martes, 27 de enero de 2009

Ciudad Hershey

El estadounidense Mutton Snavely Hershey (18571945) tuvo una vida muy dulce: gracias a la confitería hizo fortuna, nombre e historia.

Este empresario se inició en el negocio de los dulces en Philadelphia; luego se estableció en Nueva York, donde montó una fábrica de caramelos; se trasladó a Chicago para abrir otro negocio similar; en 1893 regresó a su ciudad natal, Lancaster, donde se dedicó, otra vez, a la fabricación dé dulces.

Diez años después, con un millón de dólares que obtuvo de la venta de su última factoría, puso otra empresa en el campo, cerca de la anterior. Alrededor de la fábrica nació una ciudad que lleva el nombre de Hershey.

Sus calles fueron denominadas Chocolate, Cacao... En esa pequeña urbe surgieron poco a poco iglesias, bancos, hoteles y hasta un zoológico. Miles de turistas visitan el lugar localizado a pocos kilómetros de la ciudad de Philadelphia.

Todos aseguran que desde lejos se percibe el olor a chocolate que la fábrica local despide por sus chimeneas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada