Ir al contenido principal

Sin resistencia, se lograría la total eficacia eléctrica

En 1987, K. Alex Muller, de Suiza, y J. Georg Bednorz, de Alemania Occidental, rompieron una marca de velocidad: obtuvieron el premio Nobel de física antes de que pasaran dos años de haber dado a conocer su adelanto científico. Ello se debió a la importancia atribuida a su descubrimiento: los superconductores de "alta temperatura", materiales que no presentan resistencia eléctrica, o sea por los que la electricidad atraviesa sin perder energía. Todos los aparatos eléctricos cotidianos tienen alguna resistencia que mina el flujo de energía, de la misma manera que un trozo de queso aminora la velocidad del cuchillo que lo rebana.
Sin embargo, el término "alta temperatura" aplicado a superconductores resulta un poco errado. En 1911, el físico holandés Kamerlingh Onnes descubrió que el mercurio perdía resistencia eléctrica a una temperatura extremadamente baja: 4.12°K (-269.03°C). A principios de 1986, Muller y Bednorz tuvieron éxito al descubrir un compuesto de cerámica que supercondujo a 35°K (-238°C). De ahí que un superconductor de "alta temperatura" sea, en realidad, extremadamente frío.

¿Por qué son tan importantes? La razón es económica. La industria eléctrica pierde, en la resistencia de transformadores y líneas de conducción, 2% de lo que genera; un desperdicio de 800 millones de dólares en electricidad al año en un país como el Reino Unido.

Una vasta serie de aparatos eléctricos aumentarían drásticamente en eficacia si funcionaran al 100 % de su capacidad. Las computadoras trabajarían más rápido. El alto consumo de energía de los trenes libres de fricción, que usan suspensión magnética, se reduciría enormemente. Los sistemas de exploración médica a base de magnetismo serían más baratos y, por lo tanto, más accesibles a quienes los requieren.
En 1989 se encontró un compuesto cerámico de óxidos de talio, bario, calcio y cobre que se tornó en superconductor a 128'K (-145"C). Por supuesto que el superconductor ideal funcionaría a temperatura ambiente y no requeriría de ningún tipo de enfriamiento.

El obstáculo para este sueño es que nadie ha descubierto por qué los superconductores pierden su resistencia eléctrica. Si los superconductores a temperatura ambiente aún parecen un sueño, los de tipo superfrío quizá ocupen un lugar en la tecnología del futuro: en fábricas espaciales, donde mantener bajas temperaturas no es problema.

Comentarios

Tal vez te interese:

Mapa de la República Mexicana con nombres y división política

Haz click sobre la imagen para descargar el mapa en un tamaño mayor.
¿Necesitas algún material escolar? No dudes en pedirlo al correo pulsodigital@gmail.com
Te invito a que te suscribas a la pagina de Pulso Digital en Facebook, para estar al día con lo aquí publicado. 

Cómo leer las líneas de la mano

Primero identifica las líneas: 1 – Vida, 2 – Cabeza, 3 – Corazón, 4 – Cinturón de venus, 5 – Del Sol, 6 – De Mercurio, 7 – Del destino.

Aunque no se ha determinado el origen de la quiromancia (lectura de manos), se cree que se practica en la India y China desde el año 3000 a.C. Considerada una pseudociencia por carecer de un método que compruebe sus resultados es, sin embargo, uno de los métodos adivinatorios más populares. Éste lo lleva a cabo un quiromántico, que 'analiza' ambas palmas de las manos, tanto las líneas como los múltiples detalles que se hallan en esta área de piel.
En las personas diestras, la mano izquierda corresponde a las predisposiciones heredadas (más no genéticas), y la derecha a todos aquellos rasgos únicos del individuo que permiten sugerir el futuro (en el caso de los zurdos es al revés). Aunque se ha relacionado la forma de la mano y la textura de las huellas digitales con algunos síndromes, no se ha comprobado relación entre la conformación de esta…

¿Por qué el cuerpo humano conduce electricidad?

Porqué casi el 70% del organismo consta de agua ionizada, un buen conductor de electricidad. De acuerdo con la electrofisiología, ciencia que estudia las reacciones que produce la corriente eléctrica, cada uno de los tejidos de nuestro cuerpo reacciona cuando una descarga circula por el organismo y los efectos biológicos dependen de su intensidad. Se ha descubierto que las partes más sensibles son la retina y el globo ocular, pues ante cualquier estímulo eléctrico producen una sensación luminosa. Le sigue la lengua, la cual manifiesta un sabor alcalino.