Ir al contenido principal

Por qué trabaja tan duro el colibrí para ganarse la vida

Lanzándose de acá para allá, batiendo las alas hasta 78 veces por segundo, los colibríes viven con un ritmo febril. En proporción a su peso, gastan más energía que ningún otro animal de sangre caliente. Si queman tanta energía se debe en parte a que su diminuto tamaño requiere de un agitado ritmo de vida. Cuanto más pequeño es un animal, tanto mayor es la superficie corporal que tiene por gramo de peso. Los colibríes sólo se encuentran en América, donde hay casi 320 especies.

El cuerpo de estas aves, por lo general de 6 a 13 cm de largo, tiene masa insuficiente para producir el calor que compense el que se pierde a través de su relativamente grande superficie corporal. Es por esto que requieren mucha energía, para mantener su elevado índice de metabolismo. Su temperatura corporal es de 39 a 42°C, con frecuencia cardiaca cercana a 500 latidos por minuto en reposo, que excede de 1,000 latidos por minuto o incluso más cuando está muy activo.

Obtiene energía de comer insectos y, ante todo, del néctar, rico en calorías. En general, necesita ingerir diariamente el equivalente a la mitad de su propio peso. Si las personas gastaran cantidades similares de energía, en proporción a su peso, tendrían que consumir cada día 60 kg de pan o 170 kg de papas hervidas, para obtener suficientes calorías.

A fin de ahorrar energía durante la época de frío, los colibríes se aletargan y caen en un profundo sueño que dura varias horas. Su temperatura corporal desciende hasta ser sólo unos cuantos grados mayor que la ambiental. A 15°C, el colibrí durmiente consume solamente la quincuagésima parte de la energía que utiliza cuando está activo.

Comentarios

Tal vez te interese:

Mapa de la República Mexicana con nombres y división política

Haz click sobre la imagen para descargar el mapa en un tamaño mayor.
¿Necesitas algún material escolar? No dudes en pedirlo al correo pulsodigital@gmail.com
Te invito a que te suscribas a la pagina de Pulso Digital en Facebook, para estar al día con lo aquí publicado. 

Cómo leer las líneas de la mano

Primero identifica las líneas: 1 – Vida, 2 – Cabeza, 3 – Corazón, 4 – Cinturón de venus, 5 – Del Sol, 6 – De Mercurio, 7 – Del destino.

Aunque no se ha determinado el origen de la quiromancia (lectura de manos), se cree que se practica en la India y China desde el año 3000 a.C. Considerada una pseudociencia por carecer de un método que compruebe sus resultados es, sin embargo, uno de los métodos adivinatorios más populares. Éste lo lleva a cabo un quiromántico, que 'analiza' ambas palmas de las manos, tanto las líneas como los múltiples detalles que se hallan en esta área de piel.
En las personas diestras, la mano izquierda corresponde a las predisposiciones heredadas (más no genéticas), y la derecha a todos aquellos rasgos únicos del individuo que permiten sugerir el futuro (en el caso de los zurdos es al revés). Aunque se ha relacionado la forma de la mano y la textura de las huellas digitales con algunos síndromes, no se ha comprobado relación entre la conformación de esta…

El calor que congela

A medida que ascendemos por la atmósfera terrestre, la temperatura no disminuye de forma constante al aproximarse al espacio exterior. Al principio lo hace a un ritmo de 1°C cada 150 m, hasta alcanzar un promedio de —65°C a 18 km. Pero ahí, donde comienzan la estratosfera y la capa de ozono, la luz ultravioleta del Sol transforma el oxígeno en ozono. Esta reacción química produce calor y, por lo tanto, la temperatura se eleva otra vez paulatinamente, hasta alcanzar —3°C a una distancia de 50 km de la superficie de la Tierra. Ahí terminan la estratosfera y la capa de ozono. Más allá, el aire es tan ligero que el efecto del calentamiento ultravioleta es insignificante, y progresivamente se va enfriando hasta los 80 km, donde la temperatura baja a —90°C.
Pero en la ionosfera, que se inicia ahí y se extiende hasta 300 km, sucede un efecto muy extraño. Rayos ultravioleta de pequeña longitud de onda y rayos X provenientes del Sol penetran las moléculas de gas y despojan a los átomos de sus…