¿Cómo distinguir entre un bebedor social o un alcohólico?

BebedorEs común que la idea de un adicto promedio sea la de un adulto de 40 años que apenas puede sostenerse en pie, sin embargo, son los adolescentes y jóvenes quienes desarrollan más adiciones.

Estas son las categorías en las que se puede encasillar a los bebedores.

Joven adulto. Tiene entre 20 y 40 años. No bebe con frecuencia, pero cuando lo hace pasa varios días ebrio. Deja de lado a la familia, las responsabilidades y el trabajo.

Joven antisocial. De una edad de 26 años. Manifiesta problemas de desorden de personalidad, toma desde los 15 y es adicto desde los 18; fuma tabaco y marihuana.

El funcional. Adultos económicamente productivos con relaciones afectivas estables, buenos ingresos y alto nivel académico. Beben a diario y consumen cinco copas cuando la ocasión lo amerita.

El intermediario. Comienza a consumir alcohol a los 17 años y consolida su adicción a principios de los treinta.

Crónico severo. Se trata de los menos comunes: hombres, en su mayoría divorciados, que también consumen drogas ilícitas.

En cualquiera de los casos anteriores, la dependencia al alcohol debe entenderse como una enfermedad seria que tiene un impacto contundente en la salud. Si te identificas con alguno de estos grupos o tienes problemas con tu forma de beber, consulta a un especialista en busca de ayuda.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario