miércoles, 19 de agosto de 2009

¿Por qué los bebés se 'privan' cuando lloran?

El tema del llanto en los niños es más complicado de lo que parece, y esa expresión emocional se modifica conforme avanza su edad. Los más pequeños (menos de un año) lloran por diferentes motivos ligados a aspectos básicos: alimentación, sueño y temperatura corporal.

Para calmarlos hay que buscar qué necesitan y emplear otras sencillas técnicas de apoyo: mecerlos, arrullarlos suavemente, llevarlos a dar una vuelta en el automóvil o en su propio cochecito, cantarles, ponerles algún tipo de música o hacerlos escuchar algún sonido regular: el ritmo de la lavadora o la caída del agua. Hacia el quinto mes de vida, los bebés pueden llorar por el tono con el que se les habla, pues ya distinguen uno cariñoso y amigable de otro enojado y severo. Con toda cautela, este hallazgo puede ser útil para cuestiones de disciplina, siempre y cuando se trate al pequeño con cariño y respeto.

Los accesos de llanto intenso, o berrinches, que mencionas en tu pregunta, suelen ocurrir a los dos o tres años de edad. Son una forma de externar su frustración cuando no pueden hacer o no logran obtener lo que quieren. Es un comportamiento normal. A esa edad, el bebé no tiene suficiente razonamiento para expresarse de un modo más elaborado. Esos berrinches, en los que el niño literalmente se 'priva', también ocurren por celos, ira y desagrado. Al tiempo que lloran, muchos pequeños se arrojan al suelo y patalean. La mejor manera de actuar durante estos episodios es permanecer en calma, pues una atención excesiva sólo prolongará la escena. Una técnica efectiva consiste en abandonar el espacio donde se encuentra el niño (sin descuidarlo). Vale la pena explicarle al pequeño que fue necesario, hacerlo porque la escena le provoca malestar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada