sábado, 25 de julio de 2009

¿Cómo miden los astrónomos la temperatura del Sol sin ir ahí?

Suponga que calienta una barra de hierro a 3.000 °K y a continuación, con un fotómetro muy sensible, mide el brillo de esta barra en las longitudes de onda que van del ultravioleta al infrarrojo. Si traza la intensidad en un gráfico, hallará que no es la misma para todas las longitudes de onda, sino que sigue una curva suave que crece al principio para decrecer luego. Los físicos la conocen con el nombre de curva del cuerpo negro. El brillo del Sol, trazado gráficamente de este modo, posee también la forma de la curva del cuerpo negro. La forma exacta de dicha curva está relacionada únicamente con la temperatura de la superficie emisora de luz. Estudios cuidadosos de este espectro conducen a una temperatura estimada cercana a los 5,750 °K, con un error en más o en menos de unos 50 °K.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada