en forma de noticias catastróficas… muertos, violencia, injusticia. No importa si te lo dijeron en Facebook, Twitter, Whatsapp; si lo viste en el noticiero, si lo has leído en el periódico o te lo han contado tus compañeros. Miedo… no lleves el miedo a tu casa.
Copio textualmente el diálogo de la película

- Les pido que no hablen de lo que vieron en el bosque hoy. ¿Estás preocupado?
- Sí, es cierto.
- Esa gente en el bosque, qué viste en ellos?
- No entiendo.
- Miedo. Un miedo profundo podrido. Estaban infectados con él. ¿Lo viste? El miedo es una enfermedad. Se mete en el alma de cualquiera que lidia con él. Ya ha contaminado tu paz. No te crie para verte vivir con miedo. Sácalo de tu corazón. No lo lleves a nuestra aldea. Al amanecer, nos reuniremos con los ancianos... en la colina sagrada de nuestros padres. Allí, invocaremos a sus espíritus para que nos guíen.