¿Para qué sirve estornudar?

Lo hacemos porque algo irritó nuestra nariz y el cuerpo quiere desecharlo. Cuando algún elemento extraño se halla en las cavidades nasales, por el sistema nervioso se envía un mensaje al llamado 'centro del estornudo', el cual se ubica en el cerebro. Éste, a su vez, manda otro llamado a todos los músculos que trabajan juntos para producirlo. Lo hacemos porque algo irritó nuestra nariz y el cuerpo quiere desecharlo. Cuando algún elemento extraño se halla en las cavidades nasales, por el sistema nervioso se envía un mensaje al llamado 'centro del estornudo', el cual se ubica en el cerebro. Éste, a su vez, manda otro llamado a todos los músculos que trabajan juntos para producir ese 'pequeño orgasmo', como lo llamaba un amigo mío.

Entre éstos se cuentan los abdominales, los pectorales, el diafragma, los músculos que controlan las cuerdas vocales y los que se encuentran en la parte posterior de la garganta. ¡Hasta los párpados trabajan! Todos se coordinan de una manera específica para expulsar el cuerpo extraño de la nariz, y ello ocurre con una fuerza de varios kilómetros por hora. Entre los irritantes que disparan este proceso se hallan la pimienta, el aire frío, el polvo y el virus de la gripe. Quienes padecen alergias estornudan al quedar expuestos a ciertos elementos como la piel de los animales, o el polen durante el cambio de estaciones, mientras que otros lo hacen cuando quedan expuestos a la luz del sol.

Cuando un estornudo no parezca culminar, basta con ver alguna fuente luminosa para completar el proceso.

[Foto: Foshydog, (CC)]