lunes, 20 de julio de 2009

¿Qué pasaría si arrojaras una moneda desde un edificio muy alto?

Es probable que hayas oído la historia de una persona que arrojó una moneda desde la plataforma de observación del Empire State Building y pidió un deseo.

En dicho relato, la moneda mató a un peatón que pasaba por la acera. Se trata de una de estas leyendas urbanas clásicas que son inciertas, pero que contienen una pizca de verdad. Arrojar una moneda desde el Empire State Building no mataría a nadie. Una moneda sólo pesa alrededor de un gramo y además gira al caer. Así pues, al girar y al ser tan ligera la resistencia del aire es más que suficiente como para que no adquiera demasiada velocidad. Un gramo de peso desplazándose a una velocidad relativamente corta te podría doler un poco si te cayera en la cabeza, pero desde luego no te mataría.

La pizca de verdad contenida en esta leyenda urbana consiste en que los objetos que caen, incluso los que parecen más inofensivos, pueden provocar mucho daño. De ahí que los trabajadores en las obras de construcción lleven siempre cascos muy duros. Si una gran tuerca o tornillo de 50 g de peso te impactara en la cabeza, el daño sería considerable, y dependiendo de la altura desde la que ha caído, podría resultar letal en el caso de golpearte justo en el centro del cráneo.

Para que te hagas una idea del daño que puede hacer, echemos una ojeada a una bala. Las balas pesan entre 5 y 10 g, y salen expulsadas del cargador de un arma a una velocidad que oscila entre 1.280 y 3.200 km/h, dependiendo del tipo de arma, del tipo de bala y de la cantidad de potencia impulsora. Una bala del calibre 44, por ejemplo, pesa unos 9 g. Supongamos que sale de un revólver a 1.600 km/h. Eso nos da una energía de 300 cm-g (1 cm-g es la cantidad de energía necesaria para elevar en el aire 30 cm un peso de 450 g), que es más que suficiente para matar a alguien En realidad, bastaría un tercio de esta cantidad para ocasionar un fatal desenlace.

Por su parte, una moneda de 1 g que cayera desde el Empire State Building podría alcanzar 160 km/h, lo que equivale a poco menos de 1 cm-g de energía en el momento del impacto. Dolería un poco, pero eso es todo. Si una tuerca de 50 g, o un grupo de monedas que pesaran 50 g, cayera desde el Empire State Building, cubriría una distancia de 300 m hasta el suelo. Ignorando la resistencia del aire, alcanzaría una velocidad de 400 km/h, lo cual le conferida una energía de 100 cm-g, letal si imparta en la cabeza. No obstante, si llevaras puesto un casco duro conseguirías sobrevivir.