Ir al contenido principal

¿Qué pasaría si no cambiaras nunca el aceite del coche?

La sangre en el cuerpo, el agua en el desierto y el aceite en el motor. Todos estos fluidos son vitales. Sin ellos, algo o alguien moriría. El aceite es un lubricante esencial para el motor de un automóvil, pues permite que el metal friccione contra el metal sin el menor daño. Así, por ejemplo, lubrica los pistones mientras se desplazan arriba y abajo en los cilindros.
Sin aceite, la fricción metal sobre metal genera tanto calor que al final las superficies se sueldan entre sí y el motor se avería, lo cual es realmente desagradable si te ocurre en carretera. Por otro lado, si quieres que alguien sufra las fatales consecuencias, lo único que tienes que hacer es drenar el aceite del motor de su coche.

Supongamos que tu motor tiene aceite en abundancia, pero que nunca lo cambias. En tal caso, pueden suceder dos cosas:
  • La suciedad se acumulará en el aceite. El filtro la eliminará durante un determinado período de tiempo, pero al final se obturará y el aceite sucio evitará el filtro circulando a través de una válvula de reserva. El aceite sucio es espeso y abrasivo, produciendo un mayor desgaste de los componentes del motor.
  • Los aditivos presentes en el aceite, tales corno detergentes, dispersantes, anticorrosivos y reductores de la fricción, se gastarán, y el aceite no funcionará con la eficacia deseada.
Finalmente, a medida que se vaya ensuciando más y más, el aceite dejará de lubricar y el motor no tardará en desgastarse y averiarse. Pero no te preocupes, esto no va a suceder si olvidas cambiarlo en la fecha prevista, si transcurre un mes y sobrepasas el intervalo recomendado de 1.000 km. Tendrías que circular con el mismo aceite durante muchísimo tiempo —muchos miles de kilómetros— antes de que provocara una avería catastrófica.
Cambiar el aceite redunda en un filtro limpio, un aceite limpio y unos aditivos frescos. En suma, ¡una lubricación perfecta!

Comentarios

Tal vez te interese:

Mapa de la República Mexicana con nombres y división política

Haz click sobre la imagen para descargar el mapa en un tamaño mayor.
¿Necesitas algún material escolar? No dudes en pedirlo al correo pulsodigital@gmail.com
Te invito a que te suscribas a la pagina de Pulso Digital en Facebook, para estar al día con lo aquí publicado. 

¿Cómo se forma el agua que está dentro de los cocos?

El agua es producida por la propia palmera a partir de los líquidos que absorbe del suelo donde se encuentra plantada y la humedad que captó del ambiente. La procesan las plantas mayores de cinco meses de edad. Cada coco contiene hasta dos tazas de este líquido dulce y cristalino. Es tan puro y estéril que en la época de la Segunda Guerra Mundial, cuando no había a la mano una solución glucosa, se inyectaba directamente en las venas de los heridos a la manera de suero.
Está compuesta básicamente por agua, azúcares, proteínas y carbohidratos. A la hora de adquirir cocos vale la pena agitarlos para escuchar si tienen líquido en el interior. Si no suenan es porque no han madurado o porque ya son demasiado viejos. Desde tiempos inmemorables el agua de coco ha sido empleada como bebida refrescante y hoy forma parte fundamental de la coctelería.


Cómo leer las líneas de la mano

Primero identifica las líneas: 1 – Vida, 2 – Cabeza, 3 – Corazón, 4 – Cinturón de venus, 5 – Del Sol, 6 – De Mercurio, 7 – Del destino.

Aunque no se ha determinado el origen de la quiromancia (lectura de manos), se cree que se practica en la India y China desde el año 3000 a.C. Considerada una pseudociencia por carecer de un método que compruebe sus resultados es, sin embargo, uno de los métodos adivinatorios más populares. Éste lo lleva a cabo un quiromántico, que 'analiza' ambas palmas de las manos, tanto las líneas como los múltiples detalles que se hallan en esta área de piel.
En las personas diestras, la mano izquierda corresponde a las predisposiciones heredadas (más no genéticas), y la derecha a todos aquellos rasgos únicos del individuo que permiten sugerir el futuro (en el caso de los zurdos es al revés). Aunque se ha relacionado la forma de la mano y la textura de las huellas digitales con algunos síndromes, no se ha comprobado relación entre la conformación de esta…