lunes, 1 de junio de 2009

Algunas los prefieren narizones

A través de los tiempos, la nariz del hombre ha sido relacionada con otra protuberante, aunque mucho más privada, parte de su anatomía. El historiador romano Lampridius describió a los narizones como gente especialmente bien dotada abajo de sus togas. Luego está el Cyrano de Bergerac de Rostand, cuyo tamaño de nariz solamente era superado por su... eh, espada. Y el mito sobrevive aún en la actualidad.

Antes de preocuparte tratando de averiguar cómo es que estás entre la minoría del 15 por ciento, duerme tranquilo, sabiendo que no hay ninguna correlación científica entre el tamaño de la nariz y el largo del pene. 

La fascinación fálica es meramente un  indicio del equivocado énfasis que le damos a cómo se ve una nariz. Después de todo, una rinoplastia es la cirugía plástica más común entre los hombres. Pero lo que realmente importa,- esta característica en particular sí la comparte la nariz con el pene, es la manera en que funcione.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada