¿Qué pasa si metes papel de aluminio en el microondas?





MicroondasEl horno microondas es uno de los grandes inventos del siglo XX; los encontrarás en millones de hogares y oficinas de todo el mundo.

En un momento u otro, alguien nos ha dicho que no utilicemos productos metálicos, en especial el papel de aluminio, al cocinar en un microondas. Tales advertencias suelen ir acompañadas de historias de increíbles explosiones e incendios. 

¿Por qué? Echemos un vistazo al funcionamiento de un horno microondas para descubrirlo.

Las microondas son ondas de radio. En el caso de estos hornos, la frecuencia de la onda de radio que se utiliza más a menudo es aproximadamente de 2.500 megaherzios (2,5 gigaherzios) En esta frecuencia, las ondas de radio tienen una propiedad muy interesante: el agua, las grasas y los azúcares las absorben, y una vez absorbidas, se transforman directamente en movimiento atómico, o lo que es lo mismo, en calor. Pero en dicha frecuencia, las ondas de radio también tienen otra interesante propiedad: la mayoría de los plásticos, el cristal o la cerámica no las absorben. ¿Qué ocurre con el metal?

En realidad, las paredes interiores de un horno microondas son metálicas.

Una pieza metálica bastante gruesa actúa a modo de espejo, aunque en lugar de reflejar una imagen, refleja microondas. Si colocaras alimentos en una gruesa sartén metálica y la metieras en el horno, no se cocería, ya que la sartén los protegería de las microondas, de manera que nunca se calentarían.

Las piezas metálicas muy pequeñas o muy agudas son otra historia.

Los campos eléctricos en las microondas generan corrientes eléctricas que circulan a través del metal. Las piezas metálicas sustanciales, tales como las paredes de un horno, suelen tolerar estas corrientes sin ningún problema. Sin embargo, las piezas muy finas, como el papel de aluminio, se sobre saturan de corriente y se calientan rápidamente, tanto que incluso pueden provocar un incendio. Por otro lado, si el papel está arrugado y forma bordes agudos, la corriente eléctrica que discurre a través del papel provocará chispas.

En tal caso, si las chispas inciden con cualquier otra cosa en el horno, tal vez un trozo de papel encerado, es muy probable que tengas que echar mano de un extintor.

Aunque es muy improbable que un trozo pequeño de papel de aluminio pueda ocasionar la explosión de un horno microondas, sí podría provocar un incendio. En consecuencia, es una buena idea ceñirse a los envoltorios de plástico, al papel de cocina y a cualquier otro enser de cocina no metálico.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...