domingo, 28 de junio de 2009

¿Por qué sentimos escalofrío cuando las uñas rascan un pizarrón?

La curiosa sensación que tenemos en la espina dorsal durante una situación así parece ser un vestigio evolutivo. Cuando lo provoca una corriente de aire, resulta fácil entender que sentimos escalofrío porque nuestro cuerpo no cuenta con suficiente pelo protector como lo tenían nuestros antepasados.

El escalofrío que se siente en otras circunstancias es más difícil de explicar. Muchas veces ocurre incluso en situaciones placenteras o muy emocionantes.

La explicación más aceptada afirma que cualquier estímulo poco acostumbrado significa, inconscientemente, una situación amenazante ante la que el cuerpo responde con un estado emocional alterado, a veces puede causarlo la mera sensación de incomodidad. Lo curioso es que la respuesta varía de persona a persona, y que el hecho de que alguien rasque un pizarrón difícilmente podría parecer amenazante para alguien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada