miércoles, 3 de octubre de 2007

Los niños nacen siendo genios




Los niños nacen siendo genios… lamentablemente pasamos los primeros años de su vida enseñándoles los dogmas y la moral de nuestra sociedad y rematamos enviándolos a escuelas en las que es mejor adaptarse a ser diferente para ser aceptados.

Carl Sagan en su libro CONTACTO, describe como el padre de Ellis (la protagonista) en una reunión en la que ella se le acerca diciendo ¡UPA! Para que la alce en sus brazos sin llorar, teniendo ella dos años, lo cual sorprende a los invitados. El padre explica lo siguiente (mismo que ha marcado la forma en que educo a mis hijos desde que lo leí) –Los niños son niños, no tontos… si les explicas correctamente, entienden-
Muchos padres de familia, ante el temor de ver pasar el tiempo, educan a sus hijos como bebes durante varios años, apagando cualquier indicio de independencia. Después en la etapa escolar, estudian juntos aquellos que los padres educaron de manera responsable a sus pequeños, junto con los que parecen nenes de chupete a los 5 años.

El reto del maestro es tratar de llevar un ritmo en el que todos aprendan según el plan de estudios… Y realmente parece más difícil que la paz en Irak.

A mi hijo mayor por ejemplo, a los 4 años ya sabía jugar ajedrez… Mi segundo hijo a los 5 años escribe pensamientos muy profundos y filosóficos, no ha descubierto nada nuevo… pero lo ha hecho él sólo… Y mi pequeña de tan solo dos años puede mantener una conversación simple pero eficaz sobre lo que le pasó en el día.

Pero hay varios puntos que quiero tratar sobre esto:

Primero.- El mayor ha llegado a un punto que en la escuela las materias que no son físico-matemáticas le aburren, no es malo en las demás, simplemente no le agradan. Mi error fue educar a un pequeño científico.

Segundo.- El que sigue es un gran pensador, pero no hace ningún trabajo a tiempo y no le gustan las matemáticas, es condenadamente bueno con los números pero no le gustan. Sus pensamientos son absorbidos por la creación del universo, el yo, lo vano de la existencia.

Y en la escuela pasa lo siguiente.

En la educación primaria al mayor se le denomino como un chico problema en una escuela, lo tuvimos que cambiar, ya que no había ningún profesor que le siguiera el paso, en la nueva escuela se destacó en teatro, declamación, matemáticas, participo en simulacros de evacuación, dirigente de campañas políticas, vendía en la tienda escolar, estaba en entre los primero lugares y en fin… una maravilla de alumno –el mismo alumno, diferente escuela.-

Una de las maestras descubrió que mi hijo lo que quería hacer, era participar…

Mi otro hijo también se le tacho de problemático pero porque no hacía nada en clase… Según la maestra se la pasaba viendo el horizonte.

En cierta ocasión se me ocurrió comprarle un cuaderno de pasta dura en el que le pedí anotara todos sus pensamientos, y así lo hizo… después de que se pasaba horas escribiendo lo que pasaba por su mente fue que se dedicó a las tareas escolares. Lo que él necesitaba era plasmar y transmitir las ideas que invadían su cerebro… despejarse de esas nubes de imágenes que pululaban en su cerebro. Después le mostré a la maestra lo que él hacía en su tiempo libre y quedó maravillada de la capacidad creativa y su forma de pensar sobre él ha cambiado radicalmente.
  • Les he de transcribir aquí un fragmento de algo que escribió cuando tenía 6 años.
  • Los niños son sólo niños
  • Los jóvenes son niños y jóvenes
  • Los adultos son niños, jóvenes y adultos.
  • Los viejos son más niños que otra cosa.
  • Y los muertos no les importa que son.
La escuela es un complemento de la educación, los padres deben iniciarla, integrar las enseñanzas de la escuela y reforzar los valores por sobre el conocimiento repetitivo.
Mozart no sería un genio inmortal sin las enseñanzas de su padre, y por cierto el hijo de Mozart no es famoso.... tal vez porque le faltó alguien como su abuelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...