miércoles, 22 de julio de 2009

Cuáles son las armas mitilogicas más famosas

El Escudo Aegis
Para ganarse la mano de Hipodamia, Perseo ofreció conseguir la cabeza de Medusa. Ante tal reto, la diosa Ateneo le regaló un escudo de bronce tan pulido que parecía espejo, así él evitaría mirar de frente a la gorgona y morir petrificado. Hades, el rey del inframundo, le prestó un casco que lo hacía invisible.

Tridente de Poseidón
Este dios del mar en la mitología griega, al golpear con él la tierra creó al caballo y algunas fuentes de agua en Grecia.

Espada Excalibur
Cuenta la leyenda que cuando el rey Either murió, no se le conocía descendencia pues varios años antes, al nacer su hijo Arturo y morir después la madre, el príncipe fue puesto al cuidado de Merlín, quien evitó revelar su origen y lo llevó a vivir al castillo de un noble, el cual tenía un hijo Llamado Kay. Ante la necesidad de un monarca sucesor,  los nobles acudieron al mago y éste hizo aparecer sobre una roca una espada clavada a un yunque de hierro, con la leyenda de que quien la sacara sería el rey de Inglaterra.

Ballesta de Tell
Cuando Suiza so encontraba bajo el yugo austriaco, entre los siglos XIII y XIV, cierto día Guillermo Tell caminaba con su hijo por la plaza mayor de Altdorf y se encontró con un sombrero que colgaba de un poste y al que debería reverenciar por representar al soberano de la Casa de Austria. Al negarse, el tirano Hermann Gesser lo detuvo y, conocedor de la destreza de Tell con la ballesta, lo retó a disparar a una manzana colocada a 50 pasos sobre la cabeza de su propio hijo. Si acertaba lo exoneraría; pero si fallaba o se negaba, sería ejecutado. Al no tener otra opción, Tell preparó su arma, colocó un dardo, pero tenía otro listo, y disparó. El fruto voló en pedazos. Al preguntarle Gesser por el dardo de reserva, Tell le respondió que si su hijo hubiera salido dañado! lo tenía destinado para matarlo a él.

Martillo de Thor
Surgido de la mitología escandinava, Thor era el gobernador del trueno, del relámpago, los rayos, el buen tiempo y las cosechas, y surcaba el cielo en un carro tirado por dos cabras. Su padre, Odin, el soberano de los dioses, le mandó construir un martillo mágico! Mjolnir, que era indestructible y tenía la propiedad de volver como un bumerán después de ser lanzado, así que nunca se extraviaba. Ningún ser humano podía sostenerlo, a no ser que fuera digno.

Mandoble
Con esta mítica espada, en el salón del Trono del Palacio Real de Barcelona, los reyes católicos de España Fernando e Isabel nombraron caballero a Cristóbal Colón luego de que éste regresó de su primer viaje a América. Esta espada fue utilizada como portaestandarte en todas las ceremonias religiosas o actos públicos significativos de su reinado, como la conquista de Granada y los inicios de España como nación.

Espada vikinga
Estos míticos navegantes escandinavos que entre los siglos VIII y XI realizaron incursiones por las islas del Atlántico y casi toda la Europa occidental, portaban espada, hacha, lanza y escudo redondo, además de que la mayoría cargaba un cuchillo corto atado a su cinturón. Pero la espada era el arma más popular y se le tenía reverencia, sobre todo si eran viejas y habían pasado de generación en generación, o si habían sido saqueadas de sepulcros.

Tizona y Colada
Eran los nombres de las espadas que en el siglo XI pertenecieron a Rodrigo Díaz de Vivar, mejor conocido como 'El Cid Campeador`, considerado prototipo del caballero y fiel vasallo.

Espada de Damocles
Dice la anécdota que en tiempos de Dionisio II, tirano de Siracusa (Sicilia), siglo IV a.C., Damocles era un cortesano tan adulador del poder y la riqueza de Dionisio, que éste quiso escarmentarlo ofreciéndole que ocupara su lugar por un día. Así, Damocles fue servido como un rey, pero al final de un banquete se percató que sobre su cabeza pendía una filosa espada sólo sostenida por un pelo de la crin de un caballo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada