martes, 23 de septiembre de 2008

¿Cómo salir temprano del trabajo?

Junta todas tus llamadas telefónicas.

No contestes el teléfono durante toda la mañana, más tarde escucha todos los mensajes y responde los que sean necesarios. Esto ayuda a evitar que te distraigas con el teléfono cuando necesitas concentrarte en una tarea.

Detecta tu hora más productiva.
La mayoría de las personas son más productivas por la mañana; pero si el momento en que te concentras mejor es cuando todos salen a comer, come más tarde y aprovecha la tranquilidad reinante para adelantar el trabajo.

Procura que tu ordenador funcione bien.

Si no sabes como mantener al día y en perfectas condiciones tu equipo de cómputo, haz que revisen tu PC al menos cada 4 meses, se pueden desperdiciar hasta 50 minutos al día sólo por esperar que la maquina esté lista para trabajar.

Establece un horario.

Sigue un horario definido para tu día. Aparta un tiempo para el correo electrónico y para revisar los pendientes y apégate al mismo; si te la pasas revisando la bandeja de entrada cada 15 minutos, perderás valioso tiempo que se te cobrará a la hora de salir.

Date un descanso.

Puede parecer contraproducente pero no es posible concentrarse en forma efectiva por más de una hora en el mismo asunto; te puedes tomar un té o caminar un par de minutos para continuar con los pendientes.

Elimina las distracciones.

Selecciona aquellas tareas que no son tan necesarias. Anota todo lo que pueda ser postergado y sólo dedícale algo de tiempo cuando las tareas importantes estén terminadas.

Apagas las alertas de mensajes.

Todas las alarmas producen una distracción importante; así que deberás prescindir de los avisos sonoros si quieres avanzar en tu trabajo. Coloca el teléfono móvil en modo vibrador, desactiva los sonidos de alerta de los servicios de mensajería instantánea y baja el volumen del timbre del teléfono de la oficina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada