lunes, 29 de diciembre de 2008

Evita los descuidos en el Hotel

Uno de los peores contratiempos en tus vacaciones: checas salida del hotel, dejas el automóvil rentado en el aeropuerto, te formaras para registrarte en tu vuelo, buscas en los bolsillos del pantalón y en ese momento recuerdas que has dejado tus papeles olvidados sobre la televisión del hotel.

No es necesario que pases por este tipo de angustias.


  • Siempre guarda los objetos de valor en la caja de seguridad que el hotel te ofrece y trata de ser original al momento de escoger un número de combinación, tu fecha de nacimiento sería demasiado obvia.
  • Pon todas las sábanas y cobertores en una orilla de la cama. Luego coloca la maleta en el otro extremo. Saca de la habitación todos los utensilios que sobraron de la comida y demás objetos que no te pertenecen.
  • Vacía el baño primero: la rasuradora, el cepillo de dientes, la loción y demás objetos personales. Colócalos sobre la cama. Asegúrate de que el baño ya no tenga nada tuyo y cierra la puerta.
  • Guarda toda la ropa sucia en la bolsa de lavandería. Empaca esto primero.
  • Abre el buró y demás muebles con cajones y vacía sobre la cama lo que te vas a llevar.
  • Empaca todo, excepto lo que te vas a llevar puesto. Coloca la maleta al pie de la puerta.
  • Revisa debajo de la cama; seguramente habrá algo allí.
  • Vístete y da una última revisada: todos los cajones y compartimientos, sobre la televisión, detrás de todos los muebles, debajo de los sillones, mesas y sillas.
  • Abre la caja de seguridad y vacía el contenido en tus bolsas.
  • Quédate con la llave de la habitación y del auto. Pide un botones. Checa la salida. Paga por separado lo cigarros o bebidas que hayas consumido a la hora de pedir la factura para que puedas justificar sin problemas los viáticos. Recoge tu equipaje y retírate.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada