Ir al contenido principal

¿Qué pasaría si los frenos del automóvil dejaran de funcionar?

Supón que estás conduciendo por la autopista, que llegas a tu salida y que pisas el freno..., pero el coche no se desacelera. No importa cuán fuerte lo pises, ni el menor signo de reducción de la marcha. ¡Vas sin frenos! ¿Qué vas a hacer?

En la mayoría de los automóviles modernos, al pisar el freno, empujas un pistón, el cual inyecta liquido de frenos en el cilindro principal, presurizando el líquido, que fluye a través de unos finos conductos llamados líneas de freno hasta los pistones de cada rueda. Estos pistones someten a presión las pastillas de los frenos y los ponen en contacto con un disco o un tambor para detener el vehículo. Si sufrieras una catastrófica pérdida de líquido de frenos o si alguien hubiera cortado las líneas de freno, al pisar el pedal no ocurriría absolutamente nada.

Lo primero que debes hacer si alguna vez te encuentras en la situación de «¡voy sin frenos!» es intentar bombearlos. Si las líneas de freno tienen una pequeña fuga, en lugar de un corte, podrás bombear la cantidad suficiente de liquido en el sistema corno para controlar el coche.

Lo siguiente que debes hacer es probar el freno de mano o de emergencia ¡realmente se trata de una emergencia!, aunque si alguien ha cortado las líneas de freno, es probable que haya sido lo bastante astuto como para cortar también el cable del freno de mano. Así pues, imaginemos que tampoco funciona.

¡Ahora sí tienes un verdadero problema!

Prueba con la transmisión. Puedes reducir gradualmente de marcha y utilizar el motor para frenar. Muchísimos conductores lo hacen habitualmente con su transmisión manual, y funciona exactamente igual con una transmisión automática. Reduce a una marcha más lenta, espera a que la velocidad disminuya y luego reduce otra marcha; así hasta que el automóvil se detenga. Si la autopista dispone de una mediana con hierba, dirige el vehículo hasta ella. La superficie de la hierba y las irregularidades del terreno ofrecerán un poco de resistencia al avance y contribuirán a ralentizar el coche.

Si lo has probado todo y te das cuenta de que vas a chocar antes de conseguir detenerlo, piensa estratégicamente. Por ejemplo, ante la posibilidad de colisionar contra algo sólido —el pilar de hormigón de un puente— o contra algo que pueda ceder ligeramente con el contacto -una valla de cadena, elige este último caso. Por otro lado, si tienes la oportunidad de reducir la velocidad del automóvil rozando el lateral contra un muro o un guardarraíl, será una excelente idea, y si puedes dirigir el vehículo hasta la cuesta de un terraplén, también te ayudará.

Dicho de otro modo, si tienes tiempo de salvar el coche utilizando algo no destructivo, como la transmisión o un terraplén, no lo pienses dos veces. Y si no puedes salvarlo, entonces sálvate tú y a quienes te acompañan. Haz todo lo posible para evitar daños personales colisionando contra algo «suave» o rozando el lateral del coche contra un muro para reducir la velocidad. Y si también falla, ¡relájate y confía en que el airbag esté en perfectas condiciones!

¿Qué pasaría si los frenos del automóvil dejaran de funcionar?
¿Qué pasaría si los frenos del automóvil dejaran de funcionar?

Tal vez te interese:

Mapa de la República Mexicana con nombres y división política

Haz click sobre la imagen para descargar el mapa en un tamaño mayor.
¿Necesitas algún material escolar? No dudes en pedirlo al correo pulsodigital@gmail.com
Te invito a que te suscribas a la pagina de Pulso Digital en Facebook, para estar al día con lo aquí publicado. 

Cómo leer las líneas de la mano

Primero identifica las líneas: 1 – Vida, 2 – Cabeza, 3 – Corazón, 4 – Cinturón de venus, 5 – Del Sol, 6 – De Mercurio, 7 – Del destino.

Aunque no se ha determinado el origen de la quiromancia (lectura de manos), se cree que se practica en la India y China desde el año 3000 a.C. Considerada una pseudociencia por carecer de un método que compruebe sus resultados es, sin embargo, uno de los métodos adivinatorios más populares. Éste lo lleva a cabo un quiromántico, que 'analiza' ambas palmas de las manos, tanto las líneas como los múltiples detalles que se hallan en esta área de piel.
En las personas diestras, la mano izquierda corresponde a las predisposiciones heredadas (más no genéticas), y la derecha a todos aquellos rasgos únicos del individuo que permiten sugerir el futuro (en el caso de los zurdos es al revés). Aunque se ha relacionado la forma de la mano y la textura de las huellas digitales con algunos síndromes, no se ha comprobado relación entre la conformación de esta…

El calor que congela

A medida que ascendemos por la atmósfera terrestre, la temperatura no disminuye de forma constante al aproximarse al espacio exterior. Al principio lo hace a un ritmo de 1°C cada 150 m, hasta alcanzar un promedio de —65°C a 18 km. Pero ahí, donde comienzan la estratosfera y la capa de ozono, la luz ultravioleta del Sol transforma el oxígeno en ozono. Esta reacción química produce calor y, por lo tanto, la temperatura se eleva otra vez paulatinamente, hasta alcanzar —3°C a una distancia de 50 km de la superficie de la Tierra. Ahí terminan la estratosfera y la capa de ozono. Más allá, el aire es tan ligero que el efecto del calentamiento ultravioleta es insignificante, y progresivamente se va enfriando hasta los 80 km, donde la temperatura baja a —90°C.
Pero en la ionosfera, que se inicia ahí y se extiende hasta 300 km, sucede un efecto muy extraño. Rayos ultravioleta de pequeña longitud de onda y rayos X provenientes del Sol penetran las moléculas de gas y despojan a los átomos de sus…