sábado, 4 de julio de 2009

¿Qué pasaría si alguien disparará un arma de fuego a bordo de un avión?

Son innumerables las escenas cinematográficas en las que unos terroristas o piratas aéreos secuestran un avión y abren fuego a bordo. Incluso hay una película, Air Force One, en la que el presidente dispara un revólver y los terroristas también disparan. ¿Es posible? ¿No estallaría la aeronave o se despresurizaría tan pronto como la bala impactara en su casco?


  • Cuando alguien dispara un arma de fuego en un avión, pueden ocurrir cuatro cosas:
  • La bala sólo atraviesa la cubierta de aluminio del avión y deja un pequeño orificio de salida.
  • La bala impacta en una ventana y rompe la luna.
  • La bala impacta en el cableado eléctrico empotrado en las paredes o en el suelo.
  • La bala impacta en un tanque de combustible.


Si la bala se limita a perforar el casco de la aeronave, el problema es de escasa importancia. La cabina está presurizada y el orificio origina una pequeña fuga, pero el sistema de presurización la compensa. Una o incluso varias perforaciones de este tipo no tienen el menor efecto.

Por otro lado, si la bala impacta en una ventana, plantea un problema. Al romperse la ventana, el avión se despresuriza en cuestión de pocos segundos. Dado que todo el aire de la cabina de pilotaje se escapa a través del orificio, la poderosa corriente de fuga arrastra una infinidad de objetos en esa dirección. Si hay un pasajero sentado junto a la ventana y no va sujeto por el cinturón de seguridad, es posible que lo succione. ¡Otra buena razón por la que conviene llevarlo siempre ajustado!

Entretanto, la pérdida de presurización en la cabina plantea un problema para todos cuantos se hallan a bordo. Una aeronave comercial que vuela a 9.000 ni se desplaza a una altitud superior a la de la cima del Monte Everest, donde el aire es tan ligero que sin el debido aporte complementario de oxígeno, cualquier persona pierde el sentido de la coherencia y la realidad en apenas un minuto. De ahí que se disparen las mascarillas de oxígeno del panel situado en el techo del avión. Si estás en esta situación, póntela de inmediato mientras conservas la facultad de razonar; es muy importante.

Si la bala impacta en el cableado eléctrico, o peor, en el panel de instrumentos de la cabina de pilotaje, puede ocasionar un problema leve (el circuito de audio, TV o vídeo deja de funcionar) o mucho más grave. El daño dependerá de dónde se ha producido el impacto y de su importancia.

Por último, está la cuestión de los tanques de combustible. Los aviones comerciales almacenan miles de litros de carburante en las alas, aunque numerosos aparatos también disponen de depósitos en el fuselaje, como por ejemplo, los 747. Si una bala perfora un tanque, provoca una fuga y una posibilidad potencial de explosión.
¡Como habrás observado a tenor de lo que te he contado, en general, no es nada recomendable hacer uso de armas de fuego en los aviones! Sea como fuere, si no tienes otro remedio que hacerlo, procura no apuntar a algo esencial para su funcionamiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada