Ir al contenido principal

¿Es La Luna para quien la conquista?

Segunda parte

Ni cuando el Lunik II soviético llegó a la Luna en 1957, ni cuando el astronauta estadounidense Neil Armstrong puso un pie en el satélite, el 21 de junio de 1969, la URSS o los Estados Unidos tuvieron la más mínima intención de reivindicar la soberanía sobre aquél inhóspito territorio. Se conformaron con colocar la clásica banderita. Pero no habría sido lo mismo, si en Naciones Unidas no se hubieran ocupado del tema, cambiando revolucionariamente el Derecho Internacional y la historia de la humanidad con un par de resoluciones: las 1721 y 1962.

De la ONU también surgió la fuente jurídica más importante del Derecho Espacial, el Acuerdo sobre Investigación y Utilización pacífica del Espacio (19-12-1966), llamado Pacto Espacial. Luego llegó el Tratado de la Luna y Otros Cuerpos Celestes (de 1979 y en vigor desde 1984) que aclaraba que "el espacio ultraterrestre, incluso la Luna y otros cuerpos celestes, no podrá ser objeto de apropiación nacional, mediante reclamación de soberanía, por medio del uso o la ocupación, ni por ningún otro medio". En términos jurídicos se puede decir que los cuerpos celestes no son res nulius (es decir, "cosa de nadie"), por lo que no son susceptibles de apropiación, lo mismo que sucede, por ejemplo, con los fondos marinos y con la Antártida. El principio de beneficio común es el que favorece que las conquistas deban ser compartidas.

El Sistema Solar, realmente, no es de nadie, y los que han comprado parcelas de un cuerpo celeste en alguno de esos mercadillos cósmicos que han surgido en los Estados Unidos, deben saber que sus títulos de propiedad son tan válidos como si un notario abriera ahora el testamento de Adán.

Comentarios

Tal vez te interese:

Mapa de la República Mexicana con nombres y división política

Haz click sobre la imagen para descargar el mapa en un tamaño mayor.
¿Necesitas algún material escolar? No dudes en pedirlo al correo pulsodigital@gmail.com
Te invito a que te suscribas a la pagina de Pulso Digital en Facebook, para estar al día con lo aquí publicado. 

Cómo leer las líneas de la mano

Primero identifica las líneas: 1 – Vida, 2 – Cabeza, 3 – Corazón, 4 – Cinturón de venus, 5 – Del Sol, 6 – De Mercurio, 7 – Del destino.

Aunque no se ha determinado el origen de la quiromancia (lectura de manos), se cree que se practica en la India y China desde el año 3000 a.C. Considerada una pseudociencia por carecer de un método que compruebe sus resultados es, sin embargo, uno de los métodos adivinatorios más populares. Éste lo lleva a cabo un quiromántico, que 'analiza' ambas palmas de las manos, tanto las líneas como los múltiples detalles que se hallan en esta área de piel.
En las personas diestras, la mano izquierda corresponde a las predisposiciones heredadas (más no genéticas), y la derecha a todos aquellos rasgos únicos del individuo que permiten sugerir el futuro (en el caso de los zurdos es al revés). Aunque se ha relacionado la forma de la mano y la textura de las huellas digitales con algunos síndromes, no se ha comprobado relación entre la conformación de esta…

¿Por qué el cuerpo humano conduce electricidad?

Porqué casi el 70% del organismo consta de agua ionizada, un buen conductor de electricidad. De acuerdo con la electrofisiología, ciencia que estudia las reacciones que produce la corriente eléctrica, cada uno de los tejidos de nuestro cuerpo reacciona cuando una descarga circula por el organismo y los efectos biológicos dependen de su intensidad. Se ha descubierto que las partes más sensibles son la retina y el globo ocular, pues ante cualquier estímulo eléctrico producen una sensación luminosa. Le sigue la lengua, la cual manifiesta un sabor alcalino.