miércoles, 7 de octubre de 2009

El calor que congela

A medida que ascendemos por la atmósfera terrestre, la temperatura no disminuye de forma constante al aproximarse al espacio exterior. Al principio lo hace a un ritmo de 1°C cada 150 m, hasta alcanzar un promedio de —65°C a 18 km. Pero ahí, donde comienzan la estratosfera y la capa de ozono, la luz ultravioleta del Sol transforma el oxígeno en ozono. Esta reacción química produce calor y, por lo tanto, la temperatura se eleva otra vez paulatinamente, hasta alcanzar —3°C a una distancia de 50 km de la superficie de la Tierra. Ahí terminan la estratosfera y la capa de ozono. Más allá, el aire es tan ligero que el efecto del calentamiento ultravioleta es insignificante, y progresivamente se va enfriando hasta los 80 km, donde la temperatura baja a —90°C.

Pero en la ionosfera, que se inicia ahí y se extiende hasta 300 km, sucede un efecto muy extraño. Rayos ultravioleta de pequeña longitud de onda y rayos X provenientes del Sol penetran las moléculas de gas y despojan a los átomos de sus electrones. Las moléculas restantes, llamadas iones, se mueven muy rápidamente y, en consecuencia, se calientan demasiado.

La temperatura de iones individuales puede llegar a 5,000 o 10,000°C. Pero estas partículas increíblemente calientes son tan escasas y se hallan tan alejadas unas de otras que un astronauta se congelaría al instante si anduviera sin su traje en este "calor".
¿Sabías que...?

El lugar más frio de la parte baja de la atmósfera terrestre no se encuentra normalmente encima de los polos Norte o Sur, como podríamos suponer, sino sobre el ecuador. La altitud de la tropopausa (el límite entre las dos capas inferiores de le atmósfera) varía, en promedio, de 9 km encima de los polos a 18 km sobre el ecuador.

La temperatura del aire, por lo general, decrece justo arriba de la parte superior de la tropopausa. Por eso, arriba, en lo alto del ecuador, con frecuencia la temperatura baja hasta —80°C, mientras que en los polos Norte y Sur rara vez desciende de —55°C.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada