jueves, 13 de agosto de 2009

¿Por qué el gas de los encendedores es líquido?

En realidad, esta pregunta contiene una trampa, pues confunde los diferentes estados de la materia: sólido, líquido y gaseoso; hay quienes, incluso, distinguen un cuarto: el plasma. Entre las moléculas de los sólidos existe una fuerte atracción eléctrica, mientras que en los líquidos es menor, lo que les permite moverse con libertad.

En los gases, las moléculas están dispersas y se mueven casi separadas, pues no ofrecen resistencia a los cambios de forma y oponen muy poca a los de volumen. Comprendido esto, entendemos también que hay dos tipos de encendedores. Por un lado están los recargables de gas butano, los cuales se llenan mediante una boquilla especial y un pequeño tanque de donde el gas sale muy frío.

Por otro lado están los más comunes, casi todos desechables. No están llenos de gas, sino de combustible líquido. Unos y otros se encienden gracias a la chispa que produce una piedra especial colocada de tal manera que se acciona al mismo tiempo que se libera el gas o el combustible líquido del depósito inferior. (Ok… aquí les decimos encendedores a los “mecheros”)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada