Ir al contenido principal

¿Cómo se formaba una legión romana?

A mediados del siglo IV a.C., cuando Macedonia iba adquiriendo supremacía en Grecia, en la vecina península de Italia emergía otra nueva potencia, Roma.

Su poderío militar, además del nacionalismo, se basaba en una unidad táctica más flexible que las falanges de origen griego.

La legión

Estaba constituida por 4,800 hombres formados en 30 manipulos de 160 legionarios, cada manipulo lo formaban dos compañías de 80 hombres, además de tropas ligeras y 300 soldados de caballería divididos en diez grupos de 30 jinetes.

Armas ligeras

Frente a cada legión formaban una linea los velites o soldados ligeros, cubiertos con una piel de lobo y armados únicamente con escudo y jabalinas.

Espadas y protecciones

La primera línea de la legión comprendía 10 manípulos de hastati armados con el escudo pesado o scutum, yelmo de bronce, espada de hierro del tipo griego, jabalina pesada o pilum y protección corporal consistente en una greba de bronce para la pierna derecha y un peto del mismo metal de poco más de un palmo cuadrado que protegía el pecho. Tras los hastati se alineaban 10 manípulos de príncipes, armados de igual forma, aunque algunos se protegían con una cota de malla de anillos de hierro que pesaba unos 15 kilos.

Lanzas

Al final se ubicaban los 10 manípulos de triarii, las reservas de la legión, que sólo entraban en combate si la situación era desesperada; de no ser así, su misión consistía en cubrir la retirada y eran los combatientes de mayor edad. Casi todos se protegían con cotas de malla y en lugar del pilum llevaban una lanza. En la batalla permanecían arrodillados, protegidos con sus escudos.

Sin embargo, los enfrentamientos entre cartagineses y romanos llevaron a estos últimos a modificar su sistema de legiones. El general Escupión, para contrarrestar la movilidad de Aníbal, dispuso los manipulos en tres filas paralelas al frente y muy separadas entre sí pues con el antiguo sistema todo el peso del combate recaía en las primeras filas y no se aprovechaba más de la quinta parte de los efectivos. Además, atacados por los flancos o la retaguardia, no podía volverse por ser demasiado pesada. Pero la nueva estrategia tenía un inconveniente, ya que los soldados de primera fila se sentían solos e indefensos, por lo que aparece otro factor decisivo: la disciplina.

Después (156-86 a.C.) las legiones serían divididas en cohortes, cada una integrada por unos 600 hombres. Estaban formadas por tres manipulos que iban en tres filas separadas horizontalmente.

Comentarios

Tal vez te interese:

Mapa de la República Mexicana con nombres y división política

Haz click sobre la imagen para descargar el mapa en un tamaño mayor.
¿Necesitas algún material escolar? No dudes en pedirlo al correo pulsodigital@gmail.com
Te invito a que te suscribas a la pagina de Pulso Digital en Facebook, para estar al día con lo aquí publicado. 

Cómo leer las líneas de la mano

Primero identifica las líneas: 1 – Vida, 2 – Cabeza, 3 – Corazón, 4 – Cinturón de venus, 5 – Del Sol, 6 – De Mercurio, 7 – Del destino.

Aunque no se ha determinado el origen de la quiromancia (lectura de manos), se cree que se practica en la India y China desde el año 3000 a.C. Considerada una pseudociencia por carecer de un método que compruebe sus resultados es, sin embargo, uno de los métodos adivinatorios más populares. Éste lo lleva a cabo un quiromántico, que 'analiza' ambas palmas de las manos, tanto las líneas como los múltiples detalles que se hallan en esta área de piel.
En las personas diestras, la mano izquierda corresponde a las predisposiciones heredadas (más no genéticas), y la derecha a todos aquellos rasgos únicos del individuo que permiten sugerir el futuro (en el caso de los zurdos es al revés). Aunque se ha relacionado la forma de la mano y la textura de las huellas digitales con algunos síndromes, no se ha comprobado relación entre la conformación de esta…

El calor que congela

A medida que ascendemos por la atmósfera terrestre, la temperatura no disminuye de forma constante al aproximarse al espacio exterior. Al principio lo hace a un ritmo de 1°C cada 150 m, hasta alcanzar un promedio de —65°C a 18 km. Pero ahí, donde comienzan la estratosfera y la capa de ozono, la luz ultravioleta del Sol transforma el oxígeno en ozono. Esta reacción química produce calor y, por lo tanto, la temperatura se eleva otra vez paulatinamente, hasta alcanzar —3°C a una distancia de 50 km de la superficie de la Tierra. Ahí terminan la estratosfera y la capa de ozono. Más allá, el aire es tan ligero que el efecto del calentamiento ultravioleta es insignificante, y progresivamente se va enfriando hasta los 80 km, donde la temperatura baja a —90°C.
Pero en la ionosfera, que se inicia ahí y se extiende hasta 300 km, sucede un efecto muy extraño. Rayos ultravioleta de pequeña longitud de onda y rayos X provenientes del Sol penetran las moléculas de gas y despojan a los átomos de sus…