viernes, 12 de septiembre de 2008

Ocho cosas que no pensaste alguna vez empacar, pero que deberías

Estás pensando en ir de vacaciones a esquiar, o a la playa, o a escalar… es de creencia popular que las mujeres empacan cosas de más para un viaje. Pero ha que reconocer que hay artículos que debemos llevar para solventar algunos problemas que se puedan solventar en el viaje.

Calza de hule para la puerta. Sirve para obstruir las puertas de los hoteles que no posean un sistema de seguridad confiable.

Bolsa metálica hermética que viene en las cajas de vino. Llénalo de agua para emplearlo como cantimplora. Sirve además como catéter en caso de emergencia.

Llave de radiador. Para que puedas ajustar los calefactores de los hoteles y casas de huéspedes y no atenerte a la temperatura que ellos especifican.

Toallas limpiadoras para bebé. Para limpiar tus manos en los inodoros o para desinfectar tus manos antes de comer y no disponer de un cuarto baño.

Bolsas de plástico resellables. Protege tus documentos importantes y previene que los aceites, perfumes o bronceadores se derramen sobre la ropa.

Pelota de raquetbol.  La puedes utilizar para taponar la tina de baño o el lavabo y así poder lavar ropa. También la puedes usar para quitarte de encima el estrés.

Seguros. Colócalos en tus bolsas para sellarlas cuando camines por calles en las que te pueden robar la cartera sin que te des cuenta.

Pasaporte expirado. Es una garantía de emergencia; sirve para dejarla en resguardo como identificación y no tener que dejar el vigente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada