miércoles, 1 de abril de 2009

Preparándose para una cirugía programada

Tercera parte

Esta es otra de las formas en que perder peso puede salvar tu vida: un estudio de la Revista de Medicina de Nueva Inglaterra demostró que cada año, ALREDEDOR DE 1,500 INSTRUMENTOS QUIRÚRGICOS SON DEJADOS EN EL INTERIOR DE PACIENTES, y un número significativo de ellos sufre de sobrepeso. De hecho, los estudios demostraron que un aumento de un solo punto de masa corporal aumenta en 10% tu riesgo de irte a casa con un escalpelo en la panza. Una posible explicación es que mientras más grande es la persona, mayor espacio hay para perder el control de los objetos.

Si no estás preparado para dejar el cigarro definitivamente, por lo menos haz una pausa. DEJAR DE FUMAR 10 DÍAS ANTES DE LA OPERACIÓN VA A AUMENTAR LA HABILIDAD DE TU CUERPO PARA MOVER EL OXÍGENO POR TUS PULMONES. Tener suficiente oxígeno en los pulmones es básico para combatir una infección.

Una semana antes de la cirugía, empieza a tomar de 8 a 10 vasos de agua todos los días. La gente tiende a alejarse de Ios líquidos porque están enfermos y adoloridos y su centro de sed está apagado. PERO SI TE DESHIDRATAS, LA CIRUGÍA PUEDE CAUSAR COMPLICACIONES en la presión sanguinea y hacerte más susceptible a infecciones y a entrar en estado de shock.

Utiliza uno de esos 8 a 10 vasos de agua para tragarte un multivitamínico. LA META ES ASEGURARTE DE QUE TENGAS TODOS LOS NUTRIENTES BÁSICOS EN EL CUERPO ANTES DE INTERNARTE. La razón: cuando estás enfermo, tu cuerpo utiliza todas tus reservas de nutrientes para ayudar a curarte. Necesitas más de todo, tan sólo un poco más. Por eso te recomendamos las multivitaminas".

Llegó la hora de ponerle pausa a tus tendencias naturistas. En un estudio publicado en la Revista de la Asociación Médica Americana, investigadores de la Universidad de Chicago encontraron que varios SUPLEMENTOS NATURALES PUEDEN CAUSAR COMPLICACIONES quirúrgicas como cicatrización lenta, interacción con los demás medicamentos, presión sanguínea baja y un aumento en el riesgo de hemorragias prolongadas.

Quítate tú sortija de matrimonio, pero no para que puedas coquetear con las enfermeras del hospital. Resulta que LA JOYERÍA PUEDE ALBERGAR MICROBIOS QUE PUEDES LLEVAR AL HOSPITAL Y POSIBLEMENTE TRANSFERIRLOS A TU SUERO O A LA SALA DE OPERACIÓN.

Es posible que creas que le haces un favor a la enfermera si te rasuras desde tu casa. Sin embargo, aumentas tu riesgo de infección. Afeitarte provoca abscesos microscópicos en la piel, brindándole a los virus y bacterias el acceso a tu cuerpo que están esperando. Deja que el personal del hospital te rasure 30 minutos antes de la operación y vas a minimizar tu tiempo de vulnerabilidad.

AVÍSALES A TUS DOCTORES SOBRE CUALQUIER CORTADA O RASPADA, SIN IMPORTAR LO PEQUEÑA o poco relacionada que esté con la operación. Incluso las cortadas al rasurarte son heridas que pueden convertirse en portales de infección. Dependiendo de la herida, es posible que tu médico te recete antibióticos antes de la operación o incluso posponerla.