miércoles, 20 de mayo de 2009

Por qué flotan las hojas de la «Victoria regia»

La Victoria regia, que también puede admirarse en los invernaderos de muchos jardines botánicos, crece espontánea en las densas selvas tropicales de América y es una planta típicamente acuática, pariente cercana de los nenúfares que embellecen los lagos y estanques de muchos lugares del mundo.

Su singularidad estriba en el enorme desarrollo de sus hojas, parecidas a grandes bandejas circulares de bordes elevados que pueden alcanzar hasta 2 metros de diámetro. Estas hojas flotan sobre el agua y no hay peligro de que se hundan. Las más grandes pueden sostener incluso el peso de un hombre, sin ningún riesgo de que éste acabe en el agua.

Dicha propiedad se explica por la presencia, en los tejidos foliares, de numerosas y pequeñas cámaras de aire que aligeran la hoja y crean las mismas condiciones que permiten flotar a las naves.