viernes, 1 de mayo de 2009

¿Qué es un paraíso fiscal?

Se trata de un país, territorio o actividad que mediante la concesión de privilegios fiscales, opacidad o secreto bancario pretende atraer inversiones, construir sociedades o acoger a personas acaudaladas.
En el mundo existen alrededor de treinta paraísos fiscales. Atendiendo a su objetivo, podemos clasificarlos en los siguientes grupos: los que pretenden atraer a personas de considerable fortuna; los destinados a empresas, y los paraísos mixtos.

Sus principales características son: confidencialidad, secreto y anonimato respecto a la información de los dueños de las empresas, en muchos casos se permiten las acciones “al portador”, titulares de cuentas, etc.
Estabilidad política, ya que nadie está dispuesto a inmovilizar gran parte de su fortuna por los golpes de Estado; en algunos casos existe un sistema de garantías mediante cláusulas de mantenimiento por un plazo determinado de las condiciones que se hubieran contratado antes del cambio jurídico, o bien del traslado de la sede social y capital depositado en el paraíso fiscal.

Una divisa fuerte, por razones análogas, nadie deposita gran parte de su riqueza en una divisa en la que se puede esperar devaluaciones significativas.

Buena red de comunicación: carreteras, aeropuerto, puerto naval (si es posible); en muchos casos se trata de lugares turísticos, de manera que el inversor extranjero aprovecha sus vacaciones para realizar gestiones, depositar dinero... Y suficiente infraestructura jurídica, contable y fiscal, con un buen número de asesores, consultores, abogados, etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada