viernes, 10 de julio de 2009

¿Cuál es el material más resistente?

Deberíamos preguntarnos resistente con respecto a qué, pues son muchas las variables que pueden tomarse en cuenta para responder. Aquí nos enfocaremos a la corrosión. El material más resistente es el elemento número 77 de la tabla periódica, conocido como iridio. Es pesado, muy duro y pertenece a la familia de los platinos. Se emplea en aleaciones muy potentes capaces de soportar elevadas temperaturas.

En la naturaleza suele estar asociado al platino o al osmio. No puede ser atacado por ningún ácido ni por el agua regia (la conocida mezcla de ácido clorhídrico y ácido nítrico). Su gravedad específica es ligeramente menor a la del osmio, pero se encuentran tan cerca que, al no disponer de mediciones en realidad precisas, no es fácil saber cuál de ellos es más pesado. Por su dureza se le emplea para hacer instrumentos que requieren alta temperatura: contactos eléctricos y aleaciones para puntas de bolígrafo y compás. Fue descubierto en 1803 por Smithson Tennant en Londres. Se le denominó iridio en recuerdo del arco iris, debido a la imagen colorida y cambiante de sus sales. Se le encuentra en los depósitos aluviales, generalmente solo, pero también mezclado con osmio.

Su densidad se ha calculado en 22,650 kg/m3. Y la pregunta se orienta hacia el material más duro, la respuesta no es nada nuevo: el diamante; éste es capaz de rayar y cortar cualquier otro material. Y es también, paradójicamente, el único capaz de cortar diamantes (los de mayor dureza se emplean para cortar los de menor dureza).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada