sábado, 1 de noviembre de 2008

¿Por qué hay una luna menguante en algunas de las banderas de los países árabes?

Encontramos, más bien, una luna creciente en los escudos de Azerbaiyán, Turquía, Irán, Turkmenistán, Uzbekistán y Pakistán, entre otros. Muchas veces se presenta acompañada de una estrella y es el símbolo representativo de la religión islámica (como la estrella de David para los judíos y la cruz para los católicos). Se afirma que esta imagen surgió mucho antes que la religión musulmana, como elemento gráfico de cultos primitivos en Asia Central, adoradores de los cuerpos celestes. También hay datos sobre su empleo en Cartago, donde era símbolo de la diosa Tanit; y en Grecia representaba ala diosa Diana.

En esta última vertiente quedó asociada a la ciudad de Constantinopla y figuraba en su bandera. Cuando los musulmanes la ocuparon, en 1453, conservaron ese símbolo. De acuerdo con la leyenda, Osmán, fundador del imperio otomano, había tenido un sueño en el que los dos extremos de la luna creciente rodeaban el mundo y le pareció un buen augurio.

Muchos musulmanes rechazan el uso de la luna creciente como emblema de su religión, por ver en él un vestigio de las religiones paganas. En las banderas de otros países no islámicos, la luna creciente representa el surgimiento de una nación renovada o, como ocurre en la de Nepal, el poder de la casa real.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada