miércoles, 26 de noviembre de 2008

¿Quiénes eran los eremitas ingleses?

Aunque su nombre parece el de una secta no lo es. En el siglo XVII, en las grandes mansiones rurales de la Inglaterra, se puso de moda tener un ermitaño en el jardín para conmover a as visitas con un montaje de tristeza y melancolía contrapuesto a las tradiciones mundanas.

También llamados “eremitas ornamentales”, estos eran reclutados mediante anuncios. En su contrato se estipulaba que durante el tiempo pactado deberían vestir un manto de tela gruesa y portar un bastón, así como vivir en una cueva o cámara especial construida ex profeso para ellos. Se les prohibía cortarse las uñas, el cabello y la barba, así como poder hablar con los sirvientes o visitantes.

El pago se incrementaba con la duración del contrato y la resistencia del eremita en cuestión. Algunos duraban apenas unas tres semanas en el puesto. Otros hasta cuatro años. En el extremo de la excentricidad había algunos que permanecían ocultos hasta de la vista del propietario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada