jueves, 10 de septiembre de 2009

El lenguaje universal de la música viaja al espacio

Cómo hacer comprender a un habitante de un planeta lejano lo que son y cómo viven los seres humanos en la Tierra? Ésta fue la pregunta que se planteó a un comité de expertos en 1977, cuando las naves espaciales de EE.UU. Voyager 1 y 2 iban a ser lanzadas en un viaje al espacio con un saludo para cualquier forma de vida inteligente con que se toparan. Para sorpresa de muchos, los expertos coincidieron en que uno de los mejores modos de comunicarse con extraterrestres sería no con palabras o imágenes, sino con música. Dedicaron los 87 minutos del videodisco de los Voyager a una selección de los "grandes éxitos musicales de la Tierra".

¿Por qué la música?

En primer lugar, porque su estructura —desde un blues de ocho compases hasta una compleja fuga de Bach— se basa en números, y la armonía es de fácil análisis matemático. Las matemáticas son el lenguaje más universal, por lo que era más probable que los extraterrestres comprendieran la estructura matemática de nuestra música más que cualquier otra cosa sobre nosotros. Además, expresa los sentimientos humanos mejor que otros medios y podría representar la variedad de culturas. No ha habido sociedades sin su música típica para expresar tristeza y dolor, alegría y tranquilidad.

Al seleccionar la música que representaría a la humanidad en el universo, la clave fue la variedad. Se eligieron canciones aborígenes de Australia, el Night Chant de los navajos y una canción de boda peruana; música de gamelán de Java, de zampoñas de las islas Salomón y de Perú, un raga de la India y música ch'in de China; piezas para gaitas de Azerbaiyán, flautas de bambú de Japón y percusiones del Senegal. También se incluyeron canciones de Georgia, Zaire, México, Nueva Guinea y Bulgaria; el blues Dark Was the Night con Blind Willie Johnson, Melancholy Blues con el trompetista de jazz Louis Armstrong y Johnny B. Goode con el cantante de rock Chuck Berry. De la tradición culta occidental se seleccionó música para flauta renacentista, tres obras de Bach y dos de Beethoven, un aria de La flauta mágica de Mozart y La consagración de la primavera de Stravinsky.

¿Son éstos los éxitos musicales de la Tierra? Al menos son hoy los que más podrían persistir. El videodisco, de cobre con chapa de oro, fue fabricado para que dure 1,000 millones de años.
Al infinito y más allá

En febrero de 2008, la NASA envió la canción Across The Universe de los Beatles al espacio exterior con destino la estrella Polaris, a 431 años luz de la Tierra, la más brillante de la constelación de la Osa Menor. Y el lunes 24 de agosto de 2009, la página web australiana www.hellofromearth.net hizo un envío distinto. Se trató de miles de mensajes de libre contenido (con la excepción de insultos) con destino a los ¿habitantes? del planeta Gliese 581D, el más cercano a nuestro Sistema Solar, y sobre el que se aventura la posibilidad de vida.

Dicha página solicitó que los mensajes se hicieran en Inglés, ya que cada uno debía ser analizado y para los administradores resultaba más sencillo hacerlo en este idioma. La página pedía que cada mensaje no excediera los 160 caracteres, como medida de control sobre el material. Gliese 581D es uno de los 350 exoplanetas descubiertos por ahora. Se llama así a los que están ubicados más allá del miniplaneta Plutón, rebajado a esta categoría hace tres años junto al antiguo asteroide Ceres (que subió de rango) y el mundo helado de Xena.
¿Recibirá alguien el mensaje en Gliese 581d?

Gliese 581d y sus tres planetas hermanos orbitan alrededor de la estrella Gliese 581 (tres veces menor que nuestro sol), a unos 20,3 años luz de la tierra, en la constelación Libra. Tiene un tamaño ocho superior al de la Tierra y está cinco veces más cerca de su sol que nuestro planeta del suyo: completa una órbita completa en 66 días. El astrónomo y especialista en exoplanetas Stephane Udry, del Observatorio suizo de Ginebra, lo descubrió en abril de 2007 y lo considera el primer candidato serio de los hasta ahora conocidos para entrar en la categoría de mundo acuático.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada