lunes, 17 de agosto de 2009

¿Cayó vencida Roma a causa del envenenamiento por plomo?

Los romanos ricos gustaban del vino y, con 370 variedades para elegir (según escritos de Plinio el Joven, que se remontan al siglo I), bebían cantidades enormes. Al hacerlo, sin saber se intoxicaban con el plomo lixiviado de los sellos o los revestimientos de las barricas de vino, resultante de la acidez de la bebida. Un investigador estadounidense de medicina laboral, S.C. Gilfillan, culpa de la decadencia del Imperio Romano al plomo ingerido de este modo. Gilfillan afirma que el envenenamiento por plomo afectó a la clase dominante, principal consumidora de mercancías caras, como vinos, aceite de oliva, bebidas derivadas de la miel y frutas en conserva, productos que se almacenaban en recipientes con revestimiento de plomo y que eran demasiado costosos para los romanos pobres y los esclavos, al igual que los cosméticos a base de plomo, populares entre las mujeres de clase alta.

Aunque todas las clases eran vulnerables al plomo proveniente de las tuberías del sistema de abastecimiento de agua, Gilfillan sostiene que Roma, donde se congregaba la aristocracia, recibía agua blanda, que absorbe plomo de las cañerías, al tiempo que los campesinos, más pobres, tenían agua dura, que no lo absorbe.
La decadencia ycaída, según Gilfillan, comenzó desde el año 150 a.C., cuando por primera vez se les permitió a las mujeres romanas beber vino. La acumulación gradual de plomo en sus cuerpos, sobre todo proveniente del vino, redujo su fertilidad, y los pocos hijos que tuvieron eran débiles y apáticos, con lo que la clase dirigente perdió su vigor y el dominio del imperio. Hoy se sabe que el plomo daña el cerebro, los músculos y nervios, y provoca anemia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada