lunes, 16 de marzo de 2009

Las leyes del Espacio

Primera parte

"Dudo de que la presencia del hombre en la Luna mejore, por si sola, la condición humana; depende de nosotros elevarnos al nivel del cosmos no degradarlo al nivel de nuestras mezquinas trifulcas" - Bertrand Russell, filósofo británico (1872-1970)

La Tierra ha dejado de ser el único escenario posible de los pleitos humanos. Ahora también hay intereses en juego en el espacio exterior; un nuevo territorio con sus propias normas jurídicas.

En cualquier civilización, el más allá ha estado siempre sometido a un complicado sistema de reglas y prohibiciones. Desde que los humanos dimos el salto al exterior, el derecho internacional se ha convertido en derecho interplanetario y casi desde el principio se ha establecido (lógicamente) que cualquier conquista es patrimonio común de la humanidad.

Bonita proclama, pero ¿cuál es la verdad? Cuando los estadounidenses trajeron rocas lunares, por ejemplo, muchos científicos de otros países se quejaron de no tener acceso a ellas. Lo cierto es que hay una serie de libertades: los cuerpos celestes están abiertos a la libre exploración, investigación y acceso.

Ahí fuera se mueve ahora dinero privado y público en investigaciones sobre combustibles, aislamientos, lubricantes, cultivos, además de los satélites de comunicaciones y militares... ¿Revertirán en toda la humanidad estos inventos? ¿Tienen todos los países igualdad de oportunidades en el espacio?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada