domingo, 26 de junio de 2016

lunes, 20 de junio de 2016

30 días sin probar vaca, pollo ni puerco. #Retoblog día 20

Imaginen no hacer durante 30 días algo que es parte integral de su rutina. Imaginen renunciar voluntariamente a algo que les hace feliz, inmensamente feliz. En mi caso, y si acaso me leen, hace 30 días dejé de comer carne. No, no se trató de vegeteranismo, sino de veganismo. Como toda nueva rutina, es particularmente complicado en un inicio, paulatinamente se crean nuevos modelos de comportamiento, pasadas algunas semanas se vuelve parte de uno, de mi en tal caso. Antes, solía decir en clase que si acaso deseabas ser diferente, tu familia, la familia no te iba a ayudar; las familias crean rutinas heredadas de generación en generación, en éstos tiempos de cambios vertiginosos de paradigmas, el cambio (como siempre) es inevitable, salvo que ahora se da a la velocidad de Internet. Pues bien, en ésta ocasión, todas las partes de mi familia ayudaron a complir mi objetivo, no comer carne durante un mes. Por supuesto hubo detractores, si los hubo.... incrédulos, también los hubo... hubo indiferentes, si, si los hubo.... hubo payasitos burlones, pocos, pero los hubo de quien menos me lo esperaba.

Los cambios que noté fueron los siguientes: podía dormir de inmediato, despertaba antes de sonar el despertador, una hora y media antes que de costumbre, sin sueño. No necesité más el café matutino para terminar de despertar. Mi humor mejoró considerablemente; resuelvo los problemas de un modo más tranquilo, mi estado normal es de alerta, sin somnolencia a medio día. Me siento ligero y día con día necesitaba más variedades de comida, entre ellas la cruda.... si, cruda, al final mis comidas más pesadas del día consistían en frutas y verduras crudas; aunque es verdad que cocinaba algunas con excelentes resultados... gracias Youtube por tantas y tantas ideas.

Como dije, si hubo quien me echó la mano. Al inicio mi esposa no sabía ni que cocinarme, luego, ella también hizo gala de su ingenio, me ayudo a descubrir algunas formas de preparar algunas comidas, mismas que fueron mi salvación en más de una ocasión en las cuales no había ni una idea para degustar. Por cierto, no bajé mucho de peso, pero si se me desinflaron algo los cachetes y la barriga. Reinicie la rutina de correr por las tardes, me percaté de que cada día corría un poco más suave.

Ahora bien, ya comí machacado, tacos y pozole... toda una fiesta norteña mexicana de sabor. El estómago me reclamó el jolgorio, y tal cual resaca... prometo no volver a hacerlo. Es decir, de ahora en adelante procuraré comer la menor cantidad de carne posible, magra en todo caso, abundar en las verduras y de postre las frutas. No es tan difícil como parece. ¡Ah¡ Lo olvidaba... desde mañana procuraré dejar las harinas, tanto las de maíz como las de trigo, del mismo modo eliminaré de mi dieta las azucares procesadas. Lo de abandonar la Coca Cola nuevamente está en veremos.

Si acaso creen que les pueda servir de algo mi experiencia en éste caso, no duden en preguntar, responderé con gusto.

jueves, 16 de junio de 2016

Volvamos a hablar acerca de Facebook. #Retoblog día 16

En un blog de fotografía al cual era asiduo lector frecuente, antes de dejar de actualizarse en junio de 2015, en una de sus últimas publicaciones podía leerse un letrero diciendo así: No borres tus tuits... ¡DEJA DE ESCRIBIRLOS! No trabajes gratis para empresas que se enriquecen vendiendo tu intimidad y la de tus contactos... delatándolos a todos.  ¡Participa y comparte en redes libres!  GNUsocial, Pump.io, Diaspora...

miércoles, 15 de junio de 2016

Si, bueno ya... ahí ta! #Retoblog día 12, 13, 14 y 15 de un jalón

Hay días en los cuales no puedo parar de escribir, hay otros días, como los anteriores, en los cuales no tengo el tiempo, no tengo ganas, no tengo ideas, o quizás tengo demasiados pretextos. La cuestión aquí es que no he cumplido mi compromiso de escribir una entrada diaria.... recuerdo la frase: Desde que se inventaron las excusas se acabaron los pendejos. No tengo ganas de escribir, así de simple... pero siento que debo hacerlo... es decir, si he escrito fuera del blog, a mano en mi diario, a máquina a ratitos, pero no en y para el blog. Así que... pongo en modo aleatorio mi música en Google Play, voy por un café, tomo mi lugar preferido para aplastarme en la sala de mi casa (políticamente diré que también es su casa), espero a que el café se enfríe un poco, mientas se carga el Windows 10 (porquería de sistema operativo, no se en dónde está nada y no es intuitivo ni práctico y... en fin ¿qué se le va a hacer? Todo sea por el progreso tecnológico)... el café ya está bueno... aunque la leche casi casi se pone agria. ¿Cómo llegó esta canción de José José? A mi nada más me gustan algunas, las cuales me chuto en el karaoke a grito pelón cuando las cheves ya comenzaron a quitarme la pena y me vuelvo 30% más cariñoso...  ¿la dejo? ¿la borro? Ya pasarón 30 segundos y no me hace click, la voy a eliminar. Uta, sigue una peor de quién sabe qué grupo pop. NEXT... una de los Ángeles Azules... no es de las más conocidas... ¿Cómo llegó ésta? ¡Ah! ya se... si la elimino desacompleto el álbum.... bueno, vamos a darle una oportunidad. No... mejor no... DELETE... sigue una de Timbiriche... Con todos menos conmigo.... esa está chida... no porque esté buena... sino porque me trae buenos y malos recuerdos... La nostalgia vende... más que el sexo... El Diego se la vuela en ésta rola... pero el Capetillo nomás no se cómo diablos le hizo para colarse en el grupo.

¡CON TODOS MENOS CONMIGOOOOOOOOOOOOOO!

Neta que nunca le entendí... ni le entiendo al propósito de la rola... pero como dije, está chida.  ¿En qué iba? ¡Uta no pinches mames! Sigue la rola de mi vieja y mía... Es de una película... les doy un premio si adivinan cuál es.... Es el tema de la canción de la primera vez que fuimos al cine juntos hace ya un chingo de kilos, digo, de años. Es una señal... Una señal de que debería estar haciendo otra cosa en vez de estar aquí escribiendoles. ¿Ustedes creen en las señales? Yo si... pero vayan a pensar que fue por algún hecho sobrenatural... para nada... comencé a creer en las mismas cuando vi la película de Salma Hayek y Mathew Perry (Chandler, el de Friends), no consulté la Wikipedia, así que si me equivoco se joden, de por si les estoy dedicando estas líneas. Pues si... las señales Alz... en la película manejan el desenlace como un efecto de las señales... me gusta la película.

Ahora está una e los Beatles... Love me do.... también soy Beatlero, neta, herencia de mi padre... incluso antes de la moda de los karaokes me ponía cantar en los bares en donde se presentaba alguno de los grupos de imitadores del cuarteto de Liverpool. Claro que me sale de la fregada, pero le hago la luchita. De hecho me salen mejor las de José José (¡jajajajajajaj! si como no).

Notan como hace algunos post también le dediqué el tema a la música... si hago un artículo de cuáles temas te sacan del apuro, de seguro la música estará en los top 5, sino es que es el Top one (uan, para los que no leen en Inglés). Ya tengo sueño, me echaré un capítulo más de The Naked Truth en Clarovideo, si, como adivinarán, se me terminó la cuenta de Netflix, ahí si les sobra una se los agradeceré si me la comparten, incluso les dejaré que me asignen el icono más feo de los que tiene y el nombre de usuario como Lacra o Parásito.

Nos leemos mañana. 

sábado, 11 de junio de 2016

Minimalismo es una palabra muy larga. #Retoblog día 11

¿Han visto los vídeos en donde gente muestra lo que llevan en sus bolsas/backpacks?  Incluso hay un subgénero sobre la materia para presumirte lo poco que llevan consigo. Si, dije presumir, porque presumir es la definición. Intento por todos los medios ser minimalista, sin embargo, mi maletín y mi mochila llevan más madres dentro que las promedio de un convento.

Las maletas se llenan de por si acasos

Bien, ahora tengo tres lentes para la cámara, cada uno sirve para algo diferente, aunque a fin de cuentas todos son para tomar fotos de cosas que nada más a mi me importan... y de piñatas. Acá se les dice piñatas a las fiestas infantiles.

Todos los sitios de fotografía dicen que ideal es llevar consigo un Prime Lens de 50 mm; ni tardó ni perezoso compre uno, nomás no me hayo... si, es bueno para aprender a conocer la fotografía de verdad, quesque asegún parece la visión natural... pero yo quiero algo más.

Intentaré usar únicamente el lente de 50 mm, además, únicamente en blanco y negro, a ver si aprendo algo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...