¿Qué pasaría si te dieras un golpe muy fuerte en la cabeza? ¿Perderías la memoria?

¿Podrías recuperarla con otro golpe?

Memoria

Este tipo de pérdida de memoria, que aparece representado en innumerables películas cinematográficas, se denomina «amnesia». En ocasiones, la amnesia borra por completo todos los recuerdos del pasado de una persona, mientras que en otras, sólo elimina fragmentos de los mismos.

Existen diversos tipos de amnesia, que pueden estar causados por enfermedades, traumas psicológicos, y sí, incluso un trauma físico, como en el caso de un golpe muy fuerte en la cabeza. En la mayoría de los casos, la amnesia es una condición transitoria y muy breve. Puede durar desde unos escasos segundos hasta unas pocas horas, aunque también puede ser más prolongada –semanas o incluso meses- dependiendo de la severidad de la enfermedad o del trauma.

Los dos tipos de amnesia de los que habrás oído hablar más a menudo son los siguientes:

  • Amnesia retrógrada
  • Amnesia anterógrada

Básicamente, la amnesia retrógrada es una condición en la que el individuo es incapaz de evocar los recuerdos almacenados, tales como su apellido materno o lo que aconteció en las Navidades pasadas. Sin embargo, recuerda perfectamente el chiste que alguien le ha contado hace escasos segundos. Éste es el tipo de amnesia típico de los culebrones. Una pareja de recién casados celebran su luna de miel en un crucero. De pronto, la joven esposa se cae por la horda. Tras el rescate, no recuerda nada antes del accidente, ni siquiera a su marido o que está casada, pero en cambio, sí recuerda al atractivo miembro de la tripulación que le ha salvado la vida. Aunque suele ser muy habitual en las series televisivas, lo cierto es que no sucede demasiado a menudo en la vida real.

Cuando una persona sufre amnesia anterógrada, puede recordar los incidentes ocurridos con posterioridad a la aparición de la fase amnésica. Esta forma de amnesia, menos común en los guiones televisivos y cinematográficos, constituye el eje central de la trama de la película Memento, donde el protagonista recibe un fortísimo golpe en la cabeza que le ocasiona daños cerebrales. Al igual que otras víctimas de amnesia anterógrada, es incapaz de generar nuevos recuerdos.

Cuando un amnésico se restablece, suele empezar evocando los recuerdos más antiguos, y luego los más recientes, hasta recuperar la memoria casi por completo, aunque en ocasiones, no consigue recordar los acontecimientos inmediatamente anteriores y posteriores del trauma en la cabeza o del inicio de la amnesia.

Cuando se habla de la memoria, se suele pensar en lo que se conoce como memoria a largo plazo, pero en realidad, el ser humano tiene diferentes formas de memoria. Veamos cuáles son los tres tipos más importantes de memoria que conviene considerar a la hora de analizar la amnesia:

  • Memoria a corto plazo. Se refiere a los recuerdos que duran desde unos pocos segundos a un par de minutos.
  • Memoria intermedia a largo plazo. Se refiere a los recuerdos que pueden durar días o incluso semanas, pero que al final se pierden para siempre a menos que se trasladen a la memoria a largo plazo.
  • Memoria a largo plazo. Se refiere a los recuerdos que se pueden evocar durante muchos años o tal vez durante toda la vida.

Para comprender cómo se produce la pérdida de la memoria, primero conviene saber cómo se almacenan los recuerdos. El cerebro humano es un órgano asombroso. Nos proporciona la capacidad de pensar, planificar, hablar e imaginar, así como también de generar y almacenar recuerdos. Fisiológicamente hablando, un recuerdo es el resultado de cambios químicos o estructurales en las transmisiones sinápticas entre neuronas. Al producirse estos cambios, se crea un pasillo llamado «rastro memorístico». Las señales se desplazan por el cerebro a través de los rastros memorísticos.

Generar y almacenar recuerdos es un proceso complejo que implica a múltiples regiones cerebrales, incluyendo el lóbulo frontal, temporal y parietal. Un daño o enfermedad en estas áreas puede ocasionar diversos grados de pérdida de memoria.

La memoria es el único paraíso del que no podemos ser expulsados.

Jean Paul (1763-1825) Escritor y humorista alemán.

He aquí un buen ejemplo de cómo se puede producir una pérdida de la memoria. Para que la memoria a corto plazo se convierta en memoria a largo plazo debe pasar por un proceso que se conoce como «consolidación», durante el cual aquélla se activa repetidamente, hasta el punto de producirse determinados cambios químicos y físicos en el cerebro, preparando la memoria para un acceso a largo plazo. Si durante esta activación repetida algo interrumpe el proceso (una contusión o cualquier otro trauma), entonces la memoria a corto plazo no se puede consolidar y los recuerdos no se pueden almacenar para su acceso a largo plazo. Esto es precisamente lo que ocurre en la amnesia anterógrada.

Se cree que la consolidación tiene lugar en los hipocampos, es decir, unas zonas del cerebro situadas en la región del lóbulo temporal. Investigaciones médicas indican que son los lóbulos frontal y parietal los que suelen resultar dañados con mayor frecuencia durante un golpe en la cabeza. De ahí que muchas personas que sufren un trauma de este tipo o una lesión cerebral experimenten amnesia anterógrada. Si los hipocampos se dañan, el amnésico será capaz de evocar los recuerdos más antiguos, pero no podrá generar otros nuevos.

Así pues, respondiendo a la pregunta, sí es posible sufrir una pérdida de la memoria -amnesia- como resultado de un golpe en la cabeza; aunque tiene que ser realmente fuerte, tanto como para provocar una grave hinchazón en la región del lóbulo temporal y/o una lesión en esta región del cerebro. ¡Evidentemente, otro golpe en la cabeza complicaría aún más si cabe el trauma anterior, lo cual no haría sino empeorar el problema!

Si quieres ver como funciona en el cine y en la TV este tipo de pérdidas de memoria, te recomiendo:50 Primeras citas, Memento y la serie de televisión Samantha Who..

Y además te dejo la canción Memory de la obra de teatro Cats.

Tambien te recomiendo ver la conferencia: Perdida de la Memoria y Enfermedad de Alzheimer. En la cual El Dr. William Seavey, del Centro de la Enfermedad de Alzheimer de UC Davis, discute el envejecimiento, la memoria y la enfermedad de Alzheimer. Trata cómo los cambios en la cognición pueden ocurrir con el envejecimiento normal y cómo promover la función sana del cerebro.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario