jueves, 27 de marzo de 2008

Cuida tus prendas de piel

Mi esposa me acaba de regalar un maletín estilo "mensajero" de piel. No es nuevo, lo encontró en una venta de garage. Me gusta, lo admito, y está un poco descuidado. Así que es momento de jugar al restaurador y dejarlo como nuevo. La correa huele un poco mal, ahí bastará el agua y el jabón. para el resto hay que ser prudentes en cuanto a qué es lo que se le aplicará. ¿Tienes alguna pieza de piel que necesite "mantenimiento"?

A no ser que tus prendas de cuero o piel estén muy sucias, evita llevarlas a la tintorería, aun a aquellas que se especializan en este tipo de prendas. La belleza de la piel está en el tono que le da el uso; cualquier intento por hacerla parecer nueva destruirá ese tono. Limpia una vez al año las prendas de piel suave y frótalas con aceite mineral para evitar que la piel se reseque y se agriete. Primero, lava la prenda con un trapo húmedo y con jabón de calabaza u otro jabón especial para piel; luego, enjuágala con un trapo mojado o con una esponja. Quítale a la prenda el exceso de agua y déjala secarse a temperatura ambiente, y una vez que esté seca frótala con aceite mineral. Para finalizar, retira el exceso de aceite con un trapo limpio.

En mi caso bastó un poco de jabón de calabaza.... y quedó como nueva. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada