viernes, 31 de julio de 2009

¿Qué pasaría si quisieras visitar los siete continentes en un solo día?

¿Es posible? Ante todo, deberías reflexionar un poco sobre algunas cosas. ¿Adónde vas? ¿Cuál es el lugar de partida? ¿Qué significa «en un solo día»? ¿Un período de veinticuatro horas? ¿O prefieres darle un sentido más amplio y prestar atención a la fecha en lugar del simple paso del tiempo? Y por último, aunque no por ello menos importante, ¿qué medio de transporte deberías emplear? (Aclaro que usaré de ejemplo al Concorde)

El itinerario de viaje incluiría visitas a cada uno de los continentes siguientes:

África
Antártida
Asia
Australia
Europa
América del Norte
América del Sur

Cubrirías una increíble distancia, de ahí que a primera vista la empresa parezca imposible. Pero en realidad, existen dos formas de hacerlo: utilizando un medio de transporte extremadamente rápido, como el jubilado Concorde, o reinterpretar y matizar el significado de «en un solo día». Antes de referimos al Concorde, analizaremos una cuestión muy interesante, pero debemos recordar que en mayo de 2003 y después de 27 años de historia el Concorde dejaba de volar. Coincidiendo con el centenario del vuelo inaugural de los hermanos Wright.

Al mediodía, el sol se halla en el punto más alto del cielo, cruzando el meridiano, en todo el planeta. De existir un solo horario en todo el mundo, esto sería imposible, ya que la Tierra gira 15° cada hora. Ésta es la razón por la que el globo terráqueo está dividido en zonas horarias. La idea que subyace detrás de las múltiples zonas horarias es la de dividir el mundo en veinticuatro segmentos de 15° y ajustar los relojes a tenor del horario de dicha zona. Todas las personas de una zona determinada sincronizan sus relojes de la misma forma y cada zona lleva una hora de diferencia en relación con la siguiente o la anterior. Si prestas atención a las zonas horarias, puedes utilizarlas en tu provecho a la hora de planificar el viaje. Te resultará muy útil interpretar «en un solo día» corno la fecha del viaje y no simplemente como un período de veinticuatro horas.

Si usas las zonas horarias, puedes partir de cualquier punto en el este y desplazarte hacia el oeste. De este modo, a medida que avance el viaje, ganarás horas adicionales a causa del cambio horario.

Si el tiempo no representara ningún problema, podrías elegir entre hacer el viaje en barco, en avión o utilizar una combinación de los dos. Sin embargo, dado que los aviones son ineludiblemente más veloces, es este medio el que deberías usar. Un Boeing 747 se desplaza a una velocidad de 901 km/h (Mach 0,84), mientras que el Concorde lo hace (vale… lo hacía) a 2.172 km/h (Mach 2), es decir, dos veces y media más deprisa. 
El coste de un vuelo en Concorde desde Londres hasta Nueva York costaba aproximadamente 5.100 dólares ida o vuelta. Si bien es cierto que contratar un Concorde para tu viaje probablemente costaría varios millones de dólares, para ceñirnos a esta pregunta imaginaremos que tienes el dinero.

Como ya hemos dicho, desplazarnos de este a oeste nos proporcionará más tiempo para realizar el viaje. Vas a salir de la Antártida, volarás hasta el continente australiano y luego hasta Asia. Desde allí continuarás, por este orden, hacia Europa, África y América del Sur, finalizando el trayecto en América del Norte. De país en país, el recorrido sería el siguiente:

De McMurdo Station (Antártida) a Christchurch (Nueva Zelanda)
De Christchurch (Nueva Zelanda) hasta Bangkok (Tailandia)
De Bangkok (Tailandia) a París (Francia)
De París (Francia) a Ouagadougou (Burkina Faso)
De Ouagadougou (Burkina Faso) a Caracas (Venezuela)
De Caracas (Venezuela) a Dallas, Texas (Estados Unidos)

La escala más dificultosa del viaje es la primera. Aunque en la Antártida existen más de veinte pistas de aterrizaje, la mayoría de ellas son de grava o de hielo encostrado y no resultarían adecuadas para un Concorde. La Fuerza Aérea de Estados Unidos y la Real Fuerza Aérea de Nueva Zelanda viajan desde y hasta una zona de investigación en la Antártida conocida como McMurdo Station, donde la climatología puede complicar considerablemente los despegues y aterrizajes, tanto que algunos vuelos desde Christchurch a McMurdo Station se conocen como «boomerangs», ya que muchas veces se ven obligados a dar media vuelta a causa de las inclemencias del tiempo. Como sin duda habrás adivinado, la duración de los vuelos depende de la climatología, aunque la duración media de un vuelo se sitúa entre seis y siete horas. McMurdo Station y Christchurch se hallan en la misma zona horaria. Supongamos pues que despegas de McMurdo a las 10.30 horas de la mañana; llegarás a Chnstchurch a las 17 horas de la tarde.

Supongamos que has conseguido contratar un Concorde. Hemos determinado la duración de los vuelos a partir de las millas náuticas que separan los diferentes destinos y del hecho de que un Concorde puede desplazarse aproximadamente a 1.173 nudos por hora. Veamos un ejemplo. Entre el Aeropuerto Internacional de Bangkok,en Tailandia, y el aeropuerto Charles de Gaulle en París (Francia) hay 5.082,35 millas náuticas. Por lo tanto, 5.082,35: 1.173 = 4,33 horas, o 4 horas y 20 minutos
Entonces, haciendo este conservador cálculo se puede determinar que si es posible viajar a todos los continentes en un día.

En realidad, si partes del tiempo total de vuelo que consistiría en menos de 24 horas, descubrirás que si se pudiera aterrizar y despegar en tres o cuatro minutos, también sería posible cubrir el trayecto en menos de 23 horas, ¡aunque a decir verdad, los aterrizajes y los despegues tardan más de tres o cuatro minutos! Utilizando las zonas horarias y la velocidad máxima de transpone del Concorde, la pretendida epopeya parece extremadamente fácil. Con este panorama, incluso dispondrías de tiempo para descender del avión y sacar un par de fotos.

Pero ¿qué pasaría si sólo pudieras viajar en un 747?

Ah, pues con la velocidad y el tiempo de despegue y aterrizaje no sería posible realizar un viaje de este tipo en un día.

¿Qué pasaría si quisieras visitar los siete continentes en un solo día?
¿Qué pasaría si quisieras visitar los siete continentes en un solo día?

jueves, 30 de julio de 2009

¿Por qué se les llama Table Dance a los sitios en donde bailan chicas?

No sólo mujeres, también reciben ese nombre los lugares donde bailan varones que se desnudan. El apelativo ha dado origen, en su castellanización, a uno de los oficios más curiosos: teibolera o teibolero. Ese nombre se explica por las palabras inglesas table, que significa mesa y dance que quiere decir baile. En teoría, estos bailarines se mueven sobre las mesas de los clientes. Sin embargo su sentido se ha perdido, pues los bailes suelen hacerse sobre pequeños escenarios pasarelas o bien sitios apartados donde el usuario tiene cierta privacidad con la experta(o). De una u otra forma los clubes con esta clase de espectáculo han dado en llamarse simplemente tables.

¿Qué pasaría si un avión estuviera aterrizando en el aeropuerto donde ocurre un terrible terremoto?

Un terremoto es uno de los fenómenos más aterradores que la naturaleza nos puede deparar. En general, solemos pensar que la tierra que pisamos es sólida como una roca y completamente estable, pero lo cierto es que un terremoto puede desmentir esta apreciación en un solo instante, y a menudo con una extrema violencia. Veamos cómo se originan los terremotos para comprender qué podría ocurrir cuando el avión aterrizara.

Un terremoto es una vibración que se desplaza a través de la corteza terrestre. Técnicamente, un gran camión con remolque que pasa zumbando por la calle está ocasionando un miniterremoto; en efecto, tu casa tiembla tanto que en ocasiones da la sensación de que esté a punto de desplomarse. Pero a decir verdad, tendemos a pensar en los terremotos como sucesos que afectan a un área relativamente grande, como por ejemplo una ciudad. Aunque pueden estar provocados por un sinfín de causas (erupciones volcánicas, explosiones subterráneas, etc.), la mayoría de los terremotos que se producen de forma natural tienen su origen en los movimientos de las placas terrestres. El estudio de este tipo de movimiento de placas se llama «tectónica de placas».

Los científicos han propuesto la idea de la tectónica de placas para explicar diversos fenómenos peculiares que se producen en nuestro planeta, tales como el aparente movimiento de los continentes a lo largo del tiempo, la acumulación de la actividad volcánica en ciertas áreas geográficas y la presencia de enormes fallas en el fondo del océano. Según la teoría básica, la capa superficial de la Tierra o litosfera consta de muchas placas que se deslizan sobre la capa lubrificada de la atenosfera, y allí donde se encuentran, aparecen las fallas, es decir, fracturas de la corteza terrestre en las que los bloques de roca se desplazan, a cada lado, en direcciones diferentes.

Los terremotos son mucho más comunes a lo largo de las líneas de falla que en el resto del planeta. Una de las fallas más conocidas es la de San Andrés, en California, que establece el límite entre la placa oceánica del Pacífico y la placa continental americana, extendiéndose a lo largo de 1.050 km. San Francisco, junto con su nuevo aeropuerto internacional, está situada muy cerca de esta falla.

Cuando se produce una fractura o movimiento repentino en la corteza terrestre, la energía irradia en forma de ondas sísmicas, al igual que la energía de una perturbación en una masa de agua lo hace en forma de olas. Las ondas superficiales, que constituyen un tipo de ondas sísmicas, actúan de un modo similar a las olas en una masa de agua: desplazan la superficie de la Tierra arriba y abajo, provocando innumerables daños.

En algunas zonas, los graves daños producidos por los terremotos son el resultado de la licuación del suelo. En efecto, cuando se dan las condiciones apropiadas, la violenta sacudida sísmica hace que los sedimentos poco compactos y la tierra se comporten como un líquido. Cuando se construye un edificio o una casa en este tipo de sedimentos, la licuación puede propiciar el desmoronamiento de la estructura. Durante el terremoto de Loma Pileta, la pista de aterrizaje principal del Aeropuerto Internacional de Oakland sufrió graves desperfectos a causa de la licuación. Incluso se hallaron grietas de 90 cm de anchura.

Para contribuir a la lucha contra los terremotos, el nuevo Aeropuerto Internacional de San Francisco ha recurrido a tecnologías de construcción muy sofisticadas, una de las cuales consiste en unos gigantescos cojinetes.
En los aeropuertos situados en áreas propensas a los terremotos hay que tomar en consideración diversas cuestiones de seguridad:

La integridad de los edificios y terminales
La integridad de la torre de control
La integridad de las pistas de aterrizaje

Los 267 pilares que soportan el peso del aeropuerto disponen cada uno de ellos de un cojinete de acero de 1,5 al de diámetro. La bola descansa en una base cóncava que conecta con el suelo. En caso de producirse un terremoto, el terreno se puede desplazar 50 cm en cualquier dirección. Los pilares que descansan sobre las bolas de los cojinetes se mueven algo menos, ya que ruedan en su base, lo cual contribuye a aislar el edificio del movimiento del suelo. Al término del terremoto, la gravedad tira de nuevo de los pilares hacia el centro de su base. Esto protege de una forma muy eficaz a los pasajeros que están esperando para embarcar, pero ¿qué sucede con quienes están aterrizando?

Como ya hemos mencionado anteriormente, las pistas de aterrizaje pueden sufrir daños considerables debido a la licuación, de manera que una aeronave que aterrice inmediatamente después de un terremoto podría encontrarse con una pista en la que resultara complicado maniobrar. Si los controladores aéreos sienten el terremoto y pueden comunicarse por radio con el piloto, el avión podría desviarse y evitar el aterrizaje. Pero si se está produciendo el aterrizaje coincidiendo con la primera sacudida del terremoto, el problema no será excesivamente preocupante. El tren de aterrizaje del avión está diseñado para soportar las grandes sacudidas de los aterrizajes de emergencia y la maniobra resultará relativamente cómoda.

martes, 28 de julio de 2009

¿Quién inventó la lotería?

El origen de este juego es más antiguo de los que comúnmente se cree, los romanos ya lo conocían y en la opinión de algunos, se supone y la inventaron para hacer más amenas las fiestas saturnales que se celebraban a mediados de diciembre, a las que se daba principio distribuyendo gratuitamente billetes a los concurrentes, quienes solían obtener por este medio alguna ganancia considerable.
Se cree que el nombre de lotería se deriva del italiano lotta, lucha, porque parece que el jugador lucha con su fortuna y con los demás jugadores; y otros piensan que proviene del alemán lot, que significa suerte.


Parece que la renovación de la lotería se debe a D. Celestino Galiani, monje napolitano, quien la introdujo en su patria en el siglo XVIII; aunque otros dicen que se debe a un genovés llamado Benito Gentile, el cual por medio de esta reinvención se libro de la muerte. La lotería se estableció en Génova en 1720, desde donde se fue estableciendo por las ciudades de Italia, Alemania y Francia; y por último en España en 1763, habiéndose celebrado la primera extracción en Madrid el día 10 de Diciembre de 1831.

La lotería llamada moderna es una rifa que se ejecutaba en América desde tiempos inmemorables, y se estableció en Cádiz a fines de 1811 para ocurrir con su producto a los gastos de la Guerra de Independencia.

¿Qué es un mileurista?

Un mileurista es un joven que ronda los 30 años, pertenece a una generación muy preparada, que gana mil euros al mes y navega a la deriva en un futuro que se le prometió brillante, aunque la realidad le trajo tormenta.

En agosto de 2005 llegó una carta a la redacción del diario español El País titulada “Soy mileurista”. La autora, Carolina Alguacil, de 27 años, daba a conocer un término que definía a una nueva clase social: la mileurista. "Aquel joven licenciado(a), con idiomas, posgrados, másters y cursillos que no gana más de mil euros por mes. Gasta más de un tercio de su sueldo en alquiler. No ahorra, no tiene casa, ni auto, ni hijos, vive al día. A veces es divertido, pero ya cansa", decía esta joven creadora de un término en el que millones de jóvenes españoles y de otras partes de Europa se vieron reflejados.

Porque en realidad el concepto, aunque acuñado en la tierra de García Lorca, coloca en tiempo y espacio a un fenómeno que es occidental. Mileuristas hay, y cada vez son más, en Estados Unirlos y Latinoamérica. En México, a pesar de que su realidad social y económica es muy distinta no sólo a los europeos y estadounidenses, sino al resto de América Latina, no es descabellado mencionar que día a día aumentan los, se podría decir, `diezmilpesistas'.

Los mileuristas sois una realidad que se expande. Más allá de que la palabra los identifica con un sentido de pertenencia bajo protesta y en naciente rebeldía, no ven claro adónde van, estancados económica y socialmente a pesar de los años de estudios, sabedores de que el pastel que les prometieron no era tal. Pero se reúnen para hallar salidas a una situación que puede explotar en cualquier momento; incluso tienen un manifiesto de 10 puntos que puede considerarse como los 10 (des)mandamientos de sus integrantes; profesional, entre 24 y 36 años, que gana y no ganará más de mil euros al mes.

Hoy, los pobres en España son los jóvenes, y los mileuristas son quizá el mejor ejemplo. Más allá de la misiva de Carolina, fue vital el artículo publicado en el mismo diario: La generación de los mil euros, de Antonio Jiménez Barca, que dio a conocer el término mileurista y a su creadora, así como un estudio más profundo. Por ejemplo, en Galicia, una de las regiones más ricas y económicamente activas del país ibérico, 60% de la población es mileurista. De hecho, hay que decir que el concepto, que en resumen hace mención a la situación laboral de una generación, rondaba desde hace tiempo en el ambiente.

Una campaña publicitaria acuñó el término JASP (Joven Aunque Sobradamente Preparado) que se refería a una situación similar. Sea como sea esa legión de jóvenes, hijos de los balay boomers (que sí compraron casa, autos y tuvieron hijos a la edad que ahora tienen los suyos), quienes vivieron una infancia hasta cierto punto acomodada, seguros de que el futuro lo tenían asegurado porque estudiarían hasta los más altos niveles y por lo mismo encontrarían excelentes trabajos, comienza a cuestionarse qué salió mal, pero sobre todo, qué debe hacer para cambiarlo.

Este creciente fenómeno tiene a una joven y amplia clase media estancada.

¿Es aceptable? No y sí. Porque también hay profesionales que ganan la mitad que eso, aunque si se toma en cuenta que el trabajador promedio en España obtiene cerca de 1,700 euros mensuales, para el mileurista no deja de ser injusto y bastan te desesperanzador sabiendo que no hay señales que indiquen que su vida mejorará. Para la escritora Espido Freire, autora del libro Mileuristas, a estos jóvenes, que no tienen con qué rentar un departamento (a no ser que se comparta con una, dos o hasta tres personas), menos para tener automóvil, casarse y tener hijos, viajar (salvo que lo hagan en plan backpack), y no digamos adquirir gadgets, la situación les pinta color de hormiga. Muchos de ellos siguen viviendo con sus padres y la única manera de mejorar la situación es pedir un préstamo al banco y endeudarse hasta la vejez. Y eso si el banco “quiere” prestarles.

Mileuristas, una generación desideologizada pero inconforme, víctimas de una sociedad diseñada para excluirlos en lugar de hacerlos partícipes de la fuerza económica, a la medida de sus conocimientos. Y así como pasa en España e Italia principalmente, en otras partes del mundo pueden verse reflejados, aunque en el espejo en lugar de una cifra fija en euros se veríais pesos o hasta dólares. Sin embargo, los mileuristas se están organizando, levantan la voz y dejan sentir el peso de su creciente malestar, a tal punto que hoy son una masa de gente muy visible, la cual provocará tarde o temprano que quienes los hicieron a una lado comiencen a encontrar salidas de aire a esta olla de presión social.

¿Qué especies aparecen en el Escudo Nacional Mexicano?

El Escudo Nacional de México está representado por un águila real devorando a una serpiente de cascabel, posada sobre un nopal en un islote del lago de Texcoco. Por todos es sabido que el origen de este emblema se remonta al establecimiento de los nahuas en el Valle de México. Sin embargo, si recapacitamos y analizamos esto desde un punto de vista biológico, encontraremos algunas incoherencias.

La primera y más obvia es preguntarnos si realmente el águila representada es un águila real y al respecto, tenemos que hacer suposiciones de su distribución original o de la que probablemente abarcó en esa época, también es necesario conocer sus costumbres alimenticias, zonas de vuelo, caza y posaderos para alimentarse. Esto último afortunadamente no tiene que apoyarse en suposiciones de dudosa aceptación, pues las costumbres del águila real aún pueden ser constatadas en el norte del país.

Para poder aceptar que se trata de un águila real (Aquila chriceratos) que habitó en el Valle de México, es necesario inferir que su distribución abarcó todo el Eje Neovolcánico, y si así lo fue, es muy improbable que volara por los valles bajos, pues estas águilas prefieren las zonas boscosas y peñascos de las zonas montañosas, las cuales rodean por completo al valle de México, pero si aún así, si aceptamos que es posible que sobrevolara y se alimentara en los valles bajos, tendríamos que cuestionarnos sobre la posibilidad de que un águila real se pose a comer sobre un nopal, lo cual, es difícil de aceptar, en primer lugar porque esto nunca se ha visto o reportado, pero además, porque la resistencia de los nopales ante el peso del águila, difícilmente permitiría tal evento.

Un águila despedazando a una serpiente para devorarla realiza movimientos bruscos, que ejercen fuerte presión sobre su percha, esta serie de movimientos romperían las pencas del nopal fácilmente. Los nopales que se desarrollan en zonas templadas, como lo es el Valle de México, son especies medianas y menos corpulentas que las especies de zonas áridas. Las especies del Valle de México no se desarrollan en forma arborescente como los que encontramos en el norte de Jalisco y que probablemente podrían soportar el peso un águila. Suponer que probablemente en esa época existió alguna especie de nopal de zonas áridas y que por nuestro "desarrollo" ha desaparecido, es ilógico, pues el efecto de nuestro "desarrollo" produce una desertificación de los lugares, es decir, hoy en día el Valle de México es más árido que antes.

Por otra parte, se sabe que cuando las águilas capturan alguna presa, la trasladan en sus garras una distancia no muy grande para devorarla, a menos que la fueran a trasladar a su nido y como las águilas definitivamente no anidan ni en los nopales ni en los islotes, es de suponer que la serpiente fue capturada en las cercanías del islote o del lago de Texcoco. Las especies de víboras de cascabel de la región son: La Cascabel serrana o de cola negra (Crotalus molossus nigrescens), las Cascabeles de bosque (C.triseriatus y Sistrurus rayos), así como la Cascabel cabeza de lanza u hocico de puerco (C. polystictus). Todas ellas son pequeñas por lo que es dificil que formen parte de la dieta de un águila real, a excepción de la (C.mo-lossus), la cual puede llegar a medir 1.2 m de longitud y se sabe que sí es predada por (A. chriseratus). Por lo que si se quiere suponer que el águila involucrada es un águila real, la serpiente, si es que es de cascabel, tendría que ser una (C.molossus).Estos argumentos nos dejan muy pocas posibilidades para aceptar que el águila representada en nuestro escudo nacional originalmente haya sido un águila real. Probablemente se trató de una aguililla o de un halcón. 

Los que pudieron encontrarse en esa región son el Halcón cola roja, (Buceo jamaiscencis borealis), el Halcón de Harri o Aguililla, el (Caracara o quelele) y el halcón gris (Parabuteo nitiduslos) los cuales no se alimentan de crotálidos pero sí de colúbridos, tales como las chirrioneras, (Masticophis flagellum), los cincuates (Pituophis deppei deppei), la culebra listada (Salvadora sp.) y las culebras de agua (Thamnophis spp.), todas ellas abundantes en las proximidades del lago de Texcoco. Estas aguilillas o halcones sí se posan sobre nopales, aunque prefieren hacerlo en perchas más seguras como huisaches, mesquites y demás árboles de la región. Pero si nuestra ave en cuestión se posó en un nopal, es porque fue la percha más cercana que encontró y por lo tanto, la serpiente fue capturada muy cerca del lugar; por lo que muy probablemente se trató de una culebra de agua. 

La más antigua de las representaciones de nuestro escudo es la del Códice de Mendoza, en la que los nahuas dibujaron un ave de presa posada sobre un nopal. En esta representación, aún cuando el ave está sujeta al nopal en una sola pata, la segunda no sujeta a ningún animal, por el contrario, se ve suelta y con la garra hacia el frente. Aparentemente la versión de que se encontraba devorando a una serpiente es muy posterior. El dibujo del códice está un poco estilizado, por lo que no se puede identificar la especie de la que se trata, pero si puede apreciar que se trata de un ave de presa; un halcón o un águila. Esta versión, en la que se infiere que el origen del escudo nacional esté relacionado con un halcón alimentándose de una culebra, es la más posible, aunque menos romántica y es la hipótesis más aceptada entre el gremio biológico. Las especies originales involucradas en la visión de los nahuas, nadie podrá conocerlas con exactitud, pero muy probablemente son algunas de las antes descritas. Este escudo nacional, es pues, una versión muy modificada de la original visión de los nahuas.

¿Qué pasaría si dos personas quedaran atrapadas en arenas movedizas? ¿Se hundiría antes la más pesada?

Antes de ahondar en esta cuestión, conviene saber cómo se comportan las arenas movedizas. Cuando aparecen en las películas, suele ser habitual que el héroe o la heroína de turno se vea atrapado y succionado por una enorme masa de arena húmeda en movimiento. Afortunadamente, las arenas movedizas no son esa temible fuerza de la naturaleza que nos muestra en ocasiones la gran pantalla.

Las arenas movedizas no constituyen un tipo de suelo especial, sino que por lo general son de arena o de otra clase de terreno granulado. Según Denise Dumouchelle, geólogo del Servicio Geológico de Estados Unidos, se pueden formar en cualquier lugar si se dan las condiciones apropiadas. Un buen ejemplo lo tenemos en la arena de la playa. Piensa en la arena húmeda situada en las proximidades del agua. A simple vista parece sólida, pero cuando la pisas, se estremece.

Básicamente, las arenas movedizas son arena ordinaria con una escasa fricción entre sus partículas. El término «movedizas» se refiere a la facilidad y rapidez con la que se desplaza la arena.

Dos factores contribuyen a propiciar dicho desplazamiento:

Agua subterránea: El agua se filtra en la arena creando una minúscula bolsa entre cada grano. Cuando la arena se satura de agua, la fricción entre las partículas se reduce, adquiriendo una consistencia parecida a la de un líquido.

Terremotos: La inmensa fuerza de los terremotos agita la arena y la separara, disminuyendo así la fricción. La zona afectada se inestabiliza, haciendo que los edificios y otros objetos situados en esa superficie se hundan o desmoronen.

Muy bien, ahora que sabemos cómo funciona, ¿qué ocurre cuando dos personas se caen en una trampa de arenas movedizas? Por término medio, el peso corporal humano tiene una densidad de 1 g/cm3 y es capaz de flotar en el agua.

Si tienes un bajo porcentaje de grasas, tendrás una mayor densidad, pero aun así, el aire atrapado en los pulmones te permitirán flotar. Las arenas movedizas son más densas que el agua (alrededor de 2 gr/cm3), lo que significa que puedes flotar más fácilmente en ellas que en el agua. La clave consiste en que no cunda el pánico. La mayoría de la gente que muere ahogada en las arenas movedizas, o en cualquier otro liquido, suele asustarse y empieza a agitar los brazos y las piernas.

El error más común en relación con las arenas movedizas consiste en creer que se tratan de una especie de pozo de arena «viviente» y sin fondo que tira de ti hacia abajo. En realidad, si pisas unas arenas movedizas, nada te succionará.

Sin embargo, tus movimientos pueden provocar que te hundas sin remedio. En opinión de Dumouchelle, al pisar una trampa de arena es tu peso el que facilita inicialmente el hundimiento. Así pues, en principio se podría pensar que la persona más pesada es la que se hundirá más deprisa. Pero lo cierto es que cuando la arena llega hasta las rodillas, el peso realmente no importa. Si el individuo tiene un porcentaje de grasas más elevado, es posible que tenga una ligerísima ventaja y que consiga salir a flote más pronto.

Lo peor que se puede hacer en unas arenas movedizas es agitarse alocadamente y mover los brazos y las piernas. En tal caso, lo único que se consigue es hundirse un poco más en la trampa de arena líquida. Es preferible realizar movimientos lentos para impulsarse hasta la superficie, y una vez en ella, tumbarse de espaldas, flotando hasta una zona segura. Éste es el método que da mejores resultados cuando la arena está bastante saturada.

La proporción arena-agua en las arenas movedizas puede variar; de ahí que algunas posean una menor capacidad para soportar el peso. En consecuencia, si te encuentras alguna vez en una trampa de arena menos saturada, existe un método mejor.

Una de las reacciones más habituales cuando alguien introduce un pie en unas arenas movedizas consiste en desplazar el peso sobre el otro pie, lo cual produce una especie de movimiento de balancín, con la persona alternando el peso corporal a derecha e izquierda en un intento por sacar un pie de la trampa.

Este movimiento empeora la situación. Lo que deberías hacer es dejarte caer hacia atrás e intentar distribuir el peso del cuerpo sobre la mayor superficie de arena posible. Continúa liberando el pie con movimientos lentos, y cuando lo hayas logrado, rueda sobre ti mismo hacia tierra firme, incorpórate rápidamente y corre para salir.

Ha habido muchos casos en los que las víctimas se han quedado con las piernas atrapadas en arenas movedizas y han sido incapaces de salir por sus propios medios. Para que esto ocurra, la arena debe tener el nivel apropiado de humedad, y la persona debe estar enterrada, como mínimo, hasta los muslos. En este caso, liberarla requiere la cooperación de por lo menos dos transeúntes o de un equipo completo de rescate

Los alimentos más caros del planeta

Desde que el hombre apareció sobre la faz de la tierra, mas allá de su función primaria. De nutrirnos, los alimentos y la manera de prepararlos han sido elementos formadores. De cultura y han estado presentes en todo aquello que sea digno de celebración, de Halago y de gratificación.

Los alimentos han sido motivo de ofrendas a las deidades en todas las religiones y han dejado huella del desarrollo y del refinamiento de la raza humana. Por eso, la gastronomía es un arte que sigue vivo y va relatando la evolución humana de cada pueblo, de cada rincón del planeta.

En la larga historia gastronómica del mundo han surgido alimentos que se han convertido en los epítomes del lujo. He aquí algunos de los más preciados y famosos manjares.

Desecho convertido en manjar

Considerado como un manjar de reyes, el caviar sigue siendo el alimento más caro. Su nombre tártaro es khavia y se refiere sólo a la hueva del esturión, un pez prehistórico natural del mar Caspio.

Aunque hay aproximadamente 25 variedades de esturión, el mejor procede justamente el mar Caspio, porque las condiciones ambientales como la salinidad del agua y el plancton de sus aguas, dan al esturión que ahí se cría cualidades únicas.

Desde hace siglos, los rusos se distinguen por la manera de recolectar y conservar los huevecillos. Por otra parte, el caviar iraní es también muy apreciado. Los musulmanes, que consideraban impuros a los peces sin escamas, entre los que se encuentra el esturión, a partir de 1927 vieron la oportunidad de vender el producto en el extranjero y autorizaron a los rusos para encargarse de ello. Actualmente la industria está nacionalizada pero el mercado sigue siendo controlado por sus vecinos del norte.

Cuando uno piensa en que una onza (28.5 gramos) de este manjar puede sobrepasar los 300 dólares, difícilmente se imagina que alguna vez las huevas de esturión se tiraban a la basura como el resto de las vísceras de cualquier pez.

Sin embargo, el hambre no tiene orgullo y los pescadores más pobres comenzaron a conservar el caviar para su consumo envolviendo los huevecillos en trapo, salándolos y luego enterrándolos cerca de la orilla del Caspio, cuyos suelos ricos en un antiséptico natural, el bórax, los conservaba por más tiempo.

De las mesas humildes pasó, poco a poco, a las de los nobles que fueron incorporándolo a sus celebraciones. La historia habla de que el zar Pedro el Grande fue quien le regaló caviar a Luis XV. Cuando el famoso Rey Sol probó aquellos huevecillos grisáceos, lo atacaron unas terribles náuseas que lo obligaron a volver el estómago y dejó las lujosas alfombras de Versalles hechas un asco. Los franceses no quisieron saber nada de este producto sino hasta comienzos del siglo XX, con la llegada de la nobleza rusa exilada tras la revolución bolchevique.

Unos hermanos de apellido Petrossian vieron una gran veta de negocio en la importación de caviar para satisfacer el paladar de sus coterráneos en suelo galo. Y como el dinero no tiene ideología, el gobierno soviético, urgido de divisas, no puso obstáculos para la exportación. Como dato curioso, los Petrossian y sus descendientes siguen siendo quienes controlan la mitad del consumo mundial de caviar y su marca es aún la de mayor demanda. Sin embargo fue el multimillonario Charles Ritz, hijo de César Ritz, quien afianzó el consumo de caviar al incluirlo en platillos de alta cocina servidos en sus afamados hoteles.

Tipos y calidades de caviar

El Beluga, natural del mar Caspio, es la variedad a la que pertenecen los esturiones de mayor tamaño y que producen los huevecillos más grandes y frágiles. A las hembras de la especie les lleva veinte años alcanzar la madurez y producen el caviar más caro del mundo. Hay otra variedad, el Osetra, del que procede el caviar de gran calidad que más se consigue. Este pez produce una hueva uniforme, con un matiz dorado, contiene un sabor distintivo un poco más fuerte que el del Beluga. El esturión Sevruga, habita en las profundidades del Caspio y es la variedad más pequeña y prolífica. A la hembra le lleva aproximadamente unos siete años madurar y producir un caviar de grano más pequeño que es gris oscuro o negro y que tiene un sabor intenso y ligeramente afrutado.

Trufas, las peras de tierra

Por miles de años algo en la naturaleza de las trufas ha cautivado al hombre. Su aroma que escapa a cualquier descripción por su delicadeza y su sabor distintivo la han hecho uno de los más valiosos condimentos de la alta cocina.

Tuber nigrum es el nombre botánico de este hongo subterráneo conocido como trufa. Es la más apreciada en Francia y España, con su perfume intenso y pungente, a veces ligeramente amargo, es la más conocida y fácil de conseguir. Esta trufa solamente crece en el sur del país galo, en la región de Perigord. Sin embargo, la trufa más apreciada y cara es la Tuber magnatum y la Tuber album, las trufas blancas de Italia, particularmente las de la región de Piemonte. Estos hongos alcanzan la fabulosa suma de tres mil euros por kilo. Pesan entre 40 y 300 gramos y están consideradas como lo más exquisito en la gastronomía.

Un poco de historia

Se sabe que los egipcios las conocían y acostumbraban comerlas rebozadas en grasa o cocidas en papillote. Por su parte, los griegos y los romanos creían que eran afrodisíacas. Esta fama perduró hasta la Edad Media, época en la que fueron proscritas ya que, además, por su aspecto negro y amorfo y por los bosques donde se encontraban —que en ese tiempo eran considerado como lugares de brujas y hechiceros, se pensaba que eran de algún modo ciertas manifestaciones del demonio. Así, en tiempos medievales las trufas fueron olvidadas y no aparecen en ninguna receta de su cocina.

Las trufas resurgen en la época del Renacimiento, durante el reino de Luis XIV, quien las rescató del olvido y las situó en primer plano gastronómico. El soberano francés estaba realmente fascinado con la naturaleza de las trufas y con el hecho de que fueran cerdos los que pudieran olfatearlas y desenterrarlas, además de que son silvestres, es decir, no pueden cultivarse y aún en nuestros tiempos, son objeto de estudio científico y han descubierto que contienen alphaandosterol, un equivalente de las feromonas encontradas en los cerdos y motivo por el que gozan de esa fama de potenciar muchos de los deseos sexuales en los hombres.

En nuestros días, se emplean perros adiestrados para encontrar las trufas, ya que los cerdos solían comérselas y se cosechan en primavera e invierno y siguen siendo buscadas como afrodisiacos que alcanzan valores, sobre todo las blancas, de hasta 300 dólares la onza (28.5 gramos), pero, definitivamente son el epítome de la gastronomía en el mundo.

La mejor carne es de Japón

Sí, lo que siempre creemos es que los mejores cortes de carne en todo el mundo provienen de Argentina, Uruguay, de los Estados Unidos o algo por el estilo, pero jamás se nos hubiera ocurrido mencionar a Japón. Cuando pensamos en lo pequeño que resulta ser el archipiélago que conforma al "país del sol naciente", es realmente complicado imaginarnos que de ahí provenga la mejor —y más cara— carne de res del mundo. Sí, así como lo lee, es la mejor carne de res del mundo. Su nombre original es Kuroge Wagyu, que quiere decir "res de piel negra", y se cultiva solamente en unas cuantas granjas en zonas rurales niponas. La denominación Kobe proviene del puerto de esta famosa ciudad, desde donde se distribuye la preciada carne a todo el resto del mundo.

Son menos de trescientas granjas las que crían a no más de veinte reses de la variedad Tajima, cada una con un sistema muy laborioso, muy cuidadoso y costoso. Todos los días los bueyes reciben un masaje para relajarlos y darles tono a sus músculos, porque la ausencia de estrés favorece la suavidad de su carne. La dieta de estos animales incluye sake y cerveza, que estimula de gran manera su apetito y tiene una acción específica en la cantidad de grasa de la carne, y se les alimenta con grano puro.

Además de estos cuidados, las reses reciben baños periódicos de sake, el famoso destilado de arroz japonés, para que conserven la piel limpia y perfumada.

La carne de res de Kobe es la más apreciada del mundo y solamente está disponible en los restaurantes más exclusivos del planeta. Para comerla no es necesario utilizar ninguna clase de cuchillo, tal es su suavidad, y ni hablar del sabor delicado y súper especial. Por eso es que un filete de esta variedad llega a costar hasta, sin ningún problema, alrededor de 300 dólares.

Los paladares de los gourmets, aunque muchas veces están dispuestos a aventurarse con nuevos sabores y texturas, siempre regresan a las delicias del caviar, las trufas y la carne Kobe, que son, sin lugar a dudas, tesoros comestibles que han hecho historia.

lunes, 27 de julio de 2009

¿Qué pasaría si viajaras en un ascensor y se rompiera el cable?

En las películas de acción, los ascensores se desploman docenas de plantas y se desintegran en una bola de fuego y probablemente una o dos explosiones gratuitas en la base del hueco. Afortunadamente, los ascensores del mundo real son algo más estables.

En realidad, los ascensores modernos disponen de tantos dispositivos de seguridad que semejante situación es prácticamente imposible que se produzca, si bien es cierto que por lo menos sucedió una vez, cuando un avión colisionó con el Empire State Building en 1945. Curiosamente, el único pasajero que viajaba en el ascensor, una ascensorista llamada Betty Oliver, sobrevivió a la caída de setenta y cinco pisos.

En un sistema de ascensor con cable, los cables de acero van sujetos a la cabina, formando un bucle alrededor de una especie de polea en la sección superior del hueco del ascensor, donde unas hendiduras sujetan firmemente los cables. Un motor eléctrico hace girar la polea, la cual, al moverse, desplaza también los cables. El sistema de polea y cables hace subir y bajar la cabina, que discurre a lo largo de unos raíles de acero instalados en el interior del hueco del ascensor.

Los cables están compuestos por varios trozos de material de acero bobinados uno alrededor del otro Estos cables casi nunca se rompen, y los inspectores los examinan con regularidad para comprobar cuál es su grado de desgaste. Los ascensores se suelen construir con múltiples cables (de cuatro a ocho), de manera que en el improbable caso de que uno de ellos cediera, los restantes sostendrían el ascensor. A decir verdad, un solo cable sería capaz de soportar el peso del ascensor. Por consiguiente, la respuesta es muy simple: no ocurriría nada si se rompiera un cable, o incluso dos o tres.

Pero supongamos que todos los cables se rompen al mismo tiempo. En tal situación, entrarían en acción los dispositivos de seguridad del ascensor, y más concretamente el sistema de frenos, que ancla la cabina en los raíles por los que se desplaza. Por regla general, estos dispositivos se activan mediante un mecanismo que controla la velocidad.

Este mecanismo consiste en una polea de garganta cónica que gira cuando el ascensor se mueve. Cuando la polea gira demasiado deprisa, la fuerza centrífuga de la rotación dispara hacia fuera dos cápsulas pivotantes que accionan una palanca, la cual activa el sistema de frenado. Dicho sistema desacelera gradualmente la cabina y la detiene. Asimismo, los ascensores de largo recorrido disponen de unos sistemas de frenado adicionales e independientes que desaceleran automáticamente la cabina cuando ésta llega a la sección superior y a la base del hueco o cuando se interrumpe el suministro de fluido eléctrico.

Si todo esto fallara y la cabina se desplomara por el hueco del ascensor, la situación sería francamente descorazonadora. En una caída libre, es decir, gobernada única y exclusivamente por la fuerza de la gravedad, todos los objetos se precipitan hacia el centro de la Tierra, acelerando a 9,8 m/seg2. Si el ascensor se halla en caída libre, tú también, y dado que el suelo se precipitaría bajo tus pies a la misma velocidad con la que caes hacia tierra, te sentirías casi ingrávido. Podrías impulsarte y «flotar» en la cabina.

Pero si la cabina cayera hasta la base del hueco, pronto descubrirías que en realidad no eres ingrávido. 

Cuando el ascensor dejara de moverse, el suelo recuperaría repentinamente su estabilidad, pero tú seguirías cayendo. El encontronazo contra el suelo de la cabina sería durísimo, como si hubieras saltado al vacío por el hueco del ascensor. Por otro lado, la cabina se haría trizas en un santiamén. Tus probabilidades de supervivencia serían muy escasas si el ascensor se hubiera precipitado desde una altura de varias plantas.
Sin embargo, un ascensor que se desploma no lo hace en caída libre. En efecto, la fricción de los raíles a lo largo del hueco y la presión del aire situado debajo de la cabina lo desacelerarían considerablemente. Te sentirías más ligero que de costumbre, ya que el suelo se precipita bajo tus pies, pero la gravedad te aceleraría más deprisa que la cabina, de manera que permanecerías en contacto con el suelo de la misma, el cual amortiguaría tu caída y la fuerza del impacto no sería tan grave. Aun así, si el ascensor se precipitara desde la altura suficiente, el impacto al llegar a la base podría ser letal.

Sea como fuere, es probable que el ascensor no sufriera una parada repentina. La mayoría de los sistemas de ascensor por cable disponen de un amortiguador incorporado instalado en la base del hueco. Se trata de un pistón que se aloja en el interior de un cilindro lleno de aceite y destinado a absorber y amortiguar los impactos. En tal caso, las probabilidades de supervivencia serían muy elevadas.

Si en alguna ocasión te encuentras en una situación como ésta, es aconsejable tumbarse en el suelo. De este modo, te estabilizas y distribuyes la fuerza del impacto, que no recae sobre una única parte del cuerpo.

¿Qué pasaría si viajaras en un ascensor y se rompiera el cable?

¿Tienen las mujeres ojos en la nuca?

No exactamente, pero casi. Además de contar con mayor número de células cónicas en la retina, también poseen una visión periférica más amplia que los hombres. Debido a la tarea que debía realizar como protectora del hogar familiar, la estructura cerebral de la mujer le permitía un ángulo de visión clara de al menos 45° por cada lado y por encima y por debajo de la nariz. Se puede afirmar que efectivamente, muchas mujeres disfrutan de una visión periférica de casi 180°.

Los ojos del hombre suelen ser más grandes y su cerebro los ha configurado para un tipo de visión túnel a larga distancia por lo que puede visualizar precisa y claramente todo cuanto está enfrente suyo, aunque esté muy retirado, cual par de binóculos. En su tarea de cazador, el hombre necesitaba un tipo de visión que le permitiese identificar un blanco a gran distancia y perseguirlo con la vista.

Las estadísticas demuestran que en 1997 sólo en el Reino Unido se atropelló a 3,952 niños, de entre los cuales 2,460 eran niños y 1.492 eran niñas. En Australia la cifra de niños víctimas de accidentes dobla a la de las niñas. La causa se encuentra en la combinación del mayor riesgo que los niños corren al cruzar carreteras junto con su disminuida vista periférica, lo que provoca inevitablemente un aumento en el índice de víctimas varones en los accidentes.

El hombre anuló casi por completo su visión periférica para evitar distraerse y poder concentrarse en perseguir con la mirada únicamente a sus presas. Por el contrario, la mujer necesitaba un amplio ángulo de visión para controlar que ningún depredador acechase la cueva. De ahí que los hombres de hoy en día sepan llegar sin ninguna dificultad a un bar que está a kilómetros, pero no puedan encontrar nada en las neveras, los cajones y los armarios de la cocina.

Entonces... ¿Por qué las mujeres tienen tanta vista?

Billones de fotones de luz, equivalentes a 100 megabytes de información contenida en un ordenador, entran en la retina del ojo cada segundo. Se trata de demasiada información que el cerebro debe procesar y, por ello, sólo asimila los datos necesarios para la supervivencia. Por ejemplo, una vez que el cerebro recoge información sobre los diferentes colores del cielo, selecciona únicamente lo importante, en este caso, el color azul. Su cerebro estrecha nuestra visión para que se puedan concentrar en aspectos específicos. Si están buscando una aguja en la alfombra, centran su campo de visión para conseguir ese propósito. El cerebro del hombre, habiendo estado estructurado para la caza, ha desarrollado un campo de visión más limitado. En cambio, el cerebro de la mujer procesa información que pertenece a un campo de visión más amplio debido a las tareas que solía realizar como defensora del hogar.


¿Qué ocurriría si el Sol desapareciera?

Si desapareciera por completo sin dejar rastro (un gran argumento de ficción científica, por cierto), la Tierra detectaría esta desaparición 8,5 minutos después, por la pérdida del campo de gravedad del Sol, que viaja a la velocidad de la luz. La Tierra, en consecuencia, se comportaría como un cuerpo frío desligado del campo gravitatorio solar. Su velocidad permanecería constantemente igual a su velocidad tangencia' orbital en el momento en que el Sol se desvaneció, y su trayectoria sería una línea aproximadamente recta en la dirección del cielo hacia la que se movía en tal instante. Solamente el campo gravitatorio de la Vía Láctea tendría ahora un efecto apreciable sobre la Tierra. No veríamos la luz del día, y en todas partes reinaría una noche perpetua. Las estrellas se seguirían moviendo en su ciclo de 24 horas, y la precesión de los equinoccios seguiría teniendo lugar. Durante miles de años, los astrónomos de la Tierra verían que las familiares constelaciones van quedando atrás y que las estrellas brillantes se desplazan en el cielo. (Eso si… no creo que nadie aguantase el frio)

¿Qué pasaría si los seres humanos tuvieran agallas?

En la película WaterWorld, con Kevin Costner, éste sufre una mutación que propicia el desarrollo de agallas detrás de las orejas. ¿Es eso realmente posible? ¿Acaso una mutación podría permitir al ser humano nadar en el agua como un pez, sin necesidad de recurrir a un equipo de inmersión?

Una forma de responder a esta pregunta consiste en examinar los registros evolutivos al respecto. Cada vez que la evolución ha colocado a un mamífero en el agua, tanto si se trata de una ballena, una marsopa, una morsa o un manatí, siempre lo ha dotado de pulmones en lugar de agallas. A menudo, la evolución realiza cambios drásticos para reorganizar el resto del cuerpo alrededor de los pulmones, como por ejemplo, situar el orificio de respiración en la parte superior de la cabeza en el caso de las ballenas, pero nunca ha dotado de agallas a un mamífero.

¿Por qué? La razón principal reside en el hecho de que las agallas de un mamífero tendrían que ser gigantescas. Las agallas funcionan a la perfección porque los peces, que son animales de sangre fría, no necesitan tanto oxígeno como el hombre. En efecto, un ser humano de sangre caliente necesitaría treinta veces más oxígeno por kilogramo de peso corporal que un pez de sangre fría. Al nadar, los humanos necesitarían incluso más oxigeno de lo normal. Además, los peces utilizan la boca y las aletas de las agallas para desplazar grandes cantidades de agua a través de las agallas. Los tiburones y otras especies piscícolas se ven obligados a moverse constantemente para que fluya la suficiente cantidad de agua a través de sus agallas.

Piensa en el espacio que ocupan las agallas en la cabeza de un pez y ahora imagina a un humano con treinta veces más espacio destinado a las agallas y a algún sistema que reconduzca el agua sobre su superficie. Éste es el motivo por el cual nunca verás un mamífero con agallas.

sábado, 25 de julio de 2009

¿Cómo miden los astrónomos la temperatura del Sol sin ir ahí?

Suponga que calienta una barra de hierro a 3.000 °K y a continuación, con un fotómetro muy sensible, mide el brillo de esta barra en las longitudes de onda que van del ultravioleta al infrarrojo. Si traza la intensidad en un gráfico, hallará que no es la misma para todas las longitudes de onda, sino que sigue una curva suave que crece al principio para decrecer luego. Los físicos la conocen con el nombre de curva del cuerpo negro. El brillo del Sol, trazado gráficamente de este modo, posee también la forma de la curva del cuerpo negro. La forma exacta de dicha curva está relacionada únicamente con la temperatura de la superficie emisora de luz. Estudios cuidadosos de este espectro conducen a una temperatura estimada cercana a los 5,750 °K, con un error en más o en menos de unos 50 °K.

¿Quien inventó la guitarra eléctrica?

Las primeras fueron diseñadas por lauderos (los artesanos dedicados a la elaboración de instrumentos de cuerda). Adolph Rickenbacker era uno de los más famosos en la década de 1930. El verdadero despegue de eta clase de instrumentos ocurrió en la época de las grandes bandas, cuando era necesario amplificar el sondo de las guitarras comunes para evitar que fuera opacado por el de las secciones de alientos de las orquestas.

La versión más habitual en la actualidad es la llamada de cuerpo sólido. Se trata de una guitarra hecha de madera sólida, sin caja de resonancia. Su inventor fue el músico Les Paul, quien trabajaba en la fábrica de guitarras Epiphone.

Era simplemente un bloque rectangular de madera con u pequeño cuello atornillado para enviar señales eléctricas a un sintetizador. Ello ocurría en 1950, aunque había quienes afirmaban haber inventado los mismo hacia 1941. Les Paul lanzó su producto al mercado con gran éxito, pero pronto tuvo competidores como Pal Bigsby y Leo Fender, inventores del bajo eléctrico y diseñador del modelo Stratocaster.

viernes, 24 de julio de 2009

¿Existe agua en el Sol?

Por extraño que parezca, la respuesta es afirmativa. Peter Bernath de la universidad de Waterloo en Canadá estudió el espectro de una mancha solar vista en 1991, que tenía la temperatura más fría nunca registrada antes en el Sol. De acuerdo con un artículo aparecido en Discover en enero de 1996, descubrió junto con sus colegas que el espectro mostraba un indicio muy débil de agua. A pesar de que no he sido capaz de localizar en la literatura técnica el anuncio protocolario de este descubrimiento, es evidente que el agua no se descompone por completo si no es a temperaturas superiores a los 5,000 °K, de forma que el vapor de agua puede existir en el Sol.

La cantidad de agua indicada por la medición de la luz de la mancha solar, del tamaño de la Tierra, bastaría para llenar un estanque cuadrado de más de 6 kilómetros de lado y de una profundidad de unos 300 metros. En la edición de la revista Science del 18 de julio de 1997, Oleg Polyansky y Jonathan Tennyson del University College de Londres, descubrieron también una mancha solar con una temperatura de unos 3.000 °K, y hallaron una correspondencia exacta con el espectro teórico del agua a esa temperatura. La gran pregunta es cómo llegó allí el agua por primera vez. Una posibilidad es que se trate de un remanente de la nube interestelar a partir de la cual se formaron el Sol y los planetas hace unos cuatro mil setecientos millones de años. Podría existir mucha más agua en el Sol esperando a ser detectada. El agua (en forma de vapor) también ha sido detectada en las atmósferas de las estrellas rojas supergigantes Betelgeuse y Antares. Esta agua se formó probablemente por condensación a partir de las capas exteriores más frías de dichas estrellas, a temperaturas de tan sólo unos pocos miles de grados.

¿Qué es el aura?

Hay quienes sostienen que todo ser viviente tiene un aura. Estas emanaciones, que supuestamente rodean el cuerpo, responden a estados emocionales y nos dan indicaciones sobre su salud. En 1939, un científico ruso descubrió de forma accidental que se podía fotografiar lo que resultó ser un aura. Puso su mano sobre una placa fotográfica y pasó una corriente eléctrica de alto voltaje a través de la misma. Cuando reveló la película, una increíble muestra de colores, como fuegos artificiales, rodeaba la huella de la mano. Pronto se percató de que cualquier organismo vivo creaba la misma impresión fantasmal en un proceso que más tarde se conocería como la fotografía de Kirlian.

Las auras más impresionantes eran las producidas por las hojas recién cortadas de los árboles. La impresión fotográfica mostraba no sólo el perfil de la hoja sino también las partes no vivibles. Esta impresión fantasmal se utilizó para probar la existencia del espíritu sobrenatural que hay alrededor del cuerpo físico de cualquier organismo vivo.

Las investigaciones científicas cobraron aun más fuerza con los nuevos descubrimientos. El «aura» de Kirlian se explicaba por medio de descargas eléctricas que creaban efectos de ionización alrededor de objetos que quedaban grabados en la película. El espectro de la hoja parecía resultado de una contaminación de la placa fotográfica. Muchos científicos dejaron de creer en el significado del efecto Kirlian, aunque algunos abogados rusos reclamaron que se usara como un instrumento de diagnóstico útil para la medicina. Así que, dados los precedentes, ¿existe realmente el aura?

Todo ser vivo se activa con radiación electromagnética, que se extiende más allá de su cuerpo configurando el aura. Formo limitado de nuestros sentidos, no podemos detectar muchas de estas emanaciones, pero algunos seres son muy sensibles a ellas.

Como todas las criaturas de sangre caliente, los humanos resplandecemos como una bombilla bajo los rayos electromagnéticos que conocemos como calor. Podemos ver esta aura de calor sólo a través de cámaras termográficas que muestran las variaciones de la temperatura corporal en diferentes colores: los carrillos enrojecidos, la nariz helada y los lóbulos de las orejas anaranjados y el pelo y las uñas de color azul.

Las cámaras termográficas son tan sensibles que se usan para detectar las altas temperaturas causadas por la artritis y por los tumores. Su uso en la medicina moderna tiene una conexión intrigante. Tradicionalmente han sido las serpientes las criaturas que más se han asociado a la profesión médica: de un ser que podía matar fácilmente se creía que poseía también poderes para dar la vida; además, su habilidad para renacer, gracias a sus mudas de piel, confirmaba su capacidad de rejuvenecerse.

El dios griego de la medicina, Asclepio, siempre tenía serpientes alrededor y se creía que era capaz de transformarse en una serpiente con sólo desearlo. Aún hoy en día, en el emblema de la profesión médica, aparecen dos serpientes enlazadas, y hoy sabemos que algunas serpientes tienen poderes que superan las mejores cámaras termográficas.

El sistema de imágenes de calor de varias serpientes no es el utilizado para el diagnóstico pero, como las cámaras de un hospital, analiza cuerpos vivos. Las serpientes han desarrollado dos técnicas termográficas diferentes para atrapar a sus presas: el par de lunares de las víboras (situados a los lados de la cabeza, tras las ventanas de la nariz) como las de la serpiente cascabel o la africana, que tienen un alto grado de sensibilidad al calor, y la técnica de los boidos, grupo que incluye la boa constrictor, la pitón y la anaconda, que tienen hasta más de trece. Cada lunar actúa como un ojo, pero uno de ellos focaliza el calor en lugar de la luz. En vez de en la retina, la imagen cae en una parrilla de 7.000 terminaciones nerviosas que son tan sensibles que pueden detectar un cambio de tan sólo 0,003°C. Los lunares reaccionan más rápido que una cámara termográfica y registran un cambio de temperatura a razón de 35.000 veces por segundo.

Los órganos carecen de la resolución de una visión normal, pero llegan a discernir con facilidad el aura de su presa en la más absoluta oscuridad. Incluso, pueden ver los rastros espectrales que deja el calor de las huellas de aquélla. Cuando encuentran a su presa, unos sensores bucales adicionales les guían para realizar el ataque fatal.

Otros depredadores, como el vampiro, también han descubierto la capacidad de percibir el calor de los cuerpos. El vampiro, al igual que la serpiente pitón, tiene poderes sobrenaturales. Por raro que parezca, el área de piel alrededor de su nariz le guía hacia el calor de la sangre de sus víctimas. Su nariz está cubierta por un tejido que la afila del calor de su propio cuerpo y la mantiene a una temperatura 9°C más baja. Es muy sensible a otras fuentes de calor, en especial a las que son desprendidas por la sangre de los tejidos de sus presas; así, cuando el vampiro está cerca de su víctima, la piel de su nariz le conduce hacia las partes más nutritivas de la misma.

jueves, 23 de julio de 2009

¿Pasara a corto plazo el Sol a través de una nube de polvo?

¡Eso parece! Si se confía en nuestro conocimiento de la vecindad solar, el próximo paso a través de una nube de polvo ocurrirá en un plazo aproximado de tiempo comprendido entre 20.000 y 50.000 años. En la reunión de junio de 1996 de la American Astronomical Society (Sociedad Astronómica Americana), la astrónomo Priscila Frisch y sus colegas pasaron revista a propuestas previas que apuntaban a que el Sol podía haberse adentrado ya en los límites de una nube interestelar cercana llamada el Penacho Local hace unos pocos miles de años. Tal como se describe en un artículo del suplemento de ciencia del New York Times (18 de junio de 1997), el sistema solar se está desplazando aparentemente a lo largo de una dirección que nos aproximará con certeza a la cercana superburbuja en expansión Scorpius-Centaurus (Escorpión-Centauro), que es una vasta cavidad en el medio interestelar que se ha hinchado por la acción de cientos de luminosas y masivas estrellas desde unos cuantos millones de años atrás. El límite frontal de la superburbuja. Scorpius-Centaurus, llamado Lazo 1, parece consistir en un número creciente de nubecillas de diverso tamaño y densidad. El Sol, luego de haber permanecido aparentemente muchos centenares de milenios en regiones tranquilas del medio interestelar, parece que se está moviendo ahora acercándose a la pared de dicha cavidad.

Cuando el sistema solar entre en esa nube, lo primero que ocurrirá será que el campo magnético y la heliopausa del Sol, que ahora se extiende probablemente hasta 150 unidades astronómicas (UA) del Sol, resultarán comprimidos hacia el interior del sistema solar. Cuando eso ocurra, la Tierra podría quedar expuesta a un bombardeo acrecentado de rayos cósmicos. Para empeorar las cosas, el propio campo magnético terrestre está disminuyendo conforme entramos en la próxima era de inversión del campo en unos pocos miles de años. Si el campo de la Tierra se reduce al mínimo a la vez que el sistema solar viaja al interior de la nueva nube, el flujo de rayos cósmicos en la proximidad de la Tierra pudiera llegar a ser muchísimas veces mayor que el valor actual. La atmósfera nos protegería de ello, pero las actividades espaciales correrían el riesgo de la exposición aumentada a la radiación. Los viajes interplanetarios dentro de unos pocos miles de años podrían convertirse en un verdadero peligro para la salud.

¿Qué función tiene un curador?

El nombre deriva de curare, que significa `arreglar una colección para alcanzar un efecto deseado', lo cual generalmente exige encontrar el tema de la exposición. El curador es la persona que se encarga del cuidado de las obras y colecciones de una institución —museo, galería o biblioteca—. Su tarea abarca desde recopilar datos, objetos y conocer las características cíe cada obra hasta preservar las condiciones ambientales del lugar donde la colección será expuesta, para reducir los riesgos de deterioro. También dentro de su importante labor está la interpretación, documentación y catalogación de las piezas para hacerlas accesibles al público en el momento de la exhibición. En arte contemporáneo, el curador es la persona que organiza una exposición.

miércoles, 22 de julio de 2009

¿Cuándo se convertirá el sol en nova?

El Sol nunca se convertirá en nova. La explosión de una nova requiere que la estrella tenga otra compañera cercana a una distancia del orden de la que separa a la Tierra del Sol, y debe ser, además, una enana blanca. La otra estrella en este sistema estelar binario debe haber evolucionado hasta la etapa de gigante roja, de forma que vaya desprendiendo masa. Cuando una cantidad suficiente de esta masa haya sido engullida por la enana blanca, detonará sobre la superficie de ésta produciendo una nova. El Sol no tiene una estrella compañera lo bastante cercana como para que ello suceda. En el futuro, en millones de años a partir de ahora, la brillante estrella Sirio puede convertirse en nova, porque tiene una enana blanca orbitando a su alrededor llamada Sirio B. Aun así, es posible que Sirio B se halle demasiado alejada de Sirio A como para producir una nova efectiva.

¿Cómo limpiar los lentes?

Un par de lentes sufren más abuso que un mantel a cuadros en un día de campo familiar. Lo mejor es mantenerlos limpios, pero de la forma adecuada.

Mójalos antes de limpiarlos 
  
Cuando tus lentes se encuentran sucios, tu primer instinto es el emplear un pedazo de tela o el tramo final de tu camisa para eliminar el polvo que los cubre. Esta es una mala técnica. Nunca limpies tus lentes cuando éstos estén secos. Es mejor ponerlos bajo el chorro de agua y una vez húmedos, usa una tela muy suave para limpiarlos. No uses servilletas de papel, ya que éstas rayaran tus lentes. También aléjate de los pañuelos desechables con esencias y del jabón. El agua regular servirá del todo bien.

No uses detergente o jabón para lavar platos 
  
Estos dañarán cualquier tipo de capa antirreflejante o protección UV de tus lentes. Los detergentes causan un efecto de pintura de Miguel Ángel: ciertas grietas en la apariencia brillosa del lente.

Olvídate de los minidesarmadores 
  
Si uno de los brazos de tus anteojos se desprende, colócales una cinta y dirígete a una óptica cercana. Los paquetes de reparación que venden en los supermercados son peores aún. Lo único que conseguirás de ellos serán 45 minutos de frustración. Hay muchas probabilidades de que el desarmador en el paquete sea demasiado grande para tus lentes y logres dañar las piezas. Olvídate de el dicho de "hazlo por ti mismo".

Aprende a saber cuándo es el tiempo final 
  
Puedes esperar un par de años de uso con un par de lentes que uses a diario un poco menos, con los lentes para lectura o los de sol, los cuales se descuidan más y se arrojan y caen con más facilidad. Para maximizar la vida útil de tus lentes, adquiere un estuche y úsalo. Asegúrate de que sea lo suficientemente rígido para salvar a tus lentes, aun cuando te sientes sobre ellos. (Créeme… lo se por experiencia que quedan todos retorcidos)

Cuáles son las armas mitilogicas más famosas

El Escudo Aegis
Para ganarse la mano de Hipodamia, Perseo ofreció conseguir la cabeza de Medusa. Ante tal reto, la diosa Ateneo le regaló un escudo de bronce tan pulido que parecía espejo, así él evitaría mirar de frente a la gorgona y morir petrificado. Hades, el rey del inframundo, le prestó un casco que lo hacía invisible.

Tridente de Poseidón
Este dios del mar en la mitología griega, al golpear con él la tierra creó al caballo y algunas fuentes de agua en Grecia.

Espada Excalibur
Cuenta la leyenda que cuando el rey Either murió, no se le conocía descendencia pues varios años antes, al nacer su hijo Arturo y morir después la madre, el príncipe fue puesto al cuidado de Merlín, quien evitó revelar su origen y lo llevó a vivir al castillo de un noble, el cual tenía un hijo Llamado Kay. Ante la necesidad de un monarca sucesor,  los nobles acudieron al mago y éste hizo aparecer sobre una roca una espada clavada a un yunque de hierro, con la leyenda de que quien la sacara sería el rey de Inglaterra.

Ballesta de Tell
Cuando Suiza so encontraba bajo el yugo austriaco, entre los siglos XIII y XIV, cierto día Guillermo Tell caminaba con su hijo por la plaza mayor de Altdorf y se encontró con un sombrero que colgaba de un poste y al que debería reverenciar por representar al soberano de la Casa de Austria. Al negarse, el tirano Hermann Gesser lo detuvo y, conocedor de la destreza de Tell con la ballesta, lo retó a disparar a una manzana colocada a 50 pasos sobre la cabeza de su propio hijo. Si acertaba lo exoneraría; pero si fallaba o se negaba, sería ejecutado. Al no tener otra opción, Tell preparó su arma, colocó un dardo, pero tenía otro listo, y disparó. El fruto voló en pedazos. Al preguntarle Gesser por el dardo de reserva, Tell le respondió que si su hijo hubiera salido dañado! lo tenía destinado para matarlo a él.

Martillo de Thor
Surgido de la mitología escandinava, Thor era el gobernador del trueno, del relámpago, los rayos, el buen tiempo y las cosechas, y surcaba el cielo en un carro tirado por dos cabras. Su padre, Odin, el soberano de los dioses, le mandó construir un martillo mágico! Mjolnir, que era indestructible y tenía la propiedad de volver como un bumerán después de ser lanzado, así que nunca se extraviaba. Ningún ser humano podía sostenerlo, a no ser que fuera digno.

Mandoble
Con esta mítica espada, en el salón del Trono del Palacio Real de Barcelona, los reyes católicos de España Fernando e Isabel nombraron caballero a Cristóbal Colón luego de que éste regresó de su primer viaje a América. Esta espada fue utilizada como portaestandarte en todas las ceremonias religiosas o actos públicos significativos de su reinado, como la conquista de Granada y los inicios de España como nación.

Espada vikinga
Estos míticos navegantes escandinavos que entre los siglos VIII y XI realizaron incursiones por las islas del Atlántico y casi toda la Europa occidental, portaban espada, hacha, lanza y escudo redondo, además de que la mayoría cargaba un cuchillo corto atado a su cinturón. Pero la espada era el arma más popular y se le tenía reverencia, sobre todo si eran viejas y habían pasado de generación en generación, o si habían sido saqueadas de sepulcros.

Tizona y Colada
Eran los nombres de las espadas que en el siglo XI pertenecieron a Rodrigo Díaz de Vivar, mejor conocido como 'El Cid Campeador`, considerado prototipo del caballero y fiel vasallo.

Espada de Damocles
Dice la anécdota que en tiempos de Dionisio II, tirano de Siracusa (Sicilia), siglo IV a.C., Damocles era un cortesano tan adulador del poder y la riqueza de Dionisio, que éste quiso escarmentarlo ofreciéndole que ocupara su lugar por un día. Así, Damocles fue servido como un rey, pero al final de un banquete se percató que sobre su cabeza pendía una filosa espada sólo sostenida por un pelo de la crin de un caballo.

martes, 21 de julio de 2009

¿Cómo funciona el viento solar?

La superficie del Sol es un ambiente repleto de gas ionizado y de campos magnéticos. Los campos magnéticos no se hallan orientados al azar en el espacio, sino que se reparten principalmente en dos grupos de distinto tipo. Las líneas de campo cerradas emergen de la superficie, revierten sobre la cromosfera o corona, y se conectan bajo la superficie. Las líneas de campo abiertas, sin embargo, se expanden por el espacio interplanetario. Las observaciones mediante satélites muestran directamente que las líneas de campo abiertas actúan como tuberías magnéticas por las cuales puede escapar el plasma de las coronas solares interna y externa cuando está suficientemente caliente, lo que usualmente ocurre a causa de las erupciones solares. Estas líneas se ven como agujeros en la corona en las fotografías de rayos X del Sol. Existe también un viento constante emitido por el Sol, debido a la expansión de la corona solar. Mucho más lejos, más allá de la órbita de Plutón, el viento solar se estrella contra el medio interestelar y produce un arco de choque en la dirección del movimiento del Sol hacia la estrella Vega.

Huevos a la mexicana


Para preparar los huevos a la mexicana sólo necesitas tomate, cebolla, chile y huevos. Puedes cocinarlos con aceite de maíz o con mantequilla. Obvio… sal al gusto.

¿Cómo se calcula el valor de una pieza de arte?

Existen muchas escenas de destrucción en el cine, usualmente Nueva York o Paris son arrasadas por olas gigantescas o meteoritos asesinos. Sin embargo, una de las escenas que más ha llamado mi atención es aquella en la cinta “Hijos de los hombres”, no hay cataclismos, el tipo e destrucción al que me refiero se da en un lugar en donde están reunidos el Guernica de Picasso y al David de Miguel Ángel; éste último destruido parcialmente y al parecer apenas rescatado a tiempo de su total demolición. A pesar de ser obras irremplazables, las mismas cuentan con un valor estimado… pero, ¿Cómo se calcula este valor? No es que quiera o tenga para comprar una, pero me imagino que si  alguien las dañara, se le cobraría algo por lo que ha hecho.

La cotización se realiza a partir de cinco ejes:

El valor de reemplazo. 

Costo que tendría reemplazar la propiedad en el momento del avalúo. En general, se estable ce sólo para propósitos del seguro.

El valor del mercado. 

Precio que la pieza podría alcanzar al cambiar de manos entre un vendedor y un comprador que no se vean obligados a la transacción por circunstancias ajenas y tengan un conocimiento razonable de hechos importantes ligados a ella.

El valor de liquidación forzosa. 

Costo probable pagado en efectivo si la pieza se vendiera de inmediato, sin tomar en cuenta el valor en el mercado.

El valor de liquidación común.

Monto posible pagado en efectivo, si hay ciertas condiciones limitantes, o se determina un lapso especial entre compradores que conocen el valor del material

El valor en efectivo que puede negociarse. 

Toma en cuenta el costo del seguro, las omisiones del intermediario, la publicidad, los viajes y el embarque.

lunes, 20 de julio de 2009

¿Qué pasaría si arrojaras una moneda desde un edificio muy alto?

Es probable que hayas oído la historia de una persona que arrojó una moneda desde la plataforma de observación del Empire State Building y pidió un deseo.

En dicho relato, la moneda mató a un peatón que pasaba por la acera. Se trata de una de estas leyendas urbanas clásicas que son inciertas, pero que contienen una pizca de verdad. Arrojar una moneda desde el Empire State Building no mataría a nadie. Una moneda sólo pesa alrededor de un gramo y además gira al caer. Así pues, al girar y al ser tan ligera la resistencia del aire es más que suficiente como para que no adquiera demasiada velocidad. Un gramo de peso desplazándose a una velocidad relativamente corta te podría doler un poco si te cayera en la cabeza, pero desde luego no te mataría.

La pizca de verdad contenida en esta leyenda urbana consiste en que los objetos que caen, incluso los que parecen más inofensivos, pueden provocar mucho daño. De ahí que los trabajadores en las obras de construcción lleven siempre cascos muy duros. Si una gran tuerca o tornillo de 50 g de peso te impactara en la cabeza, el daño sería considerable, y dependiendo de la altura desde la que ha caído, podría resultar letal en el caso de golpearte justo en el centro del cráneo.

Para que te hagas una idea del daño que puede hacer, echemos una ojeada a una bala. Las balas pesan entre 5 y 10 g, y salen expulsadas del cargador de un arma a una velocidad que oscila entre 1.280 y 3.200 km/h, dependiendo del tipo de arma, del tipo de bala y de la cantidad de potencia impulsora. Una bala del calibre 44, por ejemplo, pesa unos 9 g. Supongamos que sale de un revólver a 1.600 km/h. Eso nos da una energía de 300 cm-g (1 cm-g es la cantidad de energía necesaria para elevar en el aire 30 cm un peso de 450 g), que es más que suficiente para matar a alguien En realidad, bastaría un tercio de esta cantidad para ocasionar un fatal desenlace.

Por su parte, una moneda de 1 g que cayera desde el Empire State Building podría alcanzar 160 km/h, lo que equivale a poco menos de 1 cm-g de energía en el momento del impacto. Dolería un poco, pero eso es todo. Si una tuerca de 50 g, o un grupo de monedas que pesaran 50 g, cayera desde el Empire State Building, cubriría una distancia de 300 m hasta el suelo. Ignorando la resistencia del aire, alcanzaría una velocidad de 400 km/h, lo cual le conferida una energía de 100 cm-g, letal si imparta en la cabeza. No obstante, si llevaras puesto un casco duro conseguirías sobrevivir.

¿Cuál es el origen de la pizza?

Comida r .... rápida, si señor, ya es parte de nuestra cultura; y la pizza es parte de la cultura gastronómica de muchos países en el mundo. Cada uno le pone a la pizza su toque especial y con el sazón local. ¿Quién inventó entonces la pizza?

Se cree que la inventaron los italianos, sin embargo, sus orígenes se remontan a las civilizaciones antiguas. Los judíos, babilonios, egipcios y otras culturas del Oriente Medio solían comer pan horneado sin levadura, que cocinaban en hornos de lodo. Se parecía mucho a las pitas que aún son comunes en Grecia y otros países de la región. Pronto fue sazonado con aceite de oliva y algunas especias propias de la región. Pese a ello, su verdadero realce no ocurrió hasta el siglo XIX cuando un panadero de nombre R. Esposito preparó el plato para miembros de la realeza que estarían de visita en Nápoles.

Según narra la historia, el rey Humberto de Italia y su esposa, la reina Margarita, andaban de viaje por la comarca, y para impresionarlos, preparó ese pan con una cobertura especial que representaba los colores de Italia: tomate (rojo), queso mozzarella (blanco) y albahaca (verde). El platillo fue tan bien recibido por los agasajados que pronto se preparó de nuevo y su fama fue creciendo. La emigración italiana en diversos países del mundo popularizó la pizza en el ámbito internacional. Hoy en día es uno de los platillos más democráticos (casi todos los comen) y uno de los mayores éxitos comerciales para las grandes cadenas de comida rápida.

¿Cuál es el elemento más pesado del mundo?

Gracias a nuevas técnicas de investigación, los científicos del Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley, Estados Unidos, desarrollaron estudios químicos del hasio, el elemento número 108 y el más pesado que se conoce hasta la fecha. Éste forma un óxido gaseoso similar al del osmio y pertenece al grupo ocho de la tabla periódica de los elementos. El científico Heino Nitsche dirigió el desarrollo de una técnica de temperatura muy baja para separar y detectar los óxidos del grupo.

A lo largo de varios meses, se desarrollaron experimentos a gran escala para lograrlo, en trabajo conjunto con investigadores europeos. El hasio no existe en la naturaleza, pero se obtiene mediante fusión atómica. Para conseguirlo, fue necesario bombardear proyectiles de magnesio 26 contra objetivos de curio 248, un peculiar isótopo artificial preparado para el experimento en el Instituto de Química Nuclear en Mainz, Alemania. El óxido de hasio se condensa a una temperatura muy alta, lo que indica su menor volatilidad. Su separación abrió el camino a técnicas que resultarán útiles para el estudio de la química de otros elementos recientemente descubiertos.

domingo, 19 de julio de 2009

¿Qué son las erupciones solares? ¿Son dañinas para los humanos?

Las erupciones solares tienen lugar cuando los campos magnéticos en la superficie del Sol se entrecruzan y se conectan entre sí, lo que hace que el gas circundante de la atmósfera del Sol sea expelido a altas velocidades y temperaturas. Esto es semejante al caso en que las cintas de goma elástica se estiran hasta el punto en que se rompen. Las erupciones solares, en efecto, son una seria amenaza para los astronautas en el espacio, y pueden ser letales en términos de dosis de radiación, pero para los humanos en la Tierra no resulta un problema porque la atmósfera es una pantalla protectora muy efectiva. Indirectamente, sin embargo, dichos acontecimientos turbulentos pueden ser responsables de tormentas geomagnéticas, que pueden provocar cortes en el suministro de energía eléctrica y dificultades con las comunicaciones. Si se está en una mesa de operaciones durante uno de esos cortes de electricidad, los efectos indirectos de una tormenta solar podrían resultar letales.

Cuestión de letras

Cuestión de letras
Cuestión de letras


Todo puede suceder

“But campaigns change. Front runners fade, samall issues becomes big ones, the press can create a crisis simply out of boredom”

The Brethren – John Grisham. página 260

¿Qué pasaría si el oleoducto de Alaska hiciera explosión?

El oleoducto de Alaska es una asombrosa estructura que transporta el petróleo de los pozos situados muy al norte de Alaska hasta el puerto de Valdez, libre de hielos, en Alaska, donde lo recogen los superpetroleros. Tiene 1.280 km de longitud y 1,2 m de diámetro. Algunos tramos discurren por la superficie y otros son subterráneos. Durante el viaje cruza más de ochocientos ríos y arroyos.

Cada día circulan más de un millón de barriles de crudo por el oleoducto. A 190 litros por barril, esto significa un suministro de alrededor del 6 % del petróleo que se utiliza en Estados Unidos.

Si alguien hiciera estallar el oleoducto, el desastre ocasionado por una minúscula bala sería como una gotita de agua en el océano. Imaginemos que las autoridades reaccionaran rápidamente tras la explosión, que cerraran el oleoducto, que cerraran las válvulas para bloquear el reflujo del petróleo y que consiguieran controlarlo todo en veinticuatro horas. Se verterían en el suelo alrededor de 180 millones de litros de crudo, es decir, la cantidad suficiente para llenar 40.000 piscinas, o para llenar casi en su totalidad un superpetrolero como el Exxon Valdez, o para cubrir 40 ha de terreno con una capa de petróleo de 30 cm de profundidad.

E incluso sería peor si la fuga se produjera cerca de un río, ya que el crudo se vertería en él y se lo llevaría la corriente, destruyendo por completo los ecosistemas naturales.

Dicho en pocas palabras, ¡una auténtica catástrofe! Limpiar los 49.500.000 litros de crudo del Exxon Valdez costó más de 2.000 millones de dólares, aunque la ventaja de los vertidos en el mar consiste en que la mayor parte del petróleo permanece en sus aguas y nunca llega a tierra firme. En caso del oleoducto, representaría casi cuatro veces más de crudo en un mismo lugar y todo en tierra firme. Por otro lado,, el vertido no tardaría en alcanzar los ríos y arroyos de las inmediaciones, al igual que el agua de lluvia, arrasando a su paso toda la vida natural.

sábado, 18 de julio de 2009

¿Qué pasaría si un astronauta realizara un paseo espacial sin su traje espacial?

El traje espacial que se utiliza actualmente para realizar paseos espaciales desde la lanzadera y la Estación Espacial Internacional se denomina Unidad de Movilidad Extravehicular. Teniendo en cuenta que en su interior se ha creado un ambiente similar al terrestre, un traje espacial permite desplazarse por el espacio con una relativa seguridad. Los trajes espaciales proporcionan cuatro elementos fundamentales:

Atmósfera presurizada: 

El traje espacial suministra presión de aire para mantener los fluidos corporales en estado líquido, es decir, para evitar que hiervan. La presión en el traje es muy inferior a la presión del aire normal en la Tierra (0,30 frente a 1,03 kg/cm2). De este modo, no se hincha y se mantiene lo más flexible posible.

Oxígeno: 

Los trajes espaciales deben suministrar oxígeno puro a causa de la baja presión. El aire normal (78 % nitrógeno, 21 % oxígeno y 1 % otros gases) provocaría concentraciones de oxigeno peligrosamente bajas en los pulmones y la sangre a tan baja presión.

Temperatura regulada:

Para hacer frente a las temperaturas extremas en el espacio, la mayoría de los trajes espaciales están extraordinariamente aislados con capas de tela (Neopreno, Gore-Tex, Dacron) y recubiertos de capas exteriores reflectantes (Mylar o tela blanca) para reflejar la luz solar.

Protección contra los micrometeoritos:

Los trajes espaciales disponen de múltiples capas de telas duraderas, tales como Dacron o Kevlar, que evitan la producción de desgarres durante los paseos espaciales.

El espacio exterior es un medio extremadamente hostil. Si salieras de una nave como por ejemplo la Estación Espacial Internacional o penetraras en un planeta con una escasa o nula atmósfera, como la luna o Marte, y no llevaras un traje espacial, esto es lo que ocurriría:
  • Quedarías inconsciente a los 15 segundos a causa de la falta de oxigeno.
  • La sangre y los fluidos corporales hervirían y luego se congelarían a causa de la escasa o nula presión del aire.
  • Los tejidos (piel, corazón, otros órganos internos) se expandirían al hervir los fluidos.
  • Te verías sometido a cambios de temperatura extremos (Luz solar: 120 °C - Sombra: —100 °C)
  • Estarías expuesto a diversos tipos de radiación (rayos cósmicos) y a partículas cargadas emitidas por el sol (viento solar).
  • Podrías recibir el impacto de pequeñas partículas de polvo o roca que viajan a grandes velocidades (micrometeoritos) o residuos orbitales procedentes de los satélites o naves espaciales.
El cuerpo humano sólo sería capaz de tolerar un vacío absoluto durante unos breves segundos. Así pues, la secuencia de 2001: Una odisea en el espacio en la que Dave es expulsado del tanque al vacío del espacio y cae en picado hasta la estación espacial podría funcionar, pero transcurridos algunos segundos, la situación empeoraría drásticamente.