miércoles, 20 de mayo de 2009

¿En qué consiste una crisis profesional?

En la sensación de rechazo por la actividad laboral que se desarrolla. De acuerdo con los especialistas, la crisis no se resuelve simplemente cambiando de empleo. Requiere una nueva configuración de muchos aspectos de la propia vida que pueden afectar las relaciones personales más importantes. Éstos son sus signos:

  • Aburrimiento, distracción, falta de energía o agitación.
  • Sensación de que la actividad carece de sentido.
  • Sensación de incompetencia para el puesto.
  • Molestia ante la idea de acudir a la oficina, desánimo y baja autoestima.
  • Desagrado por los compañeros de trabajo y rechazo contra el jefe.
  • Dudas sobre la elección de la carrera.
  • Angustia entre semana, y repentina tranquilidad durante sábado y domingo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada