Quién descubrió las vitaminas





Vitaminas

Desde tiempos muy remotos las culturas reconocieron el valor de determinados alimentos para mantener la salud o ayudar contra algunos de los problemas específicos.

Los Egipcios, por ejemplo, notaron que el consumo del hígado animal prevenía cierto tipo de ceguera; hoy sabemos que dicho padecimiento se vinculaba con la deficiencia de la vitamina A, misma que el hígado contiene en abundancia.

Algo semejante ocurrió en el siglo VXIII cuándo el médico escocés James Lind descubrió que el consumo de jugo de cítricos combatía el escorbuto, asociado a la carencia de vitamina C.

En 1881 el ruso Nikolai Lunin llevó a cabo un experimentó. Formó dos grupos de ratones. A unos los alimentó con una formula que contenía los componentes de la leche conocidos hasta ese entonces (proteínas, grasas, carbohidratos y sales); y a los otros los alimentó con leche regular. Los primeros murieron. Llegó a la conclusión que un alimento natural como la leche debía contener pequeñas cantidades de sustancias desconocidas esenciales para la vida. Había descubierto las vitaminas.

El primero en aislarlas y probar su hallazgo fue el bioquímico polaco Casimir Funk, quien les dio nombre a inicios del siglo XX.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada