lunes, 6 de abril de 2009

¿Cuál es la canción más larga y la más corta de la historia?

De la más corta no existe algún record establecido, pues ocurre un poco lo mismo que con las palabras: cualquier preposición podría considerarse la palabra más corta, pero hay muchas, así que ninguna de ellas tiene la marca.

Tal vez las más cercana a la mayor brevedad posible pueden ser los jingles de la publicidad. En sentido estricto se tratan de canciones brevísimas que deben transmitir información sobre un producto.

Todos recordamos los inmortales versos escritos por Fernando del Paso: "Estaban los tomatitos, muy contentitos, cuando llego el verdugo, a hacerlos jugo, que me importa la muerte, dicen a coro, si muero con decoro, en los productos Del Fuerte."

En el caso de las canciones más largas se puede mencionar a una que no es propiamente una canción, se trata de la "Canción de Rolando", la cual nos relata la guerra de Carlomagno en España, de las luchas sostenidas por Rolando de Roncesvalles y del exterminio de los infieles, así como del traidor Ganelon efectuado por el emperador.

La composición nos ha llegado a través de numerosas traducciones, cuya lengua y fecha varían: la más famosa es a que se encuentra en la Biblioteca de Oxford. La obra se extiende por numerosas páginas y procede de una época en que "canción" se refería a un genero literario mucho más amplio y rico culturalmente que las pobres canciones que hoy se interpretan.

Sin embargo, imitándonos a la música, el record es del compositor John Cage, considerado el padre de la música electrónica. Se llama As low as possible y su interpretación dura 639 años. La empezaron a interpretar el miércoles 5 de febrero de 2003 en el órgano de la iglesia principal de Halberstadt, una pequeña población en Alemania. Las tres primeras notas duran un año y medio, la llaman canción porque no contiene palabras.

Como anécdota, el mismo John Cage compuso una obra que consiste en silencio; el compositor Mike Batt repitió el experimento y fue acusado de plagio.

Además, tenemos algunos datos que complementan esta información. El título más largo de una canción es: A Breath Taking, First Sight Soul Shaking, One Night Love Making, Next Day Heart Breaking Guy, interpretada por The Supremes en 1963