Buscar este blog

¿Cómo superar la adicción al teléfono?

Si tienes la costumbre de perder mucho tiempo en conferencias telefónicas, puede que se deba a que no sabes controlar este aparato y su uso se haya convertido en una adicción. Hay algunos trucos que te pueden de ser de utilidad a la hora de tener que usarlo.

1.- Cuando te sea posible realiza las llamadas en lugar de recibirlas, eso te dará una ventaja psicológica y podrás concluirlas cuando tú decidas.
2.- Ten siempre claro el objetivo de la llamada.
3.- Habla de pie, así dedicarás menos tiempo a la llamada.
4.- Si tu interlocutor se extiende en la conversación, prepárate para interrumpirlo, y no te sientas mal por ello.
5.- Si la llamada es para solicitar información, delégala inmediatamente.
6.- Ve rápidamente al punto. Si desperdicias los primeros minutos corres el riesgo de que tu interlocutor esté bajo presión de tiempo o que interrumpan con otra llamada.
7.- No realices trabajos importantes cuando hagas estas llamadas, te van a distraer.
8.- Procura realizar las llamadas difíciles por la mañana, de tal manera te quitaras los pendientes pronto.

¿Es verdad que existe un evangelio perdido de Santo Tomás que la Iglesia católica niega, como lo plantea la cinta “Estigma”?

Si existe, no está perdido y no dice nada de lo que se presenta en Estigma. Pertenece a los Evangelios Apócrifos, llamados así porque la Iglesia no los reconoce. Las razones son varias: van desde los problemas de historicidad hasta su oposición a la doctrina del clero. Abarca un periodo limitado de la vida de Jesucristo, que comienza con la huida de Egipto y concluye con su presencia ante los doctores. El Cristo de esas páginas es mucho más mágico que el que conocemos.
En una de las partes más hermosas de dicho texto, elabora unos gorriones de barro, les infunde vida con su aliento y, volando, éstos abandonan sus manos.

¿Porqué ronronean los gatos?

En los gatos han llegado a diferenciarse 16 expresiones vocales asociadas a los estados de ánimo o necesidades. Todavía no se comprende a fondo esta manifestación, pero se cree que es un sonido producido en algún lugar de su pecho, que no emplea la cavidad sonora.

Hay quienes presumen haber identificado una “glándula del ronroneo”; comparable a la manzana de Adán en los humanos. Este sonido, por lo común, es una señal de que el gato se siente contento y seguro. Sin embargo, un gato enojado también lo produce para apaciguar su disgusto.

Esta emisión sonora se ha notado en la madre justo antes de dar a luz y se repite cuando amamanta a sus crías. Otras evidencias apuntan que los gatos ronronean para sentir alivio cuando algo les duele o si sufrieron una herida.

¿Porqué ronronean los gatos?

Cómo inculcar la responsabilidad en los hijos

Todo padre espera que sus hijos ayuden a las tareas domésticas, pero a menudo los niños se resisten a cumplir incluso deberes pequeños como guardar los juguetes que no están utilizando o hacer la cama. Para lograr inculcar en ellos la responsabilidad puedes seguir estos consejos.

Escribe para ellos una lista de las tareas que le corresponden realizar en la casa; por ejemplo, colgar la ropa, limpiarse los zapatos al entrar, bajar la tapa del excusado. Las primeras tareas no deben ser demasiado pesadas para que las pueda llevar sin contratiempos.

Al principio hay que supervisarlo discretamente. No importa si el pequeño fracasa en los primeros intentos, con la práctica y la constancia aprenderá y superará los obstáculos que se le presenten. No escatimes en elogias cuando realice algo correctamente.

Los niños en edad de preescolar, ya saben que el esfuerzo se premia, por lo que puedes ofrecer una estampa o una estrella como premio a una labor bien realizada.

Hágale ver al niño que debe tomar seriamente las peticiones que los adultos le hacen. Y que en caso de no obedecer habrá alguna reprimenda que puede variar dependido de los intereses que él tenga.

Lo importante es ser consecuente en la decisión que se ha tomado y no retractarse después. Si se ponen en práctica estas medidas, los niños aprenderán a cumplir con sus obligaciones en el hogar. De lo contrario, crecerán sabiendo que siempre hay una forma de evadir la responsabilidad.

El mito de las Olimpiadas

Se acercan los juegos olímpicos, que en está ocasión se efectuarán en China. A un costo de miles de millones de dólares, atrayendo a miles de atletas, de un par de cientos de países en casi una treintena de especialidades. Serán vistos por miles de millones de telespectadores y será observado de cerca por otro tanto de internautas.

Durante las dos semanas de competencia habrá poco más de trescientas ceremonias de premiación en la que se otorgarán las medallas de oro, plata y bronce. Muchos de los ganadores de oro conseguirán contratos promociónales que les reportarán jugosas ganancias.

Los juegos olímpicos de tiempos recientes se han visto empañados por escándalos de drogas y las respectivas expulsiones de los atletas que las utilizaron para mejorar su rendimiento y ganar la codiciada presea.

Las competencias de la era moderna son muy distintos a los originales de hace 30 siglos, en la arboleda sagrada de Olimpia. Se diría que aquellos juegos eran el prototipo del desinteresado espíritu deportivo que los fundadores del movimiento olímpico moderno querían emular… Pero quizá no haya sido así.

En realidad las olimpiadas de la antigüedad tenían un sombroso parecido en muchos aspectos.

La información de la que disponemos de esas primeras competencias nos llegan de los escritos de los poetas Píndaro, del siglo V a.C., cuyas odas ensalzan las proezas de los atletas. Sólo que Píndaro era un profesional contratado para escribir propaganda que elogiara estas contiendas, un hombre de negocios que se dedicaba a glorificar a los atletas, un líder de opinión de la antigüedad.

Muchas de nuestras nociones sobre las olimpiadas antiguas son falsas y de origen moderno. Su engañosa antigüedad es legado sobre todo del barón Pierre de Coubertín, el aristócrata francés que fundó los juegos modernos con una imagen idealizada de la antigua Grecia.

El “Espíritu olímpico”

El ideal olímpico de una competencia amistosa en un ambiente de hermandad y paz entre las naciones es pura demagogia, una interpretación errónea de la tregua olímpica, adoptada hacía el siglo VIII a.C. que prohibía que las Ciudades – Estado que participaban en los juegos realizar cualquier tipo de acción bélica desde poco antes hasta poco después del lapso de cinco días que duraban las pruebas.

El motivo que tenían los antiguos para esto era para que los atletas y los admiradores pudieran llegar a Olimpia sin problemas, no por altruismo. Las propias Olimpiadas eran propiamente “Juegos de guerra”, celebrados en un ambiente de paz impuesta. La finalidad de estas competencias era la de preparar a los hombres para la batalla.

El salto de longitud, el lanzamiento de jabalina y las carreras de soldados con armadura obedecían a entrenamientos militares, no pacíficos.

El evento más popular era el pancracio, una especie de lucha callejera en la que estaba permitido de todo, menos morder al contrincante y sacarle los ojos.

Durante siglos, dos ciudades vecinas se disputaron el poder de controlar los juegos. En el siglo IV a.C. la disputa se convirtió en guerra y al celebrarse el pentatlón se desató una batalla.

Una musicoteca contenida en un iPod

Hasta hace bien poco, existían eruditos de la música que pretendían poseer una vasta colección musical, la cuál aun podía estar formada por discos de acetato o más recientemente por una selecta lista de discos compactos.

Pero el iPod y el iTunes han cambiado este panorama para los fanáticos, pasó el arte de reproducir la música en de la sala al auto. Por supuesto que antes existía el walkman, pero no podías disponer de toda la discografía de Mozart en cassettes. Aunando a esto apareció el Ipod Dock, que no es más que una base en la que se coloca tu reproductor y que aun mantiene viva la costumbre de oprimir botones.

Un primo, del que ya he hablado antes, solía ser Disc Jockey y siempre disponía de lo último en música (y en diferentes versiones). Obtener una copia de sus discos era más difícil que obtener uno de sus riñones; no digo que fuera imposible, sólo que era extremadamente difícil. El día que me enteré que existía una forma de almacenar canciones en una doceava parte de su tamaño original en algo llamado "formatomp3" corrí a decírselo, me ignoró y pago las consecuencias: los DJ's que se pasaron a la era digital se mantuvieron activos por más tiempo.

Actualmente cualquiera puede adquirir la música del país que sea, de cualquier genero y en cualquier momento. Lejos ha quedado el día en el que pedir por favor una copia era sinónimo de suplica.

Algo que me fascina de esta tecnología es el poder realizar las listas de reproducción. De mi selección personal he elegido las canciones más tranquilas para poder conciliar el sueño, en el auto se recurren en una y otra ocasión a la lista de las infantiles, la cual resulta ser el mejor tranquilizante para mi pequeña demonio de Tazmania; y en las fiestas familiares las canciones para bailar no faltan. Sólo basta conectarle el iPod el adaptador que transmite en FM y cualquier aparato con receptor se transforma en una extensión del reproductor.

Y no solo es la cantidad lo que ha mejorado, sino también la calidad. Frecuentemente descubro sonidos que habían pasado desapercibidos al escuchar la misma canción en el radio o en un cassette, la fidelidad de la música codificada a más de 128kbps permite detectar pequeños detalles en las melodías; aunque he comprobado que los mejores audífonos son los de Sony y no los originales del iPod.

Ya he pasado todos mis CDs a mp3, codificados a 320 kbps, y no ocupan más que la mitad del espacio de mi iPod. Por cierto, odio el iTunes… espero a que vendan las canciones de los Beatles, me encanta la capacidad y el manejo del aparato y… el muy maldito se raya con tan solo mirarlo feo.

Una musicoteca contenida en un iPod

Anota siempre todas tus ideas

Estás descansando y tus ojos encuentran el tan preciado sueño lentamente y sin aviso llega una gran idea, pero tienes tanta pereza de levantarte de la cama y buscar papel lápiz, que decides que como la idea es tan buena, no la olvidarás por la mañana.

Por la mañana, todo lo que querías recordar se te ha olvidado, incluso se te ha olvidado que lo ibas a anotar. ¿Te suena familiar?

Las ideas son baratas, la memoria es cara.

Los seres humanos somos excepcional mente buenos en la elaboración de pensamientos; basta con sentarnos un momento con una bloc de papel y un lápiz para que la mente comience a a divagar y a encontrar ideas nuevas, a desarrollar obras de arte, a descubrir soluciones a los problemas que nos atañen, bastan unos minutos para que el genio y el loco que todos llevamos dentro encuentre una salida y se plasme en la hoja en blanco.

De lo no somos muy capaces es de recordar. Los psicólogos dicen que podemos retomar 5 de cada 9 pensamientos que se almacenan en nuestra memoria de corto plazo, lo que significa que, en promedio, casi todo lo que acabas de leer ya se te olvidó.

Nuestra memoria a largo plazo es mucho mejor, pero el proceso de trasladar los pensamientos del largo a corto plazo es tan complejo que hasta la fecha nadie lo comprende por completo como dar un manual de instrucciones de cómo recordarlo todo.

Por lo tanto, miles y miles de ideas de las que no tenemos capacidad de retener se habrán de perder en el infinito si no hacemos algo para capturarlas.

Una solución es desarrollar el hábito de anotar todo lo importante que cruza por nuestra mente. Muchas personas elijen una agenda de bolsillo costosa, de pasta rígida con separadores y de un papel ostentoso. Sin embargo, cualquier hoja de papel y cualquier lápiz puede servirnos para este propósito. Lo importante es el contenido y no el "contenente".

Existen multitud de aparatos electrónicos que también sirven para llevar el control de nuestra anotaciones, incluso la cámara digital sirve de ayuda, la cuestión es saber utilizarlos correctamente.
Hay que anotarlo todo, revisarlo constantemente y verificar que se cumpla la ejecución de lo planeado; trata a tus anotaciones como la bandeja de entrada que hay que revisar constantemente. Inventa marcas de seguimiento, de pendiente, de pospuesto y en si, coloca todo lo que te ayude a no perder el hilo de las ideas que se te ocurren.

Anota todo: números de teléfono, direcciones, nombres, direcciones URL. Cuando tengas tiempo, actualiza todo las agendas de las que dispones, como el Outlook, la Palm, el teléfono móvil. Nunca se sabe cual de ellos fallará y así tienes un excelente respaldo.

Yo llevo una pequeña agenda de papel en el bolsillo, junto a la cartera, ahí anoto todo rápidamente, cuando hay tiempo, paso los teléfonos al móvil, las direcciones a los favoritos de Google Chrome y los pendientes al Outlook. Hasta la fecha no he encontrado ningún dispositivo electrónico que tome las notas tan rápido como un pedazo de papel. Pero sigo buscándolo.

Los libros que han aparecido en LOST

En la serie LOST podemos ver frecuentemente la referencia a libros, incluso me atrevería a decir que algunos de los habitantes leen más que los seguidores de la serie. Tal vez dentro de estos libros se puedan descubrir pistas sobre la trama. He revisado la lista de libros que han aparecido en los capítulos y me he dado cuenta de que he leído pocos de los que mencionan.

Dado que faltan aun meses para la siguiente temporada y como no hay nada mejor que una buena dosis de literatura, me he propuesto retomar el gusto por las letras y voy a iniciar con "Valis" de uno de mis autores preferidos: Philip K. Dick.

Los invito a que me digan cúales ya han leído y cuales les gustaría leer.(pulsodigital@gmail.com)
Lista de libros que han aparecido en LOST, los que están en negritas ya los he leído, y no he marcado los que he visto en películas.


After All These Years
Alice's Adventures in Wonderland
Are You There, God? It's Me, Margaret
Bad Twin
Book of Laws
Holy Bible, The
A Brief History of Time
The Brothers Karamazov
Carrie
Catch-22
The Chronicles of Narnia
Dark Horse
The Dark Tower
Dirty Work
Dune
The Epic of Gilgamesh
Evil Under the Sun
The Fountainhead
Heart of Darkness
Hindsight
Holy Qur'an, The
Hotel
I Ching
The Invention of Morel
Island
Julius Caesar
Jurassic Park
Kings of Love
Lancelot
Laughter in the Dark
Left Behind
Lord of the Flies
Moby Dick
The Moon Pool
The Mysterious Island
Oath, The
Occurrence at Owl Creek Bridge
The Odyssey
Of Mice and Men
On Writing
Our Mutual Friend
O Pioneers!
The Outsiders
Pearl, The
Perfume
Rainbow Six
Rick Romer's Vision Of Astrology
The Shape of Things to Come
The Shining
Slaughterhouse-Five
Stand, The
Stranger in a Strange Land
The Survivors of the Chancellor
A Tale of Two Cities
The Third Policeman
Through the Looking-Glass
To Kill a Mockingbird
The Turn of the Screw
Valhalla Rising
VALIS
The Wizard of Oz
Wrinkle in Time

¿Bebé en camino? Momento de planificar los nuevos gastos

En la prueba de embarazo han aparecido dos líneas de color rosa ¡Es positivo! Vas a tener un bebé. A pesar de la alegría y de la emoción ante la perspectiva de recibir a nueva vida en este mundo, no puedes dejar de sentir el temor en tu mente. ¿Estoy listo? ¿Seré un buen padre?

El dinero se convierte en la segunda preocupación justo después del estado del bebé y se convierte en el factor de más estrés que puede sentir la pareja. Tener un hijo puede amplificar cualquier preocupación que tengas. Una pareja sin hijos o un soltero puede vivir hasta cierto punto con un solo cheque e incluso prescindir de muchas cosas; pero con un bebé en el camino hay ciertos elementos esenciales y productos que se deben tener, y todos cuestan un montón de dinero.
Si no ha pensado en cómo va a pagar por su pequeño, hay ideas y estrategias que puedes utilizar para ahorrar mientas que el pequeño se gesta cómodamente dentro de mamá. Estos son algunos consejos a tener en cuenta a la hora de planificar cómo vas a pagar todo lo que necesitas para llegada de tu bebé.

Elabora un inventario

Pregúntate ¿Qué necesito preparar para mi bebé? Haz una lista de cosas que consideras que son esenciales. Habla con amigos y parientes con el fin de averiguar lo que ellos utilizan ¿Cuáles han sido los artículos más útiles que han comprado? ¿Qué es lo que nunca utilizan? Lleva esa lista a la tienda y compara los precios con calma, de ese modo podrás comprar con mucha anticipación y a un buen precio los productos que has elegido

No intentes aparentar

Es muy fácil creer lo que los medios de comunicación nos dicen que debe poseer un bebé: cochecitos caros, pañales ultra modernos, juguetes de aprendizaje para recién nacidos; pero la verdad es que algunos productos de buena calidad no son necesariamente los más caros. Un ejemplo es el talco, el aceite, el shampoo. Los juguetes pueden pasar a segundo término, ya que de recién nacido no el llaman la atención y puedes comprárselos después, una vez que te ajustes con los nuevos gastos y te acostumbres al nuevo ritmo de compras.

Comprar a granel

Una gran cantidad de artículos para su bebé se puede comprar a granel y esto te puede ahorrar mucho dinero y tiempo: Pañales, toallitas de aseo, botellas y fórmulas. Sólo asegúrate que no contenga materiales o químicos no aprobados.

Comprar de segunda mano

No tenga miedo de comprar los productos que ya se han utilizado, nadie necesita saber que lo has adquirido de esta forma. La diferencia entre el precio de nuevo y usado te puede ahorrar hasta el 75 % del precio original. Una vez que el bebé deja de utilizar estos artículos, véndelos y recupera la inversión. Une ejemplo de esto son los cochecitos, los porta bebés para el auto, juguetes de luces y educativos; asegúrate de limpiarlos y desinfectaros antes de que tu nene los utilice.

Explorar la compra de genéricos

Hay un montón de buenos productos en el mercado que son genéricos. Sólo te aconsejo que no experimentes con los pañales, ya que la piel del bebé es muy delicada como para probar cualquier clase de material sólo por que es más barato. Por ejemplo, la vaselina es la misma en todas las marcas, la diferencia es el precio, la genérica cuesta 1 dólar y la de marca 8 dólares.
Si llevas un control de tus gastos, podrás darte cuenta de que lo que ahorras es una cantidad que te dejará con la boca abierta. Recuerda que se trata de ahorrar para utilizar esos recursos en algo que tal vez no tengas contemplado. Todo es una cuestión de establecer prioridades y ser inteligentes al comprar.