domingo, 18 de octubre de 2009

Cómo comer con el estomago afuera

Muchas estrellas de mar poseen un singular método de alimentación: sacan el estómago por la boca y empiezan la digestión de sus presas fuera del cuerpo. Algunas especies incluso pueden abrir la apretada concha de ciertos moluscos bivalvos, como los mejillones, las ostras y las veneras, por citar algunos.

La estrella de mar localiza a los moluscos gracias a las sustancias que éstos secretan. En cuanto encuentra uno, le rodea la concha —firmemente cerrada— con los brazos. (Éstos poseen hileras de patas en forma de tubitos, que sobresalen de la coraza. Cada pata tubular tiene en la punta una ventosa diminuta a la vez que poderosa.) Una vez asida a su víctima, fija en el lecho marino los extremos de sus brazos. Luego retrae las patas tubulares con fuerza suficiente para abrir la concha poco a poco, como si empleara una palanca. Esto le toma algún tiempo, ya que los músculos de la concha del molusco son muy fuertes.

Luego, la estrella de mar saca el estómago por la boca, lo mete en la cavidad del molusco y empieza a digerirlo con sus enzimas intestinales. Finalmente, los diminutos cilios que tiene en la superficie del estómago producen un movimiento que arrastra el alimento al interior de su cuerpo, donde concluye la digestión.