Ir al contenido principal

La magia del teatro en palabras y lienzos pintados; la escenografía

Se pide silencio al público y se alza el telón. Aparece un escenario resplandeciente: quizás una atestada calle de la Venecia renacentista o el salón de una casa de campo inglesa. Apenas comienza la acción, el auditorio se transporta a ese sitio, pues el escenario parece natural y crea la ilusión de que lo que sucede en el foro es real.

Aunque el teatro occidental se remonta a más de 25 siglos, la escenografía es una innovación hasta cierto punto reciente. Los actores griegos y romanos actuaban entre pilares y pórticos, con un escenario estilizado e inalterable. Los decorados especiales para cada obra se usaron por primera vez en las cortes de los príncipes renacentistas italianos. En la Italia del siglo XVI se puso de moda montar obras en interiores, en lo que se consideraría un escenario convencional: un cubo al que le falta un lado. Artistas y arquitectos creaban telones pintados y bastidores que daban la ilusión de un escenario tridimensional.

Sin embargo, en otros países el teatro continuó siendo un espectáculo al aire libre. Por ejemplo, el escenario del Teatro Globo de Shakespeare se extendía hacia las gradas. La escenografía habría obstruido la visión al público, de modo que sólo se usaban el vestuario y contados accesorios, y en los parlamentos se citaba el sitio de la acción. Fue en la segunda mitad del siglo XVII, décadas después de la muerte de Shakespeare, cuando el teatro inglés adoptó los decorados lujosos. Pero Shakespeare tuvo éxito en su época, con lo cual se comprueba que una obra y actores de calidad pueden atraer público al mundo del teatro con tanta eficacia como una escenografía impresionante.

La obra teatral más antigua que se conoce es un drama religioso escrito en el antiguo Egipto hacia el ario 3200 a.C., hace más de cinco milenios. Esta obra cuenta la terrible historia del asesinato del dios Osiris por su malvado hermano Set. El cuerpo de la divinidad es cortado en pedazos y luego es esparcido sobre un área extensa. Sin embargo, su esposa Isis y su hijo Horus juntan las partes y el dios muerto resucita. La obra termina con la coronación de Horus como rey de Egipto, En 1895, el texto de este drama se descubrió en un papiro en Luxor, antigua Tebas.

Comentarios

Tal vez te interese:

Mapa de la República Mexicana con nombres y división política

Haz click sobre la imagen para descargar el mapa en un tamaño mayor.
¿Necesitas algún material escolar? No dudes en pedirlo al correo pulsodigital@gmail.com
Te invito a que te suscribas a la pagina de Pulso Digital en Facebook, para estar al día con lo aquí publicado. 

Cómo leer las líneas de la mano

Primero identifica las líneas: 1 – Vida, 2 – Cabeza, 3 – Corazón, 4 – Cinturón de venus, 5 – Del Sol, 6 – De Mercurio, 7 – Del destino.

Aunque no se ha determinado el origen de la quiromancia (lectura de manos), se cree que se practica en la India y China desde el año 3000 a.C. Considerada una pseudociencia por carecer de un método que compruebe sus resultados es, sin embargo, uno de los métodos adivinatorios más populares. Éste lo lleva a cabo un quiromántico, que 'analiza' ambas palmas de las manos, tanto las líneas como los múltiples detalles que se hallan en esta área de piel.
En las personas diestras, la mano izquierda corresponde a las predisposiciones heredadas (más no genéticas), y la derecha a todos aquellos rasgos únicos del individuo que permiten sugerir el futuro (en el caso de los zurdos es al revés). Aunque se ha relacionado la forma de la mano y la textura de las huellas digitales con algunos síndromes, no se ha comprobado relación entre la conformación de esta…

¿Por qué el cuerpo humano conduce electricidad?

Porqué casi el 70% del organismo consta de agua ionizada, un buen conductor de electricidad. De acuerdo con la electrofisiología, ciencia que estudia las reacciones que produce la corriente eléctrica, cada uno de los tejidos de nuestro cuerpo reacciona cuando una descarga circula por el organismo y los efectos biológicos dependen de su intensidad. Se ha descubierto que las partes más sensibles son la retina y el globo ocular, pues ante cualquier estímulo eléctrico producen una sensación luminosa. Le sigue la lengua, la cual manifiesta un sabor alcalino.