Ir al contenido principal

Cómo se forman las tormentas tropicales y los ciclones, y cuál es la diferencia entre ellos

Los ciclones se producen cuando las aguas del mar alcanzan temperaturas superiores a 27° centígrados y empiezan a evaporarse. Cuando una masa de aire frío y denso cubre una zona que por la evaporación del agua, genera aire ligero, es atraída a la base de lo que se conoce como ascendencia y sustituye el aire caliente que se eleva. Al chocar, las dos corrientes de aire empiezan a girar alrededor de esta ascendencia.

Cuando los vientos giran a velocidades de hasta 69 kilómetros por hora dan origen a una depresión tropical. Al alcanzar velocidades mayores se convierten en una tormenta tropical. Una tormenta tropical se transforma en ciclón o huracán cuando la velocidad de los vientos que giran alrededor del ojo o centro son mayores a 118 kilómetros por hora (64 nudos). Algunos alcanzan hasta 250 y 300 kilómetros por hora. Como son producto de la evaporación de agua de mar a temperaturas mayores a 27° centígrados, los ciclones desaparecen poco a poco cuando su parte central entra a los continentes, aunque las orillas siguen produciendo, durante varios días, lluvias torrenciales con vientos muy fuertes.

Los ciclones necesitan el mar cálido para crecer y, si se suprime su fuente de calor mueren al entrar a tierra firme. En el Atlántico occidental se desplazan desde el paralelo 15° hasta el 45°; aparecen en los últimos días de junio y desaparecen en los últimos de octubre. Durante una convención de meteorologistas se decidió que los nombres de los ciclones comenzarían con cada una de las letras del alfabeto inglés, según fueran apareciendo. Así, Ana sería el primero de la temporada, en tanto que Diana sería el cuarto.
En los años setenta se decidió que se alternarían nombres masculinos con fe- meninos. Para evitar confusiones, no se repite ninguno. Ciclón, tifón y huracán son sinónimos, aunque su origen es diferente. Ciclón viene del griego kycloo, "yo doy vueltas"; tifón, del inglés tyfoon, "torbellino", y huracán es una palabra del taíno, dialecto antillano.

Tal vez te interese:

Mapa de la República Mexicana con nombres y división política

Haz click sobre la imagen para descargar el mapa en un tamaño mayor.
¿Necesitas algún material escolar? No dudes en pedirlo al correo pulsodigital@gmail.com
Te invito a que te suscribas a la pagina de Pulso Digital en Facebook, para estar al día con lo aquí publicado. 

¿Cómo se forma el agua que está dentro de los cocos?

El agua es producida por la propia palmera a partir de los líquidos que absorbe del suelo donde se encuentra plantada y la humedad que captó del ambiente. La procesan las plantas mayores de cinco meses de edad. Cada coco contiene hasta dos tazas de este líquido dulce y cristalino. Es tan puro y estéril que en la época de la Segunda Guerra Mundial, cuando no había a la mano una solución glucosa, se inyectaba directamente en las venas de los heridos a la manera de suero.
Está compuesta básicamente por agua, azúcares, proteínas y carbohidratos. A la hora de adquirir cocos vale la pena agitarlos para escuchar si tienen líquido en el interior. Si no suenan es porque no han madurado o porque ya son demasiado viejos. Desde tiempos inmemorables el agua de coco ha sido empleada como bebida refrescante y hoy forma parte fundamental de la coctelería.


Cómo leer las líneas de la mano

Primero identifica las líneas: 1 – Vida, 2 – Cabeza, 3 – Corazón, 4 – Cinturón de venus, 5 – Del Sol, 6 – De Mercurio, 7 – Del destino.

Aunque no se ha determinado el origen de la quiromancia (lectura de manos), se cree que se practica en la India y China desde el año 3000 a.C. Considerada una pseudociencia por carecer de un método que compruebe sus resultados es, sin embargo, uno de los métodos adivinatorios más populares. Éste lo lleva a cabo un quiromántico, que 'analiza' ambas palmas de las manos, tanto las líneas como los múltiples detalles que se hallan en esta área de piel.
En las personas diestras, la mano izquierda corresponde a las predisposiciones heredadas (más no genéticas), y la derecha a todos aquellos rasgos únicos del individuo que permiten sugerir el futuro (en el caso de los zurdos es al revés). Aunque se ha relacionado la forma de la mano y la textura de las huellas digitales con algunos síndromes, no se ha comprobado relación entre la conformación de esta…