lunes, 24 de agosto de 2009

¿Qué es la frecuencia cardíaca?

La frecuencia cardíaca, también conocida como pulso, es el número de veces que late el corazón por minuto. La evaluación de su estado físico debe incluir la medición de la frecuencia cardíaca en reposo, es decir, la frecuencia cardíaca cuando estas quieto. Lo ideal es que registre entre 60 y 90 latidos por minuto. Puede ser más lenta si tiene un buen estado físico o tiene una disposición genética a una frecuencia cardíaca pausada, puede ser más rápida si está nervioso o si hace poco bebió tres capuchinos dobles. Además de la cafeína, el estrés y ciertos medicamentos pueden acelerar la frecuencia cardíaca.

Al cabo de un par de meses de ejercicio regular, la frecuencia cardíaca en reposo suele disminuir. Esto significa que su corazón se ha vuelto más eficiente. Es posible que sólo necesite latir 80 veces por minuto para bombear la misma cantidad de sangre (o más) que la que solía bombear en 90 latidos. A largo plazo, esto evita desgaste del corazón.

El mejor lugar para tornarse el pulso es la muñeca. Coloque suavemente los dedos corazón e índice (no el pulgar) en la muñeca opuesta. Directamente debajo de la base del pulgar. La mayor parte de las personas alcanza a distinguir la débil línea azul que corresponde a la arteria: coloque allí los dedos. Cuente los latidos durante un minuto. Si su capacidad de atención no es muy buena, cuenta durante 30 segundos y multiplique por dos. Un método Incluso más fácil y rápido de medirse el pulso es colocarse un monitor de frecuencia cardíaca, un artefacto supremamente útil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada