domingo, 2 de agosto de 2009

¿Cómo logran los encantadores de serpientes hipnotizar a una cobra?




Mucha gente se ha sorprendido viendo cómo el presunto encantador deja a la cobra quieta y mansa con el sonido de su flauta, pero ello guarda un secreto, ya que las serpientes, en realidad, son sordas. Su principal sentido es el olfato que reside en su lengua (por eso la exponen constantemente cuando cazan). También captan las vibraciones en el suelo a través del vientre, por lo que sienten a una persona que se aproxima. Lo que en verdad las calma es el desplazamiento suave del instrumento; los encantadores mueven la flauta de un lado al otro, y el animal sigue el    movimiento con la cabeza. Lo cierto es que el reptil no está hipnotizado: sólo observa atento un cuerpo en movimiento que puede representar una potencial fuente de peligro.

Así, los encantadores proceden con mucha delicadeza para evitar una acometida: si no se ejerce ningún tipo de violencia contra éste, es muy improbable que ataque. La presunta hipnosis de las serpientes es, simplemente, conocimiento y experiencia, elementos que permiten manipularlos sin mayor peligro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada