viernes, 22 de febrero de 2008

11 actividades que mantienen ágil tu mente

Así como en una boca cerrada no entran moscas, en una mente activa no entran pensamientos inútiles y negativos. Tu cerebro necesita ejercitarse para estar en forma y mantenerse en buenas condiciones; mantenlo en óptimas condiciones proponiéndole retos constantes que lo hagan aprovechar su máximo potencial.

Tranquilízate con el yoga.

Puede que te sorprenda en cómo el yoga puede ser tan exigente. El Yoga exige mucho más que la condición física a las que se somete el cuerpo en una sesión de ejercicios, además tiene la cualidad de calmarte y de relajarte. Te obliga a centrarte en el control de todos sus músculos y en tu respiración. Deja tus preocupaciones fuera y le otorga a tu mente un descanso del estrés al que se somete.

Ponte los zapatos para correr.

No tienes que entrenar para ganar un maratón, corre para mantener tu cuerpo y tu mente en forma ya que el ejercicio aumentará tus niveles de oxígeno en tu cerebro y hará que éste fluya mejor a través de tu organismo. Creará en tu cuerpo más endorfinas, con lo que te sentirás con más energía, produciendo ti una sensación de placer y bienestar.

Suscríbete a un boletín de noticias.

Puedes inscribirte a los boletines tipo: "la palabra del día", "la cita del día" o "el día de hoy en la historia". La nueva información que recibirás añadirá datos a tu cerebro, que aunque no sirvan para nada, estimulan la comprensión de nuevo conocimiento.

Lee un libro.

Elije un clásico de la literatura, de la ciencia ficción o alguno de autosuperación. Hazte de una buena una novela antes de un viaje de negocios o de vacaciones. Procura que sea un libro que se aleje un poco de lo que acostumbras, así tu mente no divagará por no querer leer lo que ya sabe. La lectura te ayuda a ejercitar tus capacidades cognitivas y aumenta tu vocabulario.

Toma un curso.
Aprende algo nuevo siempre; regístrate para obtener una clase de cocina, de tae kwon do o algún curso de fotografía (por citar sólo algunos ejemplos). Será un reto para ti el asimilar nuevos conceptos, información e ideas. Hazlo solo si quieres darte tiempo para ti mismo o en familia, por si no hay otra ocasión de compartir con ellos algún tiempo de calidad.

Aprende un nuevo idioma. Asiste a clases si tienes el tiempo o escucha podcasts en otro idioma (son gratis). En vez de ver la televisión, adquiere un curso en DVD o mira películas con los subtítulos en otro lenguaje. Aprender otro idioma mantiene tu cerebro y tu mente maleable y ayuda a reducir la ralentización de los procesos de pensamiento que vienen con la edad. También puede hacer tus vacaciones o viajes de negocios más fáciles si conoces el idioma local.

Juega videojuegos.

Créelo o no, jugar ciertos juegos de video puede ser realmente bueno para tu salud. Tienes que elegir aquellos juegos que impliquen estrategia o la resolución de problemas, como Age of Empires, los cuales te ayudan a desarrollar la planificación. También mejoras tu coordinación mano-ojo, en especial con los juegos del Nintendo Wii.

Aprende un tocar un instrumento.

Desempolva tu vieja guitarra, regístrate en clases de piano o al menos compra una flauta dulce de tres dólares. Al tratar de entender la música estimularás tu creatividad y al tocar un instrumento requiere que recuerdes y mantiene tu concentración.

Construye modelos a escala.

¿Recuerdas cómo te entusiasmaba de niño hacer modelos de aviones y barcos? Leer y seguir las instrucciones por escrito aumenta el poder de concentrarte, además es una actividad que relaja.

Haz un crucigrama.

Corta el crucigrama del periódico y llévatelo en el maletín, en algún momento de descanso o esperando en alguna cita lo puedes llenar. Podrás mejorar tus habilidades cognitivas y de pensamiento creativo, así como el uso de las palabras y el enriquecimiento de tu vocabulario (También puedes llevarte un sudoku)

Participar en un debate.

Un animado debate puede ser fortificante, solo evita que no sea un tema en el que termines agrediendo al contrario. Te puedes divertir mucho debatiendo los pros y los contras de un tema con un amigo o con un colega. Practicaras tu destreza de pensamiento, la lógica y la creatividad.

Utiliza tus habilidades cognitivas, pon a prueba tu poder de memorizar y acepta el reto de ser más creativo. Lograrás mantener en forma tu cerebro e impulsar a tu mente a ser más activa.