domingo, 19 de julio de 2009

¿Qué pasaría si el oleoducto de Alaska hiciera explosión?

El oleoducto de Alaska es una asombrosa estructura que transporta el petróleo de los pozos situados muy al norte de Alaska hasta el puerto de Valdez, libre de hielos, en Alaska, donde lo recogen los superpetroleros. Tiene 1.280 km de longitud y 1,2 m de diámetro. Algunos tramos discurren por la superficie y otros son subterráneos. Durante el viaje cruza más de ochocientos ríos y arroyos.

Cada día circulan más de un millón de barriles de crudo por el oleoducto. A 190 litros por barril, esto significa un suministro de alrededor del 6 % del petróleo que se utiliza en Estados Unidos.

Si alguien hiciera estallar el oleoducto, el desastre ocasionado por una minúscula bala sería como una gotita de agua en el océano. Imaginemos que las autoridades reaccionaran rápidamente tras la explosión, que cerraran el oleoducto, que cerraran las válvulas para bloquear el reflujo del petróleo y que consiguieran controlarlo todo en veinticuatro horas. Se verterían en el suelo alrededor de 180 millones de litros de crudo, es decir, la cantidad suficiente para llenar 40.000 piscinas, o para llenar casi en su totalidad un superpetrolero como el Exxon Valdez, o para cubrir 40 ha de terreno con una capa de petróleo de 30 cm de profundidad.

E incluso sería peor si la fuga se produjera cerca de un río, ya que el crudo se vertería en él y se lo llevaría la corriente, destruyendo por completo los ecosistemas naturales.

Dicho en pocas palabras, ¡una auténtica catástrofe! Limpiar los 49.500.000 litros de crudo del Exxon Valdez costó más de 2.000 millones de dólares, aunque la ventaja de los vertidos en el mar consiste en que la mayor parte del petróleo permanece en sus aguas y nunca llega a tierra firme. En caso del oleoducto, representaría casi cuatro veces más de crudo en un mismo lugar y todo en tierra firme. Por otro lado,, el vertido no tardaría en alcanzar los ríos y arroyos de las inmediaciones, al igual que el agua de lluvia, arrasando a su paso toda la vida natural.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada