jueves, 31 de diciembre de 2009

¿Cómo le hacen los peces para nadar en cardúmenes sin chocar?

Los peces usan la visión, la audición y un eficiente sistema llamado línea lateral, que detecta las mínimas variaciones de presión en el agua. Es este último el que permite la sincronía perfecta de movimientos entre los miembros del grupo. Se cree que por lo menos 50% de las variedades conocidas de peces, como el atún y las sardinas, se agrupan en cardúmenes. Probablemente sea una especialización surgida como medio de defensa contra los depredadores. Nadar en bancos también ayuda en la búsqueda de alimentos y la reproducción. El grupo amplía el número de elementos y reduce la probabilidad de la depredación de los huevos. El tamaño de los cardúmenes varía. Pueden contar con pocos integrantes, como los peces de los acuarios, o, como en el caso de los arenques, agrupar millones de individuos, abarcando más de un kilómetro de extensión.

miércoles, 30 de diciembre de 2009

Una vez, el agua hirvió a cero grados

Pocas personas conocen al dedillo las escalas de temperatura Fahrenheit y Celsius (centígrada). La mayoría de nosotros, al escuchar una temperatura expresada en la escala que nos es menos familiar, mentalmente la convertimos a la que conocemos mejor. Pero imagínese qué confusas deben haber sido las cosas al principio del siglo XVIII, cuando se empleaban por lo menos 33 escalas distintas.

Sólo en 1714 se empezó a usar una sola escala de temperatura, cuando el alemán Gabriel Daniel Fahrenheit inventó el primer termómetro práctico, el cual consistía de cierta cantidad de mercurio dentro de un tubo sellado y graduado.

Fahrenheit asignó el grado 0 de su escala a lo más frío que conocía, una mezcla de hielo y sal; y había pensado asignar el grado 12, el más alto de su escala original, a la temperatura de una persona sana. Sólo que, al tomar la temperatura del cuerpo, el mercurio subió en el tubo mucho más de lo esperado. Para evitar unidades tan grandes y poco manejables, dio a su escala ocho veces más divisiones. Entonces, asignó a la temperatura corporal un valor de 96° (8 x 12). La cifra exacta es 98.6° en la escala de Fahrenheit (37°C); la variación obedece a la irregularidad del diámetro interior del tubo que él empleó para su termómetro.

Luego registró los puntos de congelación y ebullición del agua pura: 32° y 212°, respectivamente. Ya en el siglo II a.C., Galeno, médico griego, había propuesto una escala basada en estos mismos puntos. Fahrenheit se dio cuenta de que estas dos temperaturas son puntos de referencia ideales, porque son constantes bajo determinada presión. Su escala de temperatura pronto se hizo popular, sobre todo en los países de habla inglesa, y no tardó en ser imitada.

En 1742, el astrónomo sueco Anders Celsius propuso una escala en la que 0° fuera el punto de ebullición del agua, y 100° el de congelación. (Este sistema fue invertido después de su muerte en 1744.)
Cuando, a fines del siglo XVIII, Francia introdujo el sistema métrico decimal, la escala centígrada de Celsius fue bien acogida. Pronto llegó a ser la escala de temperatura normativa para todo trabajo científico, y se emplea en países que han adoptado el sistema métrico. La escala Fahrenheit aún se usa en muchos países de habla inglesa.

miércoles, 23 de diciembre de 2009

Un arquitecto enfrenta el máximo desafío en el diseño: reorganizar la vida cotidiana

A fines de la década de 1920, un fugitivo de la justicia en quiebra, un arquitecto sin hogar, comenzó los planos para una ciudad perfecta. La nueva comunidad, que se llamaría Broadacre City, consistía de innumerables granjas. Las casas iban a ser sencillas y funcionales, en armonía con el ambiente. Pero Broadacre sería más que un modelo de buena arquitectura: sería también un nuevo modo de vida.

La buena vida Para quienes vivieran en esa ciudad no habría trabajos pesados ni abismos entre el trabajo y el ocio. Las granjas —cada finca era una granja— serían grandes terrenos con jardines. Las fábricas serían centros de artesanías. El gobierno sólo existiría para resolver lo esencial de la administración. Así imaginó que sería la vida en Broadacre City el arquitecto estadounidense Frank Lloyd Wright, quien había alcanzado renombre mundial por construir casas que combinaban perfectamente con el escenario natural pese a su diseño ultramoderno. Pero cuando empezó a trabajar en su ciudad de ensueño va le habían ocurrido excesivas desgracias.

Wright había tenido rupturas matrimoniales y complicados divorcios, además de que su amante murió en un incendio que destruyó por completo la casa de sus sueños, Taliesin, cerca de Spring Green, Wisconsin. Después de la Primera Guerra Mundial su reputación se había venido abajo y le fue difícil encontrar trabajo. La máxima afrenta fue su arresto por adulterio a los 60 años. Broadacre era su respuesta al maltrato con que el destino v el mundo moderno le habían pagado.

En una palabra resumió su sentir respecto de los problemas de las ciudades modernas: lucro. Había que pagar por las ideas, el terreno e incluso por el dinero (cuando es prestado). Para Wright, un sistema así era inherentemente explotador. Creía que los habitantes de las ciudades modernas no se concebían a sí mismos como individuos productivos, por lo que eran esclavos del lucro.

En Broadacre City tal esclavitud sería imposible. Todas tendrían terreno donde cultivar alimentos suficientes para sus familias. No habría oportunidad para los forasteros de interponerse entre el ciudadano y lo que éste produjera ni de explotarlo por dinero. Los bienes y servicios serían intercambiables, en vez de comprarse o venderse por lucro.

¿Se ha construido algo semejante a Broadacre City?  No. Pero las casas sorprendentemente originales que Wright edificó y los elaborados bocetos que hizo de Broadacre City permanecen como muestra de lo que el gran arquitecto imaginó y lo que pudo haber sido.

martes, 22 de diciembre de 2009

¿Cuáles son los países del mundo con mayores niveles de terrorismo?

Una tabla elaborada por la Universidad de Maryland ha establecido un indicador en cinco grados. El máximo (5) corresponde a naciones en el que los ataques de este tipo dejan más de 1,000 muertes por año. Comparten esta posición Sudán, India, Argelia, Liberia, Burundi, Indonesia, Afganistán, Ruanda, República Democrática del Congo y Sri Lanka. Les siguen en el nivel 4 (más de 200 víctimas y menos de 1,000) Angola, Brasil, Guinea Ecuatorial, Uganda, Chad, Sudáfrica, Filipinas, Nigeria, Colombia y Costa de Marfil. México fue calificado con el grado 3 (más de 100 víctimas y menos de 200).

jueves, 17 de diciembre de 2009

¿Cuál es la diferencia ente un castillo, un palacio y un palacete?

El primero es una fortaleza de carácter defensivo, propia de la Edad Media y de uso exclusivo de la realeza. El segundo es un edificio lujoso donde puede vivir cualquier noble, y tuvo su origen en el Renacimiento. Un palacete, es un despectivo para aquellas casas pequeñas contruidas y decoradas como su fueran un palacio.

miércoles, 16 de diciembre de 2009

En busca del punto de fuga

A principios del siglo XIX, el químico francés Joseph Louis Gay-Lussac llegó a una conclusión extraña, pero totalmente lógica, respecto al efecto de la temperatura sobre los gases. Empezó por darse cuenta de que éstos, al igual que todas las demás sustancias, se contraen al enfriarse. Sus observaciones demostraron que a una temperatura de –270° C cualquier gas se esfumaría, pues se contraería tanto que no ocuparía ningún espacio, y ocurriría lo imposible: la materia desaparecería.

Medio siglo más tarde, el físico escocés William Thomson (lord Kelvin) encontró la respuesta a este enigma. Demostró que la temperatura de una sustancia indica en realidad la rapidez con que se mueven sus moléculas. Este movimiento requiere de espacio. Cuando un gas se enfría, sus moléculas necesitan menos espacio para circular. Thomson aplicó esta depurada teoría para determinar que cualquier molécula de gas se estancaría totalmente a –273.15° C. De ahí se dedujo que nada podía alcanzar una temperatura más baja que ésta, a la que ahora se conoce como "cero absoluto" o cero Kelvin (0°K).

Como Kelvin había demostrado cómo depende la temperatura del movimiento de las moléculas, se hizo necesario reconsiderar la conclusión de Gay-Lussac.

Cuando un gas alcanza una temperatura de 0°K no se contrae hasta desaparecer, sino que primero se licua —algunos incluso se solidifican—, después se contrae casi del todo; y entonces es prácticamente imposible extraer la energía restante que mantiene a las moléculas en movimiento. En realidad, el estado imposible no era el del gas "esfumado", sino una temperatura tan baja como el cero absoluto.

Los científicos no se amedrentan ante los retos y aún intentan alcanzar ese límite fugaz. La temperatura más baja obtenida hasta ahora requirió del uso de sofisticada tecnología para reducir la energía magnética del etilsulfato de cerio y así minimizar su calor. Su temperatura descendió a 0.00002°K; es decir, dos cienmilésimos por arriba del cero absoluto.

martes, 15 de diciembre de 2009

¿Cómo se hace el vinagre?

El aderezo indispensable para las buenas ensaladas resulta de la fermentación del vino común que, en sus versiones artesanales, se lleva a cabo a temperatura ambiente, al aire libre, gracias a una bacteria llamada Mycoderma aceti. Ésta forma en la superficie del recipiente una delgada película conocida como "madre del vinagre". Hoy las versiones industriales se elaboran con alcohol de diversos orígenes, como la caña o la manzana. El vinagre de alcohol (de 6°) tiene un característico color caramelo, el vinagre blanco (8°) es transparente y se usa para las conservas, el vinagre de vino 86°o 7°) - el más exquisito de todos- se deja reposar en barricas especiales de madera de roble para enriquecer su aroma. El llamado vinagre balsámico (hecho de vino) se añeja hasta por doce años y se mezcla con vinagres más jóvenes.

sábado, 12 de diciembre de 2009

¿Qué mantiene a la atmósfera pegada a la Tierra?

Sin aire, éste sería un mundo sin vida. Lo mínimo, además de luz solar, que plantas y animales necesitan para sobrevivir es oxígeno y agua. Ambos forman parte de la atmósfera; y ésta debe la continuidad de su existencia a la gravedad.

El aire se compone de moléculas de gas que se mueven a alta velocidad. La fuerza de gravedad terrestre es tal que nada que viaje a menos de 40,000 km/ h puede escapar de ella. Por fortuna, las moléculas del aire distan mucho de moverse a esa velocidad; por eso el campo gravitacional de la Tierra retiene a la atmósfera. Algunos astrónomos creen que la Luna alguna vez tuvo atmósfera, pero ésta se dispersó en el espacio, dado que la fuerza de gravedad lunar equivale a sólo una sexta parte de la terrestre.

La singular ubicación de la Tierra en el sistema solar fomenta el desarrollo de la vida. Los primeros seres vivos complejos sobre el planeta fueron plantas, las cuales requieren de luz solar para vivir y reproducirse.
Las plantas emiten oxígeno. Sólo en una atmósfera con oxígeno los animales terrestres —sobre todo los mamíferos— pudieron haberse desarrollado hasta llegar a ser como los conocemos actualmente. Si la Tierra estuviera más cerca del Sol, la elevación de la temperatura haría a las moléculas de oxígeno moverse más rápidamente, y podrían fugarse; si quedara mucho más lejos, sería demasiado fría para la evolución de la vida.

Poco a poco los científicos comprendieron la naturaleza de las diferentes capas de la atmósfera. A finales del siglo XIX, iniciaron el envío de globos aerostáticos no tripulados a la atmósfera más baja, equipados con barómetros y termómetros. Descubrieron que mientras la presión disminuye uniformemente con la altura, las variaciones de temperatura son más complejas. Los científicos han dividido la atmósfera en capas, tomando como base estas variaciones de temperatura. En la troposfera y la mesosfera la temperatura disminuye con la altura, mientras que en la estratosfera y la termosfera aumenta. Desde el advenimiento de la tecnología del cohete y el satélite, en la década de 1940, los científicos han podido recabar información sobre la atmósfera superior.

viernes, 11 de diciembre de 2009

Dime mi pequeño saltamontes

Un joven tenía la ilusión de aprender artes marciales para saber cómo defenderse y sobresalir en su círculo social. Decide irse a Japón e internarse en un sitio en el que se dedicaban a enseñar esas técnicas a todo el que así lo desease.

Tras cinco años de estancia en aquel lugar sigue sin aprender nada, así que decide hablar con su maestro muy seriamente.

- Sensei, estoy harto de esto. Llevo años desperdiciados aquí y no se ni dar bien una patada… ¿Qué puedo hacer?
El maestro lo mira y con voz tranquila le pregunta:
- ¿Has pintado la cerca con movimientos firmes?
El joven responde:
- Si, maestro.
- ¿Has pulido los pisos haciendo círculos con las manos?
- Si, maestro.
- ¿Has corrido todas las tardes para ver el ocaso desde las montañas?
- Si, maestro.
- ¿Has visto el amanecer en la playa, haciendo equilibrios con un pie en la arena de la playa?
- Si, maestro.
- ¿Lo ves? ¡Por estar haciendo esas tonterías no has aprendido nada!

jueves, 10 de diciembre de 2009

¿Cuánto tiempo duermen los animales?

Animal Horas de sueño

León

20

Perezoso

20

Murciélago café

20

Gran murciélago café

19

Zarigüeya

19

Zarigüeya de agua

19

Armadillo gigante

18

Oso Koala

18

Armadillo de nueve anillos

17

Mono del sur

17

miércoles, 9 de diciembre de 2009

En busca del asiento del alma

Puede perdonarse a los médicos y filósofos de la antigüedad que fijaran el lugar del intelecto y de la conciencia o, según lo llamaban, "el asiento del alma" en cualquier parte del cuerpo, menos en el cerebro. Después de todo, el cerebro humano es relativamente pequeño y pesa en promedio apenas 1.5 kg. Ante un examen somero, su textura gelatinosa ofrece pocos indicios de la vasta complejidad de sus operaciones y de su gran importancia en la regulación de las funciones corporales.

La ignorancia sobre anatomía llevó en la antigüedad a, por ejemplo, la creencia de que las secreciones nasales venían directamente del cerebro y que la materia gris de éste se componía de flema. Por lo tanto, el asiento del alma se atribuía a órganos más interesantes en apariencia, como el corazón, el hígado o los riñones. Las frases "con el corazón partido" y "echar los hígados" son reminiscencias de aquellos tiempos. Aunque a fines del siglo V a.C. Hipócrates situó el intelecto en la cabeza, con fundamento en sus observaciones de la epilepsia, varias generaciones más tarde Aristóteles lo ubicó en el corazón, y descartó al cerebro por ser el órgano que "enfriaba la sangre". En el siglo II, el famoso anatomista griego, Galeno, descubrió ciertas funciones cerebrales, mas la opinión de Aristóteles prevaleció durante 1,500 años más.

No fue sino hasta 1628, cuando el médico inglés William Harvey descubrió la circulación de la sangre y demostró que el corazón es una bomba muscular, que cayó en descrédito la doctrina aristotélica. Incluso entonces se prefirió como asiento del alma otros sitios y no la materia gris del cerebro: los ventrículos, que son espacios en el interior del cerebro, o las meninges, sus membranas exteriores. El filósofo francés del siglo XVIII, Descartes, escogió el diminuto cuerpo pineal como punto de contacto entre cuerpo y alma, ya que es la única parte del cerebro que es órgano impar. Más adelante, los anatomistas practicaron autopsias y quedaron consternados cuando descubrieron que la glándula considerada "asiento del alma" no era más que un residuo calcificado.

Fue Franz Joseph Gall —anatomista austriaco que se especializó en el cerebro antes de desviarse hacia la seudociencia de la frenología— el primero que a fines del siglo XVIII descubrió en el cerebro el origen de los nervios. Identificó la corteza cerebral, gruesa capa de materia gris que cubre al cerebro en su totalidad, como asiento de las funciones superiores.

martes, 8 de diciembre de 2009

¿Por qué es tan importante el Guernica de Pablo Picasso?

Su creación refleja el compromiso del artista con un hecho contemporáneo: un ataque aéreo efectuado por los fascistas contra la población vasca que tuvo lugar el 25 de abril de 1937. También destaca porque su estilo tiende un puente entre el cubismo y el realismo, pus aunque las formas están distorsionadas y fragmentadas no resultan ininteligibles: el toro, el pájaro, el caballo y la espada rota lo dotan de un contenido simbólico atemporal.

Es tan poderosa que Colin Powell, ex secretario estadounidense de Defensa, ordenó cubrir una reproducción que se hallaba en la sala donde realizó una de sus comparecencias ante la ONU para defender la invasión estadounidense a Irak.

¿Por qué es tan importante el Guernica de Pablo Picasso?

lunes, 7 de diciembre de 2009

¿Beben agua los peces?

Tal vez te parezca una pregunta muy tonta, pero la respuesta a esta cuestión es que los de agua salada si, los de agua dulce no. En el caso de los peces marinos, el líquido que hay en su cuerpo tiene menos sal que el agua que lo rodea. Por el fenómeno de la ósmosis, el agua de su cuerpo fluye por medio de la piel hacia el exterior tratando de igualar la concentración salina. Como ello no es posible, si no bebieran agua simplemente morirían deshidratados por la pérdida total de líquidos, tal como puede ocurrir con los humanos. El caso de los peces de agua dulce es diferente. El medio en el que se encuentran tiene una menor concentración salina que la que se registra en el interior de su cuerpo, por lo tanto, el agua fluye desde afuera hasta el interior de su cuerpo, los hidrata y hace innecesario que beban.

¿A que no te lo esperabas?

¿Beben agua los peces?

¿Qué pasaría si existieran tres sexos?

Tal vez lo primero que te pase por la cabeza al escuchar sobre un tercer sexo sea que me refiero a la homosexualidad o al hermafroditismo. No, este artículo no se trata sobre las preferencias sexuales o sobre la capacidad de producir ambos gametos en el mismo organismo. Así que por lo pronto hay que descartar de tu mente lo relacionado a las diversas conductas sexuales y a los individuos que pueden ser tanto macho como hembra a la vez.

El filósofo griego Platón afirmaba que los seres humanos se componían originalmente de tres tipos de pares: macho-macho, macho-hembra, y hembra-hembra. Los dioses griegos, sin embargo eran celosos, y vieron que una criatura que tenía cuatro brazos trabajaba más, dos caras opuestas estaban siempre vigilantes y no podían ser atacadas a traición, cuatro piernas no exigían tanto esfuerzo para mantenerse de pie o andar durante largos períodos Y lo que era más peligroso: la criatura tenía dos sexos diferentes, no necesitaba a nadie más para seguir reproduciéndose en la tierra.

Entonces dijo Zeus, el supremo señor del Olimpo: “Tengo un plan para hacer que estos mortales pierdan su fuerza”. Y con un rayo, partió a la criatura en dos, y así creó al hombre y a la mujer. Eso aumentó mucho la población del mundo, y al mismo tiempo desorientó y debilitó a los que en él habitaban, porque ahora tenían que buscar su parte perdida, abrazarla de nuevo, y en ese abrazo recuperar la antigua fuerza.

Según Platón, las diversas formas de orientación sexual que existen se deben entender como el deseo a unirse con la parte que nos fue cortada. Pero, no queda claro como encajarían los bisexuales en esta descripción.

Esto nos aleja un poco de la cuestión principal, que es más del tipo biológico que mitológico. Imaginemos por un momento que para lograr la reproducción se necesitaran de tres individuos para el acto sexual… no, no tiene nada que ver con que una hembra y dos machos copulen, o cualquier combinación que se te ocurra. Es más bien la concepción que tres individuos diferentes de la misma especie fueran necesarios para engendrar. ¿Te imaginas cuáles serían las funciones de cada uno de estos integrantes?

Supongamos que además del individuo que se necesita para proveer el óvulo, y del que provee el espermatozoide, se requiriera de otro más que proveyera el ambiente ideal para permitir que los gametos sean fertilizados, algo así como un chaperón.

Aunque en realidad, la función del chaperón es el encargado de impedir que esto se lleve a cabo. Así que su función sería la opuesta, digamos que se trataría de un anti-chaperón. O lo que en química se denomina, un catalizador. Este miembro sería en encargado de poseer en su organismo las condiciones en las cuales la fertilización y el desarrollo del nuevo ser serían viables; ya que de no ser así, la gestación simplemente no sería posible.

Otra posible función que pudiese desarrollar el tercer miembro, sería la de suplir la tarea de la gestación, generalmente a cargo de la hembra de las especies. Pero ¿por qué habría la naturaleza de separar la función de proveer un suministro de óvulos de la tarea de desarrollarlos y llevarlos a buen término?
En el mundo real, hay especies que tiene precisamente esta división de funciones, como el caballito de mar o el pingüino, y la misma naturaleza no consideró necesario un tercer sexo para realizar tan importante misión. Es más, en la mayoría de las especies la gestación se desarrolla mejor en el cuerpo de la hembra porque es ahí en donde se encuentra a mejor resguardo.

Tal vez, un tercer sexo sería requerido si él mismo proveyera las condiciones biológicas diferentes a los otro dos y que fueran necesarias para la gestación. Sería por parte separada, la unidad – matriz que se encargara de que el nuevo individuo se desarrollase hasta valerse por sí mismo a partir de la fecundación.

Otra opción que pudiese requerir de un tercer sexo, sería la de contar con un verificador de errores genéticos. Es decir, un ser responsable de detectar y en su caso eliminar los errores que aparecieran en las nuevas generaciones. Permíteme explicártelo con una analogía: En los bancos en donde hay cajas de seguridad, existe una modalidad que protege su contenido hasta que se introducen dos llaves y se giran al mismo tiempo, de no ser así, la caja simplemente no se abre. Lo mismo ocurriría con este tercer ser; sería el responsable de analizar, comprobar y desechar o permitir la concepción. Si descubre que hay demasiados errores en el ADN, se daría a la tarea de interrumpir su desarrollo, y permitírselo únicamente a aquellos que no presentaran cambios o a los que presentaran muy pocos. A este último ejemplo hay que achacarle la función de ente verificador, pero para considerarse como un tercer sexo, sería necesario que no buscara ninguna relación con la hembra.

Si has visto la película Gattaca, la trama se desarrolla en base a este concepto; pero no depende de la evolución, sino a un desarrollo consciente del comportamiento humano el cual se le ha denominado “Transhumanista”, por lo que es posible pero no se requiere de un tercer sexo, sino de un laboratorio.

¿Pero por qué requeriría la naturaleza de algo así? Como he dicho antes, para detectar y corregir los errores. La naturaleza los comete muy frecuentemente, en cada individuo nuevo hay modificaciones, las cuales, en la mayoría de los casos no son dañinas y son las que permiten la evolución. Quizás si viviéramos en un entorno más hostil, en donde las radiaciones que nos llegasen de la atmósfera generaran demasiados cambios en los nuevos individuos que sería necesario de este tercer sexo para permitir que la especie no degenerara rápidamente. Insisto, se eliminarían a los que presentarán más defectos… no a todos. Algo similar a los que se les achaca a los espartanos al analizar a sus niños, desechando por un barranco a los que eran diferentes.

Dicho método no sería infalible, pero al menos eliminaría muchos de los errores que se le escapan a la naturaleza. Las especies tardarían más tiempo en evolucionar y se verían confinadas a ciertos periodos geológicos, o bien, tendrían que adaptarse a entornos hostiles para sobrevivir, como lo hacen los tiburones o los cocodrilos.

¿Cómo sería la sociedad humana si existieran estos tres sexos?

Las diferencias no sería apreciables a nivel biológico, sino cultural. En muchas sociedades humanas se han desarrollado pueblos que aceptan de buena gana la poligamia o los matriarcados, por lo que en caso de haber un tercer sexo, nuestro comportamiento variaría de acuerdo al número de individuos que hubiese de cada uno. Si uno de estos tres sexos fuera más escaso, seguramente sería cuidado y venerado de forma especial, tal y como se hace con las modelos de pasarela, los sacerdotes o los doctores.

Si hubiera un número por igual, veríamos sin problemas matrimonios con tres individuos en lugar de dos. El cuidado de los bebés sería una labor menos agobiante al contar con más manos para cambiar los pañales, y muy probablemente el desarrollo intelectual sería más elevado, ya que podría contar con más educadores directos.

Parece descabellado, pero no lo es tanto si consideramos que teniendo sólo dos sexos, un león puede mantener una docena de hembras a su servicio, a todas satisfacerlas sexualmente y todo por el simple hecho de ser el macho… Al haber tres… es muy probable que hubiese muchas menos mujeres insatisfechas.

viernes, 4 de diciembre de 2009

¿Por qué en la mayor parte de los países los taxis son amarillos?

A inicios de la década de los veinte, John Hertz (sí, el fundador de una célebre compañía de renta de automóviles) financió un estudio que se llevó a cabo en la Universidad de Chicago para determinar qué color del espectro cromático era más visible a la distancia. Los investigadores determinaron que ese color era el amarillo y Mr. Hertz hizo pintar todos los vehículos de su flotilla de esa tonalidad en especial.

De esta manera, comenzó toda una tradición vigente hasta la fecha en Estados Unidos y otros países que se extendió a los transportes escolares y muchas señalizaciones de tránsito, incluyendo las barras pintadas en el asfalto para indicar las zonas peatonales. Los taxis también eran amarillos en México, pero con la moda ecologista se pintaron de verde. Ahora están en un proceso de rediseño, cuyos colores no tienen fundamento científico alguno.

¿Cuántos árboles hacen falta para darle oxígeno a una persona?

Escuchamos día con día sobre la deforestación del amazonas y cómo este oxigeno del mundo no lo estamos acabando. También sabemos lo importante que es contar con árboles esparcidos por las áreas en las que nos desenvolvemos. Pero… ¿Alguna vez te has preguntado cuántos árboles hacen falta para que tu puedas gozar de tu ración diaria de oxigeno?

Por principio de cuentas, hay que determinar cuánto oxígeno consume un ser humano. La persona media necesita alrededor de 130 metros cúbicos de oxígeno al año. Todos los árboles producen y consumen este gas.

En lugares de vegetación exuberante, como las selvas tropicales, cada árbol genera en promedio unos 273 metros cúbicos de oxígeno al año. En los sitios áridos, en cambio, la producción es mucho menor; por ejemplo, un enebro del desierto genera apenas seis metros cúbicos. Así que se requieren 21 enebros para dar oxígeno a una persona, en tanto que un solo árbol de una selva tropical produce el suficiente para dos humanos.

Así que no se te pase agendar un día para plantar un árbol en una área deforestada. Y te dejo un dato curioso. La oxigenoterapia es una medida terapéutica que consiste en la administración de oxígeno a concentraciones mayores que las que se encuentran en aire del ambiente, con la intención de tratar o prevenir los síntomas y las manifestaciones de la hipoxia. El oxígeno utilizado en esta terapia es considerado un fármaco en forma gaseosa.

miércoles, 2 de diciembre de 2009

¿Por qué se rechazó el plan de Christopher Wren para reconstruir Londres?

"Si busca su monumento, vea a su alrededor", reza la traducción del epitafio de Christopher Wren en la catedral de San Pablo en Londres. Tras el gran incendio de 1666, Wren construyó una nueva catedral, más 51 de las 84 iglesias que el fuego había destruido. Pero éstos eran trabajos menores en comparación con los que hubiera querido hacer: recrear Londres de la nada. El 11 de septiembre de 1666, justo nueve días después del incendio, Wren presentó ante el rey Carlos II el proyecto para una nueva metrópoli.
Aunque el plan de Wren fue rechazado, 200 años después, cuando hubo una epidemia de cólera en Londres, expertos en salud afirmaron que si lo hubiera aceptado el rey Carlos II, se habría suprimido el laberinto de callejones sobrepoblados, y el índice de mortalidad se habría reducido en la tercera parte. Después de la muerte de Wren, acaecida en 1723, su hijo lamentó que se hubiera perdido la oportunidad de hacer de la ciudad de Londres "la mejor y más espaciosa para la salud y el comercio en toda Europa".

El plan de Wren sólo implicaba expansión. Todas las calles nuevas se ajustarían a una de tres anchuras: 27, 18 o 9 m. Desaparecerían los callejones estrechos, típicos del viejo Londres. Un gran muelle público abierto embellecería la ribera, entre la Torre y el Colegio de Abogados de Londres.

Su amplio alcance, más que nada, hizo del plan un imposible. Los cambios propuestos habrían sido muy costosos. En una época en que había familias sin hogar y muchos luchaban simplemente por sobrevivir, era vital la rápida reconstrucción de la ciudad.

El rey Carlos II tenía otras propuestas para elegir. John Evelyn le presentó un plan semejante al de Wren, en menor escala y más encaminado a preservar el carácter tradicional de Londres. El doctor Robert Hooke propuso un proyecto austero para convertir las calles de Londres en un dibujo reticular. Valentine Knight ideó un canal en forma de arco, que iría de Billingsgate a Fleet River. El Rey rechazó todas las propuestas.
Pese a todo, en 1675 se inició la reconstrucción de la catedral de San Pablo según el diseño de Wren. Se requirieron más de 86,000 toneladas de piedra y 500 de cascotes, mucho mármol, ladrillos, 750,000 libras esterlinas y 35 años para terminarla. Aunque no haya sido toda una ciudad, esta magnífica construcción es en verdad un monumento al genio de Wren.

Según las listas de mortalidad recopiladas después del gran incendio de Londres en 1666, sólo seis personas murieron a causa de la conflagración.