sábado, 7 de junio de 2008

A qué se le llama la Generación X




El término fue acuñado en 1964 durante un estudio sobre la juventud británica. A esta pertenecían los adolescentes que “tenían relaciones antes de casarse, no creían en Dios y no respetaban sus padres”. Fue reelaborado al adjetivo en la novela Generación X: cuentos de una cultura acelerada (1991), del canadiense Douglas Coupland. Estructurada como una serie de anécdotas, retrata el vacío existencial de tres amigos que, hartos de un mundo frívolo y comercializado, ser refugian en Palm Springs, California. Por ellos conocemos la soledad y la desesperanza que tienen los nacidos entre 1970 y 1980. Hoy el concepto aludo a esos jóvenes que presenciaron el final de una época y el principio de otra radicalmente distinta: vieron televisión en blanco y negro y ahora pantallas de alta definición; pertenecieron a una familia y padecieron una desintegración; nacieron en un mundo de ideales políticos y fueron testigos de su fin.