lunes, 18 de mayo de 2009

Para qué leer poesía

Una de las poesías favoritas de mi padre se titula “Reír llorando” de Juan de Dios Peza. Algo la trajo a mi mente y me dirigí al Google a buscarla ya que de lo único que tengo presente del texto es el final. El primer resultado me agrada ya que es una compilación de los mejores trabajos del autor, y sin querer queriendo (como dice el Chavo del Ocho) he leído todos los poemas que ahí aparecen.

Y es que a menos que nos obliguen en la escuela o que estemos cursando una carrera relacionada con la literatura, es muy probable que no leamos poesía de forma cotidiana, tal vez en la creencia que la misma es aburrida, demasiado erudita o que carece de sentido.

Sin embargo, hay un montón de razones para leer poesía y no puedes decir que no te gusta si no intentas leerla. La poesía no requiere de mucho tiempo, ya que la mayoría de los poemas son bastante breves; puedes disfrutar de uno o de varias en el mismo tiempo que te tomas un café o en el descanso, justo después del almuerzo.

Con estas lecturas mejorarás considerablemente tu vocabulario. Ya que si eres habitual lector del periódico o de los blogs, podrás darte cuenta que las palabras son recurrentes y que en realidad no no son muy “domingueras”

La poesía en muy pocas palabras te ofrece nuevas ideas; está redactada en una forma más íntima y es fácil identificar si lo que lees ha sido escrito por alguien mucho mayor o mucho más joven que tú. El poema te proporciona lecturas entre líneas y activa tu subconsciente al utilizar simbolismos y metáforas, es decir, le propone a tu imaginación nuevos escenarios en los cuales desenvolverse.

Los poetas te muestran el mundo común con una nueva perspectiva. Los objetos y los acontecimientos toman un nuevo significado al ser abordado de forma poética.

La poesía te hace pensar, te desafía a que la comprendas y a que interpretes lo que el autor quiere y que seas tu el que se quede con la última palabra; y sobre todo, que te identifiques o a que rechaces lo que está plasmado, pero no porque así te lo indique, sino debido a que has llegado a ese punto por tus propios medios intelectuales.La poesía puede ser divertida también, y regresando a Juan de Dios Peza, muchas de sus lecturas te arrancarás una sonrisa… con la que me he identificado es la titulada “Este era un rey”…

Si no ha encontrado aún un poeta que sea de tu agrado, busca en Internet, acude a la biblioteca o pide recomendaciones a tus amigos, te aseguro que más de uno ha leído, pero no es algo de lo que suelan contar. Y si tienes alguno que sea tu preferido, te pido y lo escribas en los comentarios.

Para qué leer poesía

1 comentario:

  1. definitivamente un poeta que me hace volar es fernando pessoa y sus queridos heterónimos.....
    poemas como "poema XXIX", y "si pudiera morder la tierra toda" me hacen sonreír

    ResponderEliminar